• Yom Hashoa- El dia del Holocausto

    yom hashoa
    Material publicado originalmente en Internet por la Central Pedagógica de la Sojnut
    Yom Hashoa, el día del holocausto, es el día 27 de Nisan por decisión de la Kneset, el parlamento Israelí. El día fue elegido en conmemoración del levantamiento del Gueto de Varsovia.

    Cronología
    Cronología
    1933-34

    30 de Enero: Nombramiento de Adolf Hitler para el cargo de Canciller de Alemania.

    Marzo: Habilitación del primer campo de concentración en Alemania nazi: Dachau.

    9 de Marzo: Inicio de una ola de tropelías contra los judíos de Alemania: el partido nazi pasa a ser el único partido legal en Alemania.

    1 de Abril: En el diario “Jüdische Rundschau” de los judíos alemanes, se publicó el artículo “Portad el parche amarillo con orgullo”, que fue el primero de la serie “Digamos sí a nuestro judaísmo”. Estos títulos se convirtieron en el lema de la resistencia de la judeidad de Alemania.

    10 de Mayo: Incendio en público de los libros judíos y de autores adversarios al nazismo, en las ciudades de Alemania.

    14 de Julio: Ley que proscribe los partidos en Alemania: el partido nazi pasa a ser el único partido legal en Alemania.

    20 de Agosto: El Congreso Judío Americano proclama el boicot contra Alemania nazi.

    19 de Octubre: Alemania abandona la Liga de las Naciones.

    Del 30 de Junio al 2 de Julio de 1934: La “Noche de los cuchillos largos” . Terror criminal contra miembros de la SA.

    1935-36

    7 de Enero: Mussolini y Laval firman el pacto franco-italiano, en Roma.

    13 de Enero: Anexión de Sarre a Alemania.

    16 de Marzo: Reimplantación del servicio militar obligatorio en Alemania, pese a la prohibición del Tratado de Versailles.

    17 de Marzo: Entrada del ejército alemán a la región del Rin.

    30 de Junio: Huelga general de los judíos de Polonia, en protesta contra el antisemitismo.

    15 de Setiembre: Leyes de Nüremberg, promulgación de las leyes raciales fundamen­tales, contra los judíos.

    1937-38

    13 de Marzo: Anexión de Austria al tercer Reich.

    16 de Julio: Habilitación del campo de concentración en Buchenwald.

    25 de Noviembre: Firma de un pacto político y militar entre Alemania y Japón.

    13 de Marzo de 1938: Anexión de Austria al Tercer Reich.

    15 de Marzo de 1938: Asamblea multitudinaria contra el nazismo, organizada en Nueva York por el Consejo Unido de Boicot.

    29-30 de Septiembre: Conferencia de Münich, con la participación de Chamberlain, Daladier, Hitler y Mussolini. Anuencia de Inglaterra y Francia a la anexión de una parte de Checoslovaquia a Alemania.

    Octubre de 1938: Comienzo de la “arificación” de los bienes judíos de Alemania.

    28 de Octubre: Deportación de Alemania a Zbonczyn, en la frontera con Polonia, de más de 17.000 judíos de ciudadanía polaca.

    6 de Noviembre: Atentado de Herschl Grynspan contra Ernst von Rath, secretario de la embajada alemana en Francia.

    9-10 de Noviembre: Vandalismos durante la “Noche de Cristal” en Alemania y Austria. Arresto de 30.000 judíos, destrucción de 191 sinagogas y saqueo de 7.500 comercios.

    Diciembre 1938: Creación de la institución para la Inmigración “B” a la Tierra de Israel.

    1939

    15 de Marzo: Ocupación definitiva de Checoslovaquia, Creación del Protectorado de Bohemia-Moravia.

    18 de Abril: Legislación racial antijudía en Eslovaquia.

    23 de Agosto: Firma de un pacto entre la URSS y Alemania: el pacto Ribbentrop-Molotov.

    1 de Septiembre: Invasión del ejército alemán a Polonia, comienzo de la Segunda Guerra Mundial.

    3 de Septiembre: Inglaterra y Francia declaran la guerra a Alemania.

    17 de Septiembre: Invasión del Ejército Rojo a la parte oriental de Polonia.

    21 de Septiembre: Orden de Heidrich de habilitar ghettos y Judenrats en Polonia ocupada.

    Octubre: Comienza la movilización general en la colectividad hebrea de la Tierra de Israel: un total de 26.000 pobladores hebreos fueron reclutados por el ejército británico.

    10 de Octubre: Creación de la Gobernación General en la parte central de Polo­nia. Anexión de Polonia Occidental al Tercer Reich.

    Noviembre: El Dr. Manuel Ringelbum convoca una reunión con los representantes de los partidos clandestinos, en Varsovia, para debatir la prestación de ayuda a los judíos de Polonia.

    28 de Noviembre: Orden de Hans Frank, de crear el Judenrat en al Gobernación General. Creación del primer Ghetto en Polonia, en la ciudad de Pioterkov.

    1940

    Enero – Febrero: Comienzos de la actividad clandestina del Movimiento de la Juventud Judía en Polonia.

    9 de Abril: El ejército alemán domina Dinamarca y la parte meridional de Noruega. Ocupación de Copenhague y Oslo.

    27 de Abril: Orden de Himmler, de crear el Campo de Concentración de Auschwitz.

    10 de Mayo: Comienzo de la gran invasión del ejército alemán a Holanda, Bélgica y Francia.

    4 de Junio: Evacuación completa del ejército británico de Francia (Dunkerque).

    10 de Agosto: Leyes raciales antijudías en Rumania.

    17 de Agosto: Manifestaciones en masa de hambrientos, en el ghetto de Lodz.

    27 de Septiembre: Creación del Eje Berlín-Roma-Tokio.

    3 de Octubre: Leyes antijudías del gobierno de Vichy (statut des Juifs).

    15 de Noviembre: Clausura del Ghetto de Varsovia.

    20-24 de Noviembre: Adhesión de Hungría, Rumania y Eslovaquia al “Eje” Berlín­Roma-Tokio.

    Diciembre: El Dr. Enmanuel Ringelblum crea el Archivo secreto “Oneg Shabbat” en el ghetto de Varsovia.

    1941

    6 de Abril: Invasión del ejército alemán a Yugoslavia y Grecia

    2 de Mayo: Sublevación antibritánica en Irak encabezada por Raschi Alí, con el auspicio de Alemania Nazi.

    15 de Mayo: Ley de trabajos forzados contra los hombre judíos en Rumania.

    Junio: El gobierno de Vichy desconoce a los judíos de Africa del Norte, el derecho de ciudadanía francesa y les aplica numerosas restricciones.

    7-8 de Junio: Participación de unidades del Palmaj en la invasión de los aliados a Siria.

