• El mes de Tamuz

    DSC01178El mes de Tamuz
    por Simja Raz

    Es el décimo mes del año según el cómputo de los meses desde la creación del mundo, y el cuarto mes según el cómputo desde el Éxodo de Egipto. Su signo es el de Cáncer.

    El nombre Tamuz es de origen asirio, “Damuzi”. En un calendario agrícola hebreo encontrado en las excavaciones arqueológicas de Guézer, este mes es llamado “el mes de Zamor”.

    En las Escrituras se lo menciona varias veces como “el mes cuarto”, pero el nombre de Tamuz sólo aparece como nombre de un ídolo asirio o babilonio (Ezequiel 8:14). Los judíos que retornaron del exilio de Babilonia introdujeron el uso del nombre Tamuz (en la versión de “Tamuzi”) como nombre del “mes cuarto”, y desde entonces suele ser mencionado así en la literatura rabínica.

    Cabe señalar que Tamuz era un ídolo babilonio, el dios del florecimiento y el despertar de la naturaleza en la primavera. Reinaba durante los tres meses de primavera: Nisán, Iar y Siván. En Tamuz, cuando las plantas agostan, Tamuz moría y todos los años las mujeres lloraban su muerte.

    En tiempos de Tamuz crece el calor estival: “El sol pasea para hacer madurar los frutos y conducirlos al estío” (Maséjet Pesajim 94).

    En Midrash Ialkut Shimoní (Jeremías 335) se dice: “Somos avergonzados porque hemos oído el reproche” (Jeremías 51:51); se refiere al 17 de Tamuz. “La confusión cubre nuestros rostros” (ibíd., ibíd.) se refiere a la destrucción del Primero y el Segundo Templos.

    Los días que van desde el 17 de Tamuz, llamado “el ayuno del mes cuarto”, hasta el 9 de Av, llamado “el ayuno del mes quinto”, constituyen un momento difícil para el pueblo judío y son llamados “los días de las angosturas”, tal como dice en el Libro de las Lamentaciones 1:3: “la alcanzan todos sus perseguidores entre las angosturas”. Estos días, en los que se minimizan las alegrías, son conocidos también como “las tres semanas de duelo”, tal como dice en Daniel 10:2-3: “En aquellos días yo, Daniel, guardaba duelo durante tres semanas. No comía pan delicioso, ni carne ni vino entraban en mi boca, ni me ponía ungüentos, así hasta que se cumplieron tres semanas”.

    Según el profeta Zejariá (Zacarías 8:19), “el ayuno del mes cuarto” habrá de convertirse en el futuro en un día de alegría, junto con otros tres ayunos bíblicos.

    Esto es lo que ha sucedido en el mes de Tamuz:

    1 de Tamuz de 5642 (1882):
    Fundación de Nes Tziona
    2 de Tamuz de 5680 (1920):
    Fundación del Keren Hayesod
    3 de Tamuz:
    En este día Iehoshúa hizo detener el sol y la luna, que no dejaron de iluminar durante treinta y seis horas para vengarse de los enemigos, tal como dice en Josué 10:12: “Entonces habló Iehoshúa a H’ el día en que H’ entregó a los amorreos ante los Hijos de Israel, y dijo ante la vista de Israel: Sol, detente en Guivón y tú, luna, en el valle de Aialón; y el sol se detuvo y la luna se quedó donde estaba, hasta que la nación se hubo vengado de sus enemigos”.
    5 de Tamuz:
    El ejército romano abrió una brecha en la fortaleza del Monte del Templo, después de arduos combates (en el año 70 e.c.)
    El rabino Iom Tov Heller, autor de Tosafot Iom Tov, fue condenado a muerte por el rey de Austria
    En 5736 (1976) en el marco de la Operación Iehonatán, Tzáhal liberó a los rehenes secuestrados por terroristas árabes en un avión de Air France, que estaba retenido en el aeropuerto de Entebbe, Uganda
    7 de Tamuz de 5702 (1942):
    Fundación de los batallones judíos en el ejército británico, durante la Segunda Guerra Mundial
    9 de Tamuz:
    El rey Nabucodonosor de Babilonia abrió por primera vez una brecha en la ciudad de Jerusalén, tal como dice en II Reyes 25:3: “Al día nueve del cuarto mes el hambre era aguda en la ciudad, al punto de que no había pan para la gente de la tierra, y se hizo una brecha en la ciudad”
    13 de Tamuz de 5666 (1906):
    Creación de la sociedad Ajuzat Báit, que posteriormente habría de fundar la ciudad de Tel Aviv
    15 de Tamuz de 5681 (1921):
    Llegada a Israel del primer Alto Comisionado británico, el judío Sir Herbert Samuel
    17 de Tamuz:
    Este día fue estipulado como ayuno por cinco sucesos que se produjeron en él: se rompieron las Tablas de la Ley; en tiempos del Segundo Templo, se anuló la ofrenda Tamid; Apostemo quemó la Torá; se introdujo una imagen en el Santuario; en tiempos del Segundo Templo, las legiones romanas comandadas por el malvado Tito abrieron una brecha en la muralla de Jerusalén (en el año 70)
    19 de Tamuz de 5642 (1882):
    Llegada de los primeros Biluim a Israel
    20 de Tamuz de 5664 (1904):
    Fallecimiento del Dr. Biniamín Zeev Herzl, visionario del Estado judío
    21 de Tamuz:
    Fallecimiento del poeta nacional Jaím Najmán Bialik (5694-1934)
    Creación en 5711 (1951), junto a la zona de Gaza, de Nájal Oz, la primera población de Nájal (Nóar Jalutz Lojem, Juventud Pionera Combatiente)
    27 de Tamuz de 4899 (1099):
    Los cruzados conquistaron Jerusalén
    28 de Tamuz de 5682 (1922):
    La asamblea de la Liga de las Naciones aprobó el Mandato Británico en la Tierra de Israel
    29 de Tamuz:
    Fallecimiento de Rabí Shlomó Itzjaki (Rashí), el gran comentarista de la Torá y de la Ley Oral (4865-1105)
    Fallecimiento de Zeev Jabotinsky (5700-1940)

    La personalidad del mes
    Zeev Jabotinsky (falleció el 29 de Tamuz de 5700-1940)

    Fue uno de los líderes destacados del sionismo, uno de los creadores de los “Batallones hebreos” durante la Primera Guerra Mundial, fundador del Movimiento Revisionista, escritor, poeta, traductor y orador.

    Nació en Odesa en 1880 y estudió derecho en Suiza y en Italia. En 1901 regresó a Rusia y se incorporó a la prensa local. Después de los disturbios de Kishinev (1903) se integró a la Organización Sionista y muy rápidamente se convirtió en uno de sus oradores más destacados. Promovió la educación nacional y la difusión de la lengua hebrea.

    En la Primera Guerra Mundial fue uno de los creadores de los batallones hebreos, que lucharon junto a los países aliados y contribuyeron a liberar la Tierra de Israel del dominio turco. Comandó la primera compañía que cruzó el río Jordán en la campaña de liberación.

    En 1920 creó en Jerusalén un grupo de autodefensa que en Pesaj logró la retirada de las masas árabes enardecidas. Por ello fue condenado a 15 años de trabajos forzados, pero a raíz de las protestas desatadas fue liberado al cabo de algunos meses, junto con los demás condenados.

    En 1922 fue miembro del Ejecutivo Sionista presidido por Haim Weizmann, pero un año después criticó a los líderes de la Organización Sionista que aceptaban la política británica en la Tierra de Israel y se retiró de la organización.

    En 1925 creó en París “Tzóhar”, la organización de los sionistas revisionistas para luchar en pro de un cambio de valores en las vías de acción sionista. También fue elegido titular del movimiento Betar, que había sido creado en Riga en 1923.

    En 1928 regresó a Israel en calidad de miembro de la redacción del periódico Dóar Haiom y como director de la compañía de seguros Iehudá.

    En 1930 los ingleses aprovecharon su viaje al exterior para no renovarle el pasaporte, y desde entonces no regresó a Israel.