    22 de Junio: Ataque de Alemania a la URSS.

    2 de Julio: Vandalismo en Lewow, con la participación de nacionalistas ucranianos.

    12 de Julio: Firma de un pacto militar entre La URSS y Gran Bretaña.

    31 de Julio: Goering nombra a Heidrish para que se encargue de ejecutar el plan de “Solución Final”.

    10 de Octubre: Creación del ghetto de Teresienstadt, en Checoslovaquia.

    12 de Octubre: Los alemanes llegan a las puertas de Moscú. Evacuación parcial de la capital de la U.R.S.S.

    23 de Octubre: Asesinato de 19.000 judíos en Odesa.

    Diciembre: Organización clandestina de la juventud sionista en Francia, en el “Mouvement de Jeunnesse Sioniste”. Organización clandestina armada en el ghetto de Minsk. Partida del primer grupo armado judío a cumplir actividades de guerrilleros en la región.

    7 de Diciembre: Ataque japonés a Pearl Harbor.

    8 de Diciembre: Habilitación del campo de exterminio Chelmno, al lado de Lodz. Hasta abril de 1943 fueron exterminados allí 360.000 judíos.

    11 de Diciembre: El buque “Struma” parte de Rumania a la Tierra de Israel con 769 pasajeros (tropezó con una mina y se hundió el 12 de Febrero de 1942). Todos los pasajeros perecieron.

    Alemania e Italia declaran la guerra a los Estados Unidos de América.

    1942

    20 de Enero: Conferencia de Wannsee: trazado del plan para el exterminio de los 11.000.000 de judíos de Europa.

    21 de Enero: Creación de la Organización Unificada de Guerrilleros (PPO) en el ghetto de Vilna.

    Creación de la “Organización Antifacista ” en el ghetto de Kovno.

    Tuvia Bielsky crea la primera base de guerrilleros en los bosques de Nailibocki, en Rusia blanca Occidental.

    Marzo: Fundación de la organización de ayuda mutua de los judíos de Bélgica: “Comité de Defensa Juive”.

    1 de Marzo: Iniciación del exterminio en los crematorios de Sobibor. Hasta octubre de 1943 se exterminó allí a 250.000 judíos.

    17 de Marzo: Iniciación del exterminio en los crematorios de Belzec. Hasta fines de 1942 se exterminó allí a 600.000 judíos.

    26 de Marzo: Deportación de 60.000 judíos de Eslovaquia: una parte a Auschwitz y la otra Maidanek.

    Abril: Creación del Bloque Antifascista en el ghetto de Varsovia.

    1 de Junio: Inauguración del campo de exterminio en Treblinka. Hasta agosto de 1943 fueron exterminados allí 700.000 judíos.

    Implantación del signo distintivo a judíos de Holanda y Francia.

    28 de Junio: Los ejércitos de Alemania e Italia llegan a El Alamein. Peligro de ataque a la zona de Suez.

    Julio: Gizi Fleishman organiza en Eslovaquia la agrupación clandestina “Ayuda a los Judíos-Grupo de Trabajo” . Creación del Estado Mayor de los Guerrilleros judíos en la ciudad de Lyon, Francia.

    22 de Julio: Iniciación de la gran “Aktion” en el ghetto de Varsovia. Hasta el 13 de Septiembre, fueron deportados 300.000 judíos a Treblinka.

    22 de Julio: Resistencia armada durante la liquidación del ghetto de Neisweiss, en Rusia Blanca occidental.

    28 de Julio: Creación de la “Organización Combatiente Judía” (ZOB) en el Ghetto de Varsovia.

    9 de Agosto: Resistencia armada contra la liquidación del ghetto de Mir, en el Oeste de Rusia Blanca.

    10-29 de Agosto: “Aktion” en el ghetto de Lewow. 40.000 deportados a los campos de exterminio.

    12 de Agosto: Consultas entre Churchill y Stalin en Moscú.

    3 de Septiembre: Resistencia armada durante la liquidación del ghetto de Lahwa, en el Oeste de Rusia Blanca.

    23 de Septiembre: Resistencia armada durante la liquidación del ghetto de Tuczin, en Ucrania Occidental. Un grupo armado de Moshé Goldman sale del ghetto de Korcz, en Ucrania Occidental y emprende operaciones de guerrilla en la región.

    19 de Noviembre: Gran ofensiva del Ejercito Rojo en la región de Stalingrado.

    17 de Diciembre: Declaración de las naciones aliadas: los exterminadores del pueblo judío serán castigados.

    22 de Diciembre: Operaciones armadas de la “Organización Combatiente Judía” en las calles de Cracovia. Ataque a oficiales del ejército alemán.

    1943

    18-21 de Enero: Primera resistencia en el ghetto de Varsovia. Lucha en la calle bajo el comando de Mordejai Anilevich.

    5-12 de Febrero: Aktion en el ghetto de Bialistok. Mil judíos muertos; 10.000 son remitidos a Treblinka.

    19 de Abril: Conferencia de Bermudas: Los delegados de Estados Unidos y Gran Bretaña discuten qué métodos aplicar para salvar a las víctimas del Nazismo, pero sin resultados.

    Estallido del Levantamiento del Ghetto de Varsovia.

    19 de Abril – 16 de Mayo: Liquidación del Ghetto de Varsovia.

    Junio: Orden impartida por Himmler, para la liquidación final de los ghettos de Polonia y en los territorios de la Unión Soviética.

    25 de Junio: Resistencia armada de la “Organización Combatiente Judía” en el ghetto de Czentochow.

    24 de Julio: Revolución en Italia: Badoglio depone a Mussolini.

    2 de Agosto: Levantamiento en Treblinka.

    16 de Agosto: Levantamiento del Ghetto de Bialystok. Rebelión en el campamento de trabajo de Krichov, en el distrito de Lublín.

    20 de Septiembre: Ocupación alemana de Roma. El ejército alemán domina la mayor parte del territorio italiano.

    2 de Octubre: Orden de expulsar a los judíos de Dinamarca; gracias a la actividad de socorro del movimiento de resistencia dinamarqués, 9.000 judíos lograron huir a Suecia. Sólo 475 cayeron en manos de los alemanes.

    10 de Octubre: Lanzamiento de los primeros paracaidistas de la Tierra de Israel sobre el suelo de Rumania.

    28 de Noviembre: Conferencia de Teherán (entrevista de Roosvelt, Stalin, y Churchill).

    1944-45

    Enero: La resistencia clandestina judía en Budapest habilita una empresa para imprimir documentos falsificados con fines de socorro: hasta fines de ese año se proveyeron más de 10.000 documentos.

    19 de Marzo: Penetración del ejército alemán a Hungría.

    14 de Marzo: Partida de un grupo de paracaidistas de la Tierra de Israel a Yugoslavia, Hungría y Rumania.

    15 de Mayo: Comienzo de la deportación de los judíos de Hungría a Auschwitz. Hasta el 27 de Junio se remitió a ese lugar a 380.000 personas.

    6 deJunio: Invasión de los aliados a Normandia.

    20 de Julio: Tentativa infructuosa de un grupo de oficiales alemanes, contra la vida de Hitler.

    31 de Octubre: Traslado de 14.000 judíos de Eslovaquia a Auschwitz.

    1 de Noviembre: Partida de la brigada judía al frente de Italia.

    17 de Enero 1945: Evacuación de Auschwitz.

    Comienzo de la marcha de la muerte de los cautivos de Auschwitz.

    4-11 de Febrero: Conferencia de Yalta.

    30 de Abril: Suicidio de Hitler.

    8 de Mayo: Claudicación del Tercer Reich

    Las leyes de Nürenberg

    Uno de los hitos centrales en la política antisemita del régimen nazi fue la promulgación de las Leyes de ciudadanía del Reich del 15 de septiembre de 1935, y la Ley para la Protección de la Sangre Alemana y el Honor Alemán, conocidas como las Leyes de Nürenberg

    Traemos a continuación las partes centrales de las mismas:

    Leyes de Nürenberg sobre la ciudadanía del Reich

    Cap. 2

    1- Un ciudadano del Reich es un súbdito del Estado, de sangre alemana o de sangre parentesca, que demuestre por su conducta, su buena voluntad y su disposición a servir con lealtad al pueblo alemán y al Reich.

    2- La ciudadanía del Reich queda adquirida con el otorgamiento de un certificado de ciudadanía del Reich.

    3- En conformidad con la Ley, son los ciudadanos del Reich los únicos beneficiarios de plenos derechos políticos.

    Ley para la Protección de la Sangre Alemana y el Honor Alemán

    o Quedan prohibidos los casamientos entre judíos y súbditos del Estado de sangre alemana o de sangre parentesca. Serían considerados inválidos los casamientos contraídos en el extranjero para eludir la ley.

    o Quedan prohibidas las relaciones extra-maritales entre judíos y súbditos del Estado de sangre alemana o de sangre parentesca.

    o Los judíos no podrán emplear para trabajos del hogar a súbditos del Estado que tengan sangre alemana o una sangre semejante, menores de 45 años de edad.

    o (1) Se prohíbe a los judíos enarbolar la bandera del Reich y del Estado y portar los colores del Reich.

    o (2) Por el contrario, les está permitido usar los colores judíos. El otorgamiento de este permiso se encuentra bajo la protección del Estado.

    o (1) El trasgresor de la previsión del párrafo 1 será penado con encarcelamiento.

    o (2) La persona que transgreda la prohibición del párrafo 2 será penada con detención o encarcelamiento.

    o (3) El trasgresor de las instrucciones impartidas en los párrafos 3 y 4 será penado por encarcelamiento de hasta un año y una multa monetaria, o uno de estos dos castigos.

    o El Ministro del Interior promulga, en coordinación con el Lugarteniente del Führer y el Ministro de Justicia, las instrucciones administrativas y legislativas necesarias para la promulgación y plena vigencia de esta ley.

    o Esta ley entrará en vigencia un día después de su publicación, en tanto que el párrafo 3 entrará en vigencia el 1° de Enero de 1936.

    Nüremberg, 15 de Septiembre de 1935

    El Führer y Canciller del Reich Ministro del Interior

    Adolf Hitler Wilhelm Frick

    Ministro de Justicia Lugarteniente del Führer

    Dr. Franz Grtner Rudolf Hess

    El exterminio


    Exterminio

    Esta
    etapa, que tenía como meta por parte de los nazis de "solucionar el problema
    judío", comenzó cuando los alemanes invadieron la Unión Soviética y duró
    hasta el final de la guerra. Se desataron la persecución y la caza de judíos
    en todos los países ocupados o sometidos a la influencia nazi. Millones de judíos
    fueron fusilados en masa o asesinados en los campos de exterminio. Las
    operaciones criminales se cumplieron ordenada y metódicamente. En la primera
    etapa se excavaba una fosa grande, los nazis colocaban en fila a los judíos
    al borde de la fosa y una descarga de fuego los tumbaba dentro de ella.

    La
    reacción de los judíos a los designios de espanto dependía de dos factores importantes:
    en primer término, durante los años que precedieron al exterminio, los nazis
    debilitaron físicamente a los judíos, aplastaron su voluntad, los despojaron
    del sentimiento de honor humano, arrasaron las organizaciones judías independientes
    y los aislaron completamente del mundo exterior. El segundo factor residía en
    los métodos de engaño y de alucinación empleados, (que incluían la suministración
    de drogas a los prisioneros). Los rumores sobre el funcionamiento de campos
    letales no surtían efecto, se los oía con recelo, la lógica y la mente humana
    no admitían una posibilidad tan horrenda.
     

    En
    la segunda etapa, los judíos fueron transportados a los confines de Polonia
    desde todo el territorio europeo hacia: Chelmno, Belzec, Sobibor, Treblinka,
    Maidanek. Los judíos llevados a esos lugares en grandes contingentes fueron
    asesinados casi en su totalidad.

    Sólo
    quedaron con vida un número reducido de los cautivos a los que se encomendaba
    la tarea de prestar servicios a las instalaciones de los campos y de reunir
    los objetos de valor, las ropas que traían los condenados. La mayor parte de
    los judíos fueron aniquilados en dos centros de grandes dimensiones donde funcionaban
    tanto campos de concentración como campos de exterminio: Maidanek y Aushwitz:
    allí los cautivos eran sometidos a una selección por los hombres de la SS, la
    mayoría eran destinados enseguida a la muerte por gasificación. Sólo un pequeño
    porcentaje era puesto a trabajar en el campo, pero también se les mataba apenas
    declinaban su fuerza.

    Resistencia

    RESISTENCIA
    Y LUCHA  




     

    La
    resistencia judía se cumplió en tres planos:

    1-
    Las rebeliones armadas en los ghettos y en los campos de concentración.

    2-
    La lucha y el traslado de los judíos de las aldeas y de los ghettos a los
    bosques, para que se plieguen a la lucha de los guerrilleros-partizanos.

    3-
    La ocultación de judíos individuales en escondites diversos, la salvación
    de grupos y la salvación de niños.

    La
    rebelión del ghetto de Varsovia fue un levantamiento popular judío contra
    el régimen y sirvió de ejemplo y bandera a las otras concentraciones judías
    en los ghettos y en los campamentos. Esta rebelión fue la primera resistencia
    armada en toda la Europa ocupada.