    Su celo nacional y su rechazo de los lineamientos políticos de la dirigencia del ishuv lo llevaron finalmente a retirarse de la Organización Sionista (1935) y a crear la “Nueva Organización Sionista” (Hatzaj).

    En 1937, fue el comandante oficial de Etzel (Irgún Tzvaí Leumí), pero como estaba en la diáspora no pudo ejercer dicho cargo.

    Actuó para promover la creación de un ejército hebreo que tomara parte en la guerra contra Alemania, y en 1940 viajó con ese fin a los Estados Unidos, en donde murió a causa de un infarto.

    En su testamento pidió que sus restos fueran llevados a Israel por decreto oficial del primer ministro del estado judío. Su pedido fue cumplido en 1964 por el primer ministro Leví Eshkol, y sus restos fueron sepultados en el Monte Herzl de Jerusalén.

    El relato del mes
    Rabí Shlomó Itzjaki (Rashí), falleció el 29 de Tamuz de 4865 (1105)

    Rashí, el más excelso comentarista de la Biblia y el Talmud, uno de los más grandes eruditos y legisladores en materia de Halajá y experto en lengua hebrea, nació y murió en Troyes, al norte de Francia (1040-1105).

    Rabí Shlomó Itzjaki solía ponerse en contacto con los sabios más descollantes de su época y estudiar Torá con ellos. Según la tradición, deambuló por la diáspora tal como acostumbraban hacerlo muchos judíos justos y piadosos de Francia y Ashkenaz.

    La leyenda refiere que viajó también a Oriente, en donde conoció a un asceta y estudioso cristiano que deambulaba por diversos países, quien lo introdujo en discusiones sobre creencias y opiniones y quien se asombró al oír las sabias respuestas de ese estudioso judío. El asceta contrajo una grave enfermedad y Rashí, que también conocía las ciencias médicas, no se apartó de su cama y lo atendió como amigo y como médico hasta que sanó.

    Cuando el asceta sanó y Rashí fue a verlo para despedirse de él y proseguir su camino, éste quiso darle obsequios costosos, pero Rashí se rehusó a recibirlos y le dijo:

    -No me debes nada. Si bien nuestras religiones son diferentes, todos somos seres humanos, creados a imagen de D’s. Mi creencia me exige ayudar a cualquier persona en problemas. Sólo quiero pedirte una cosa: si algún judío necesitare tu ayuda, bríndasela tal como yo te di la mía en momentos difíciles.

    Al cabo de algunos años, cuando Rashí regresó de su deambular, pasó por la ciudad de Praga. Los años de exilio habían llegado a su fin y su nombre ya era famoso como gran comentarista de la Torá y el Talmud. La comunidad judía de Praga lo recibió con grandes honores, y todos salieron a darle una cálida y respetuosa bienvenida.

    El duque de Praga odiaba a los judíos y al ver los grandes honores que los judíos rendían a su huésped ordenó que engrillaran a Rashí y lo llevaran a su presencia.

    En casa del duque se encontraba en esos momentos un gran obispo, que hasta hacía unos años había sido un asceta errante y que había conocido a Rashí en su deambular por Oriente. Cuando Rashí se presentó ante el duque, el obispo lo reconoció, se puso de pie y lo abrazó con afecto y amistad. El asceta relató al duque cómo lo había atendido Rashí durante su enfermedad y el duque lo liberó.

    Mientras tanto, cuando los esbirros del duque apresaron a Rashí, los enemigos de Israel se sintieron fortalecidos, salieron a las calles y perpetraron desmanes contra los judíos. Cuando Rashí fue liberado, el duque reprimió los disturbios y los agitadores fueron castigados.

    La leyenda refiere que a partir de entonces, el duque se convirtió en filosemita y fue benévolo con los judíos de Praga.
    Agradecemos a la Division de Enlace del Keren Kayemet Leisrael por cedernos este material

    © Todos los derechos reservados
    Para artículos, observaciones o utilización
    del material dirigirse a:
    Keren Kayemet Leisrael
    División de Enlace

    Ahuva Bar Lev

    Editor: Rabino Yerahmiel Barylka

    Comments are closed.