    Un
    factor de mucha importancia fue el sentimiento personal y la situación de
    los judíos. Los combatientes judíos no abrigaban ninguna esperanza de vencer
    ni de salvarse por medio del combate. La lucha que emprendieron era ante todo
    un acto de sublimidad humana y nacional.

    Los
    judíos desempeñaron un papel notable guerra de guerrillas y en
    los
    movimientos de resistencia clandestinos en algunos países de Europa, también
    cumplieron operaciones de salvación de niños y cruces de fronteras.

    Cabe
    destacar otro aspecto de la participación del pueblo judío todo en la lucha
    contra el nazismo, y es el hecho que miles de jóvenes judíos se hayan enrolado
    en los ejércitos aliados a fin de combatir al nazismo, destacándose entre
    ellos los jóvenes de Eretz Israel a través de su participación en el ejército
    británico.

    Sin
    embargo la lucha por la supervivencia, no se caracterizó únicamente por
    la
    lucha armada, la insistencia en la vida, en el mantenimiento de las estructuras
    comunitarias, las escuelas, la vida cultural y especialmente las instituciones
    de ayuda
    mutua, el reparto de alimentos y de medicinas, etc. Fueron una manifestación
    constante de la resistencia judía frente al enemigo. Ante el designio de exterminio
    por parte de los nazis, el pueblo judío demostró su ferviente y profundo deseo
    de VIVIR.

    La
    formación de los movimientos clandestinos

    En
    el proceso de organización de los movimientos clandestinos combatientes gravitaron,
    decisivamente, los movimientos juveniles (especialmente los sionistas). Durante
    la Guerra y la conquista de Polonia, huyó la mayor parte de los dirigentes
    reconocidos en el plano comunitario y partidario e incluso en el de los movimientos
    juveniles. Sin embargo en estos surgió bien pronto la exigencia de renovar
    la actividad y consecuentemente, "la necesidad de que sus hombres retornen
    a fin de actuar en la clandestinidad dentro del territorio ocupado por los
    nazis”. Hay que prestar atención al hecho de que en aquel momento, el concepto
    de la acción clandestina no significaba acción armada, sino una actividad
    ilegal destinada a mantener la existencia de los marcos del movimiento y a
    estimular los ánimos. Así fue que retornaron a los territorios ocupados por
    los nazis en Polonia muchos de los dirigentes de los movimientos juveniles
    sionistas socialistas, entre ellos ltzjak ("Antek") Zuckerman y
    Tzivia Lubetkin del movimiento "Dror"[1]
    y  Mordejai Anielewicz del "Hashomer
    Hatzair". Los movimientos juveniles, impulsados por sus líderes, se asimilaron
    con relativa rapidez a la nueva situación y comenzaron a actuar en marcos
    clandestinos. La ideología como columna vertebral, el pathos social cultivado
    en la mayor parte de estos movimientos juveniles, el compañerismo y el entusiasmo:
    todos estos factores constituyeron elementos de peso en el mantenimiento y
    fortalecimiento de dichas agrupaciones.

    Esta
    recuperación de los movimientos juveniles resaltaba en comparación con la
    parálisis que hizo presa de los otros movimientos políticos y comunitarios
    por la huída de sus dirigentes. Partidos políticos judíos de gran influencia
    y frondosa actividad en la vida previa a la ocupación, como el "Bund",
    "Agudat Israel" y los partidos sionistas, redujeron su actividad
    al mínimo: los portavoces partidarios dejaron de aparecer, los centros sociales
    se clausuraron y casi no se realizaban asambleas (entre otros motivos, por
    la prohibición de las autoridades).

    El
    desarrollo de los acontecimientos en Varsovia

    En
    la etapa que antecedió a la aniquilación, los movimientos juveniles que operaban
    en la clandestinidad se ocupaban especialmente de actividades educativas y
    no de preparativos para una rebelión armada. Suponían que debían prepararse
    para el período que sobreviniese después de la liberación, 
    porque entonces el pueblo judío requeriría de su joven generación,
    firme y entera en cuerpo y alma. La actividad clandestina en aquel entonces
    incluía, entre otros temas, los siguientes:           


    Organización de centros sociales clandestinos destinados a albergar círculos
    de estudio y talleres de literatura.   


    Organización de grupos para el trabajo agrícola, para la capacitación agrícola
    ("hajsharot") y "kibutzim"[2]
    urbanos. Estos se ocupaban de trabajos fuera de Varsovia, suministrando alimento
    y bebida a los más famélicos.     


    Cuidado de la juventud abandonada en el ghetto y lucha contra actos de delincuencia
    y pillaje.           


    Publicación y difusión de prensa ilegal; en un primer momento para el uso
    interno de los movimientos y más adelante, para el público general.

    Los
    intentos esporádicos de preparación en el plano militar en esta época provenían
    más que nada de la sensación general de peligro que el nazismo despertaba
    en los judíos como en todo el mundo, y no de una expectativa previa a un operativo
    de liquidación física absoluta del pueblo judío.

    Los
    objetivos de los movimientos clandestinos y sus marcos internos cambiaron
    a fines de 1941 y comienzos de 1942, cuando llegaron las primeras noticias
    sobre el exterminio desde Vilna. Junto con las noticias llegaron los análisis
    que había efectuado en Vilna, entre otros, Abba Kovner a comienzos de 1942,
    cuya conclusión era que los alemanes se preparaban para la exterminación total
    de los judíos. Estas noticias causaron una honda impresión entre los dirigentes
    de la clandestinidad en Varsovia; ltzjak ("Antek") Zuckerman dijo
    respecto a aquellos días.

    "Todo
    el trabajo de educación que aspiraba a mantener la condición humana de la
    joven generación y despertar en ella el espíritu de combate, carecía de sentido
    en aquellos días, a menos que se levantase a su lado y gracias a esa tarea
    una fuerza judía armada de autodefensa."

    El
    desarrollo de los acontecimientos, provocó un cambio de actitudes y la decisión
    de crear una organización armada. Del estudio de la historia del ghetto de
    Varsovia se desprende que en el comienzo, los distintos movimientos se organizaron
    para la defensa sobre una base separada (el "Bund" fue el primero
    en establecer una "organización combatiente", si bien carente de
    armamentos, y los otros movimientos sólo comenzaron a tratar de conseguir
    armas). Pero las circunstancias, agravadas constantemente, obligaron a los
    distintos organismos a llegar a un acuerdo. Tres motivos llevaron a esta resolución:

    a)
    Todos sentían que la actividad conjunta facilitaría los intentos para conseguir
    armas.

    b)
    De Vilna llegaban noticias sobre el establecimiento de una organización unificada.

    c)
    Del campo de exterminio Chelmno, que comenzó a actuar en diciembre de 1941,
    llegaron en enero de 1942 las primeras noticias sobre el asesinato metódico
    y masivo que allí se llevaba a cabo.

    Durante
    el mes de febrero de 1942 se verificó un primer intento de crear una organización
    judía combatiente general. Los representantes de los diversos movimientos
    políticos y del movimiento juvenil "Hejalutz"[3]
    se encontraron, pero por la oposición del "Bund" a organizarse sobre
    una base judía separada, el esfuerzo fracasó. Simultáneamente comenzaron negociaciones
    con el Partido Comunista Polaco (PPR). Finalmente se acordó la fundación de
    un "Bloque Anti -Fascista",
    en el que participaban los partidos y movimientos juveniles sionistas socialistas.
    Se recurrió a los comunistas porque en la organización clandestina nacional
    polaca (La Armia Krajowa – el "Frente Patriótico") había muy fuertes
    elementos antisemitas. Además existía la esperanza de que la adhesión con
    una fuerza exterior potente facilitaría la obtención de armas. El "Bloque
    Anti-Fascista" no registró verdaderos logros (o sea, acumulación de armas
    y entrenamiento de combatientes) y su principal importancia radica en haber
    conseguido la unificación de las filas. Dejó de existir en junio de 1942,
    aunque jamás fue desmantelado oficialmente.

    El
    28 de julio de 1942, una semana después del comienzo de la "gran acción"
    alemana, en el transcurso de la cual fueron deportados la mayor parte de los
    judíos de Varsovia a Treblinka, se creó la "Organización Combatiente
    Judía"[4].
    La OCJ fue formada por los  representantes
    de tres movimientos "jalutzianos". "Dror", "Hashomer
    Hatzair" y ”Akiba". Los fundadores sabían bien que esta vez la
    misión era oposición por la fuerza al
    operativo de deportación, que constituía parte de un plan de asesinato amplio
    y quizás total. Sin embargo carecían de todo plan de acción claro para llevar
    a la práctica la voluntad de presentar lucha armada. A fines de octubre de
    1942, la organización se amplió con el ingreso de nuevas fuerzas políticas,
    incluyendo al "Bund"; fuera de la OJC quedaron únicamente los revisionistas
    (no existía un movimiento religioso que bregase por la lucha armada), quienes
    crearon su propia organización de lucha, la Liga Militar Judía[5].

    El
    desarrollo de los acontecimientos en Vilna

    Vilna
    fue conquistada por los alemanes en julio de 1941. Hasta fines del mismo año
    fue asesinado el 75 por ciento de los judíos que vivían en la ciudad, quedando
    menos de 20.000 personas. Los sobrevivientes gozaron de una relativa tranquilidad
    hasta la eliminación final del ghetto, en el verano de 1943.

    La
    organización clandestina en Vilna se inició al término de las acciones alemanas
    de 1941, cuando en el ghetto ya existía información sobre el destino de los
    deportados a Ponar y sobre los asesinatos cometidos por los alemanes en el
    resto de Lituania y Bielorusia.

    Los
    movimientos juveniles, aunque muchos de sus miembros habían muerto, lograron
    mantener un núcleo de activistas, en parte legales (gracias a sus permisos
    de trabajo) y en parte ilegales. No cabe duda de que fue el espíritu especial
    que cundía en las agrupaciones juveniles el principal móvil que posibilitó
    la continuación de su actividad, en tanto el resto de las organizaciones se
    derrumbaban. Había grandes dudas en torno al interrogante si los asesinatos
    eran una cuestión
    local
    (cabe
    recordar que Vilna fue uno de los primeros lugares en donde se practicaron
    más asesinatos). Acerca de aquél período (diciembre de 1941), dijo por ejemplo,
    Mordejai Tenenbaum – Tamaroff,  el
    dirigente de "Dror’", que "todavía no sabíamos que aquél iba
    a ser el destino de todo el judaísmo polaco. Buscábamos el motivo de la actitud
    de las autoridades en su relación con los lituanos". En cambio, Abba
    Kovner sentía que "Ponar no constituye un episodio aislado… Se trata
    de un método total". La pregunta era si se podía huir a otro lugar, más
    tranquilo, o no había escapatoria y era necesario reaccionar con mano armada.
    Así fue como en la reunión de los miembros del "Hashomer Hatzair"
    en diciembre de 1941, en la que se trató del establecimiento de una organización
    combatiente, se discutieron los métodos que debían utilizarse. Mientras que
    Abba Kovner afirmaba que la rebelión y la defensa armada constituyen "la
    única salida, una salida de honor para nuestro pueblo", otro participante
    respondía que, en caso de que Kovner estuviese errado y el propósito de los
    alemanes no fuese el asesinato total y absoluto de los judíos, había que tener
    en cuenta la política alemana de la "responsabilidad colectiva"
    de todos los judíos del ghetto.

    En
    la noche del primero de enero de 1942 se llevó a cabo la primera reunión clandestina
    conjunta de los miembros de los movimientos "jalutzianos". En su
    transcurso, Abba Kovner leyó ante los presentes la siguiente proclama:

    "No
    dejemos que nos lleven como bestias al matadero!”

    ¡Juventud
    Judía! No confíes en los que te engañan. De los ochenta mil judíos

    de
    la "Jerusalem de Lituania” han sobrevivido tan sólo veinte mil. Ante
    nuestros propios ojos nos arrancaron a nuestros padres y a nuestras hermanas.

    ¿Donde
    están los centenares de hombres que fueron secuestrados para trabajo forzados
    por los "raptores" lituanos?

    ¿Donde
    están las mujeres desnudas y los niños que fueron arrancados en la terrible
    noche de la provocación?

    ¿Donde
    están los judíos del Día de la Expiación?

     ¿Donde
    están nuestros hermanos del segundo ghetto?

    Todos
    los que salieron del ghetto no han vuelto.

    Todos
    los caminos de la Gestapo conducen a Ponar.

     ¡Y
    Ponar es la muerte!

    ¡A
    todos los vacilantes: desechen toda ilusión. Sus hijos, sus esposas, sus mujeres
    ya no están. Ponar no es un campo de trabajo. Todos fueron asesinados allí.

    Hitler
    se propone aniquilar a todos los judíos de Europa. Los judíos de Lituania
    fueron elegidos como los primeros.

    ¡No
    dejemos que nos arrastren como bestias al matadero!

    Es
    cierto: somos débiles e indefensos, pero la única respuesta al enemigo es
    la oposición.

    ¡Hermanos!
    Es mejor morir como combatientes libres que vivir a merced de los enemigos.

    ¡A
    la defensa! ¡Hasta el último hálito de vida!

    Primero
    de Enero 1942, Ghetto de Vilna
     

    volver
    al índice



    [1]
    Dror
    – Movimiento juvenil jalutziano sionista socialista. Actualmente afiliado
    al movimiento del Kibutz Hameujad.

    < id="ftn2" style="mso-element: footnote">

    [2]
    En los movimientos juveniles jalutzianos (pioneros), las células o grupos
    de miembros se solían denominar “kibutzim”, reflejando la identificación
    con el movimiento sionista pionero en Eretz Israel. Junto a las tareas sociales
    y educativas, estos “kibutzim” desarrollaron tareas agrícolas y proveían
    a sus miembros de alimentos. Algunos de estos ”kibutzim”contaban con varios
    cientos de miembros.

    < id="ftn3" style="mso-element: footnote">

    [3]
    Hejalutz
    – (EI pionero) Organización de jóvenes judíos cuyo objetivo era prepararse
    para la colonización pionera en Eretz Israel. Sus orígenes se sitúan en
    Rusia después de los pogroms de 1881. Hasta el comienzo de la Segunda Guerra
    Mundial, reunía en sus filas unos 100.000 jóvenes. Después de la guerra
    dejó de existir y sus actividades, así como la de los movimientos sionistas
    juveniles, se realizan con los auspicios del departamento de juventud de
    la Organización Sionista Mundial.

    < id="ftn4" style="mso-element: footnote">

    [4]
    Organización Combatiente Judía – (Zydowka Organizacja Bojowa – ZOB) Fue
    fundada en la sede del movimiento “Dror – Hejalutz” de la calle Dzielna
    del ghetto de Varsovia. Sus dirigentes fueron Shmuel Breslaw, Itzjak Zuckerman,
    Tzivia Lubetkin, Mordejai Tenenbaum y Iosef Kaplan. Desde octubre de ese
    año (1942), con la consolidación de la OCJ, su comandante fue Mordejai Anielewickz.

    [5]
    Liga Militar
    Judía
     
    (Zydowski Zwiazek Wojskowy – ZZW) Fundado por miembros de “Betar”. Aparentemente
    fue formada en septiembre de 1942. Según diversas fuentes contaba con 150-300
    miembros.

    Persecuciones

     

    Política
    anti-judía y persecusiones

     

    El
    30 de enero de 1933 Hitler asumió el gobierno de Alemania, de acuerdo al resultado
    de las elecciones. El antisemitismo se convirtió en la política oficial del
    gobierno y del partido mandatario en el Tercer Reich.

    La
    ola de arrestos que se desató en Alemania durante los primeros meses tras
    la llegada de los nazis al poder azotó a numerosos judíos. A raíz de la política
    antisemita y de la tropelías vandálicas "legales", los judíos fortalecieron
    su unidad interna y se organizaron para afrontar la emergencia. Una actividad
    de vastas proyecciones se cumplió para organizar contingentes de niños y jóvenes
    dentro de los marcos de "Aliat Hanoar" y de la preparación jalutziana.
    La mayoría de los judíos veló por su dignidad personal, y más de la mitad
    de la comunidad judía alemana emigró de Alemania durante el período 1933-1938.

    Cabe
    recordar que la judeidad alemana no se parecía, ni por sus dimensiones (500.000
    judíos), ni por su carácter a la de Europa Oriental. Después de 100 años de
    lucha por la emancipación, los judíos alemanes consiguieron la igualdad de
    derechos; diversos sectores de los judíos de Alemania se integraron cultural,
    social y económicamente en todos los ámbitos de la nación alemana y se consideraron
    alemanes en el pleno sentido del término; sólo la barrera religiosa separaba
    al judío del alemán.

    Las
    leyes de Nürenberg, y los reglamentos para su aplicación práctica fueron publicadas
    en Septiembre de 1935. Esas leyes tuvieron derivaciones de largo alcance,
    pues los judíos se vieron sin defensa legal, fueron apartados de sus lugares
    de trabajo y por último se los despojó de sus propiedades. En
    la aplicación práctica a veces se desataban olas de instigaciones, de terror
    y de legislación antijudía; otras veces, transcurrían períodos de moderación,
    así crecían las ilusiones de los judíos y renacían las esperanzas vanas de
    una presunta moderación. 1938 fue el "año decisivo" (así lo llaman
    los documentos alemanes) en cuanto a los judíos. Se multiplicaron las demoliciones
    de sinagogas, los arrestos en masa, la destrucción y saqueo de comercios judíos,
    el registro de la propiedad judía a fin de expropiarla. Teniendo su clímax
    en la conocida "Noche de los Cristales" (Noviembre de 1938) donde
    fueron simultáneamente atacadas e incendiadas todas las sinagogas de Alemania.

    volver
    al índice

    El confinamiento

     

    El
    Confinamiento   

    Al
    estallar la Segunda Guerra Mundial -1° de Septiembre de 1939- se inició
    una nueva etapa en la política y en los métodos nazis con respecto a los
    judíos. Los nazis se apoderaron de Polonia, un
    país
    donde residían aproximadamente 3 millones de judíos. Los nazis discriminaron
    entre los judíos y el resto de la población. Obligaban a los judíos a llevar
    distintivos agraviantes especiales, los reunían en lugares especiales y
    los confinaban en ghettos. Una serie de ordenanzas cercenaba las fuentes
    de sustento judías y apartaba a los judíos de la vida económica. Debido
    a la alta densidad de población, al hambre y a las epidemias, el índice
    de mortandad era sumamente elevado, para el año 1941 (un año después del
    establecimiento del ghetto de Varsovia) habían muerto en el ghetto de Varsovia
    40.000 judíos a causa del hambre y las enfermedades, aproximadamente el
    9% de los habitantes de Ghetto.

    A
    fines de 1939 se impartió una orden a los comandantes de la policía y de la
    SS, en los territorios conquistados de Polonia, sobre cómo conducirse y cuales
    procedimientos aplicar con relación a los judíos. En esa orden se señaló que
    los judíos residentes en localidades pequeñas debían ser transferidos a ghettos
    y que en cada ghetto se formaría un Consejo de Judíos, Judenrat, cuyo cometido
    sería llevar a la práctica las instrucciones de las autoridades alemanas.

     

    Los
    dirigentes del Judenrat, tuvieron muchos problemas, ya que al ser judíos, aunque
    tenían que poner en práctica las ordenes nazis, no lo querían hacer, a veces
    recaía sobre ellos el tener que decidir quienes serían deportados a los campos
    y quienes quedarían en el ghetto. Era un conflicto moral insostenible para estos
    líderes, algunos de ellos optaron finalmente por suicidarse.
     

    En
    Polonia se empezaron a erigir los ghettos. Un año más tarde, los judíos bajo
    la dominación alemana ya estaban confinados en ellos. El primero de los ghettos
    grandes (vallado herméticamente) fue establecido en la ciudad de Lodz; el más
    grande de los ghettos se fundó en la ciudad de Varsovia en 1940 , allí residieron
    hasta 1943, 500.000 judíos, en un lugar donde previamente habitaban 45.000 personas!!

    Estos
    tuvieron varias disposiciones represivas, entre las cuales se cuentan:

    1-Distintivo
    judío especial.

    2-
    Implantación de trabajo coercitivo para la población judía.


    3-Despojo de los bienes judíos y la expulsión de las masas judías de sus fuentes
    de sustento.

    4-
    Deportación a los campos de concentración y de exterminio.

    Los
    judíos sufrían de hambre y de enfermedades. Se les asignaba raciones miserables,
    mucho más reducidas que las recibidas por la población polaca cristiana. Estos
    factores propagaron enfermedades endémicas en las grandes concentraciones de
    gente.

    Los
    partidos políticos en la clandestinidad, sobre todo los movimientos juveniles,
    reanudaron su actividad. Publicaron periódicos en secreto, lo que era muy importante
    pues en las zonas ocupadas no había ningún diario libre y a los judíos se les
    prohibió sintonizar la radio.

    Funcionaron
    también instituciones judías de asistencia social para una obra de grandes dimensiones:
    fomentar la ayuda mutua y la reconstrucción. Recaudaban medios en el extranjero
    y en los territorios ocupados. Estos organismos funcionaban en la clandestinidad.


    Los
    territorios ocupados por los nazis estaban desligados casi por completo del
    mundo libre. Las comunidades y las organizaciones internacionales judías tropezaron
    con dificultades particulares al querer entablar algún vínculo con los judíos
    confinados, prestarles ayuda material y contribuir luego a su salvación. Con
    el correr del tiempo se acentuó la separación entre los judíos de los países
    ocupados y el pueblo en los países libres.

    El levantamiento del Guetto de Varsovia
    Nuevos Enfoques acerca de la Resistencia Judía contra el Nazismo
    Dr. Yossi Goldstein

    Sesenta años han transcurrido desde el levantamiento del Ghetto de Varsovia y el debate en torno al concepto de resistencia aún no ha sido agotado. Durante décadas se subordinó la historiografía a enfoques apologéticos o ligados a objetivos ajenos a la investigación científica tales como el impacto de la resistencia en la identidad judía o la necesidad de supeditar su análisis a corrientes sionistas que buscaban la acentuación de la lucha armada.

    Historiadores como H. Michel o R. Hilberg pusieron hincapié en la oposición activa o rebelión armada como condición previa para determinar la “única forma legítima” de resistencia. Aún en Israel historiadores como Israel Gutman optaron hasta los años 90 del siglo pasado por asociar el concepto de resistencia con el heroísmo y la lucha armada. Gutman, sobreviviente del Ghetto de Varsovia y uno de sus combatientes en el levantamiento armado, profundizó esta asociación y la convirtió en una simbiosis natural, por ejemplo en su libro sobre “Heroísmo Judío durante la Segunda Guerra Mundial” (Ed. Aurora). No obstante, ya en esos años tomó conciencia del profundo debate en torno al concepto y como editor principal de la “Enciclopedia del Holocausto” (Yad-Vashem y Sifriat Poalim, 1990), aceptó las definiciones de Sh. Krakowski y R. Rossette de Resistencia: “Oposición activa o programada a los nazis y sus colaboradores, por parte de individuos o grupos judíos, toda actividad destinada a contrarrestar el proceso de deshumanización destinado a masacrar a los judíos”. Aún así la resistencia armada y organizada fue definida como el punto máximo de este proceso y el debate en torno al concepto continuó asociándose a la lucha armada. La denominada “Resistencia espiritual” recibe en este contexto un valor secundario o una referencia muy acotada y parcial.

    I. Gutman perpetuó este enfoque en sus textos escolares destinados a estudiantes de escuelas secundarias de Israel, como ser “Shoá y Memoria” (Centro Shazar y Yad-Vashem, 1999), en el cual se menciona sólo superficialmente el concepto de “Santificación de la vida” o “Kidush HaJaim” en los ghettos o el fenómeno de auto-ayuda y solidaridad como una de las formas de supervivencia. Gutman deja muy en claro que este fenómeno no representa una forma de resistencia sino tan sólo un elemento que contribuyó a perpetuar la vida. El capítulo dedicado a la resistencia judía contra los nazis está totalmente dedicado a las rebeliones armadas o la organización de movimientos clandestinos sea en ghettos, campos o bosques (lucha partisana).

    Y. Arad, historiador israelí y durante muchos años figura clave del Instituto Yad-Vashem de Jerusalem, contribuyó en sus investigaciones a la modificación del concepto de resistencia (“La Resistencia armada judía en la Europa Oriental”, en D. Bankier, 1986). Su visión de las formas de resistencia abarcó los siguientes fenómenos, a saber: alzamientos armados en ghettos y campos, guerra de guerrillas, resistencia activa de individuos y grupos, actividades clandestinas de partidos políticos, movimientos juveniles y organizaciones judías, lucha por la supervivencia a través de la fuga, vida clandestina y contrabando de alimentos, conservación de la dignidad humana a través de actividades educativas y religiosas y de resistencia pasiva.

    Sin duda, el historiador israelí Yehuda Bauer fue un promotor central de los nuevos enfoques de resistencia judía desde fines de la década del 70 del siglo pasado (“Formas de Resistencia Judía durante el Holocausto”, en D. Bankier, 1986). En el contexto de su teoría de “impotencia judía” frente al Nazismo, Bauer definió a la resistencia judía como “cualquier acción grupal conscientemente asumida, en oposición a leyes conocidas o supuestas, a acciones o intenciones dirigidas contra los judíos por parte de los alemanes y de quienes los apoyaban”. Para Bauer la resistencia abarcó tanto la lucha armada como la lucha desarmada, considerando la escasez de armamento y la falta de apoyo civil a todo intento de levantamiento armado judío.

    Según Dan Michman (Curso de la Universidad Abierta de Israel, Unidad 6, 1987) el concepto de resistencia judía debe ser amplio, abarcando tanto las formas activas (en hebreo “Hitnagdut”) como todo intento de sobreponerse de cualquier forma (en hebreo “Amidá” o mantenerse erguido y de pié). La resistencia requiere consciencia y no una mera reacción por inercia y sus formas son tan variadas como lo es la vida humana en sociedad: enconómica, social de ayuda mutua, organizativa, cultural, religiosa, de escondite y fuga, y armada en todas sus variantes. El esfuerzo de Michman por sintetizar todas estas formas tuvo como motivación el rechazo al concepto de pasividad judía resumido en la frase “como ovejas al matadero”. Lo importante y rescatable fue la voluntad de resistir y la conciencia de que se ejerció una oposición clara a los designios genocidas del nazismo.

    Desde una perspectiva educativa el debate en torno al concepto de resistencia es significativo, ya que refleja una confrontación de imágenes acerca del activismo judío en la historia y las formas de reacción ante la opresión o el genocidio desde un punto de vista comparativo. Ello está directamente conectado al dilema de universalismo versus particularismo, en este sentido se puede argumentar que la óptica particularista de la Shoá tiende a acentuar los aspectos heroicos y a rescatar la lucha armada como la verdadera expresión de resistencia judía, mientras que una perspectiva universalista optará por resaltar los factores atenuantes como ser la falta de poder o la escasez de recursos para comprar armas, y a ponderar las diversas reacciones humanas en oposición a la amenaza nazi, partiendo de situaciones individuales.

    A sesenta años del levantamiento del Ghetto de Varsovia y en una era de globalización que tiende a acentuar el pluralismo o multi-culturalismo, no resulta adecuado imponer restricciones o limitaciones al uso del concepto de resistencia o a privilegiar sólo los aspectos activos de la misma. Las nuevas visiones del fenómeno deben ser inclusivas y no exclusivas, partiendo de una definición conceptual amplia, sin renunciar a un mínimo denominador común como lo indican los enfoques de Arad, Michman y Bauer. Sería conveniente retornar a las concepciones fundamentales vertidas por el educador Haim Kaplan en su diario el 10 de marzo de 1940,antes de que se formalice la construcción del Ghetto de Varsovia: “El judaísmo y el nazismo son dos actitudes incompatibles frente al mundo, y por esta razón, no pueden coexistir una al lado de otra… Ya que no podemos vivir con lo permitido, viviremos con lo prohibido…”. Kaplan anticipa una actitud judía típica de muchos ghettos, la preservación de la vida como fuerza secreta que ayuda a afrontar el destino de destrucción y total eliminación. No es casual pues que el 2 de ocubre de 1940 haya escrito en su diario la conclusión lógica de estas premisas: “¡Todo nos está prohibido y aún lo hacemos todo! Consumamos nuestra vida por medios prohibidos, y no con permiso.” Es difícil encontar una explicación más acorde al fenómeno de la resistencia judía. La violación de reglas con la consciencia del castigo esperado y con el fin de manifestar activamente la identidad judía constituye un acto de resistencia digno en todo sentido.

    Asimismo debemos rescatar como forma de resistencia el llamado activo desde todo rincón del mundo a ofrecer ayuda urgente a las comunidades judías de la Europa ocupada ante el peligro concreto de que sean aniquiladas. Un ejemplo cabal de ello se refleja en la última carta del representante del “Bund”, partido socialista judío polaco, Szmul Zygielbojm, ante el Consejo Nacional Polaco en el Exilio, con sede en Londres, escrita el 11 de mayo del año 1943, un día antes de suicidarse como manifestación contra la indiferencia general frente al trágico destino del judaísmo polaco y de los combatientes del Ghetto de Varsovia. La impotencia generó también este tipo de resistencia heroica. Zygielbojm escribe con desesperación: “No puedo callar y no puedo vivir, mientras mueren asesinados los vestigios del pueblo judío del que soy representante. Mis compañeros en el ghetto de Varsovia cayeron con las armas en las manos, en el último gesto heroico. No pude compartir su destino – morir con ellos, como ellos- pero soy parte de ellos, pertenezco a su tumba colectiva.” Sin duda este texto se debe estudiar junto a las demás fuentes primarias incorporadas a nuestra memoria colectiva y asociadas al concepto de resistencia, al igual que la última carta de Mordejai Anilevich, comandante de la rebelión.

    Nuestra misión hoy en día al encarar la temática de la resistencia judía durante el Holocausto no es la de eternizar mitos o perpetuar imágenes aceptadas, por sobre todo debemos evitar el prejuicio y analizar este fenómeno histórico con la mayor objetividad posible, con una máxima tolerancia y apertura, desde una perspectiva humanista y pluralista. No por ello dejaremos de valorar la lucha heroica de los combatientes de los ghettos, campos y bosques. Todo lo contrario, al tomar consciencia de la amplia variedad de opciones, y reconocer las enormes limitaciones del pueblo judío, su impotencia esencial frente al nazismo, apreciaremos con mayor simpatía la valentía de los combatientes. Al fin y al cabo ya no precisamos emitir un juicio valorativo o hacer un listado por orden jerárquico de las diversas formas de resistencia. El objetivo es acentuar el donominador común de todas las opciones y su meta esencial: oponerse a los designios genocidas de la política nazi.

    Dr. Yossi Goldstein, Educador e investigador, director de proyectos educativos en la Agencia Judía, Israel

    Agradecemos a la Fundación Memoria del Holocausto por permitir reproducir este material.

    Más información: www.fmh.org.ar

    Revisionismo del Holocausto

    Revisionismo del Holocausto: Reinventando la gran mentira

    Una publicación de Tribuna Israelita

    “…Una pequeña omisión, distorsión aquí y allá y qué fácil es reescribir la historia” . Walter Laqueur, historiador

    En últimas fechas y a resultas del resurgimiento del nazismo en el mundo han empezado a circular con mayor intensidad publicaciones que ponen en tela de juicio la veracidad del Holocausto. Más aún, los exponentes de estas descabelladas teorías “revisionistas” han invertido considerables esfuerzos para difundirlas en foros respetables.

    ¿Quiénes son estos revisionistas y que hay detrás de sus esfuerzos por desafiar la memoria histórica?

    No había transcurrido siquiera medio siglo desde el final de la segunda guerra mundial cuando un grupo de propagandistas antisemitas ya había establecido un movimiento con el propósito de negar el genocidio nazi en base a una serie de mentiras y distorsiones. Con el pasar de los años esta corriente conocida como “Revisionismo del Holocausto”, que niega el exterminio de seis millones de judíos orquestado por el Partido Nacional Socialista, se ha ido convirtiendo en un arma constantemente utilizada por grupos extremistas antijudíos que operan en todo el mundo.

    Este movimiento tiene tres metas básicas:

    1. Desarrollar nuevas formas de expresión para los temas antisemitas tradicionales, especialmente en lo que concierne a las teorías conspiratorias que acusan a los sionistas/judíos de supuestamente manipular la prensa y las instituciones políticas y económicas; 2. rehabilitar la reputación del Tercer Reich y de sus líderes y 3. atacar y socavar la legitimidad del Estado de Israel.

    Las “autoridades” de este movimiento pseudoacadémico sostienen que las cifras de la población judía masacrada durante la segunda guerra mundial, las fotografías, así como todas las demás evidencias de las atrocidades perpetradas en los campos de exterminio, son en realidad falsificaciones. Dichos argumentos son aceptados y apoyados por antisemitas convencidos, neonazis, “cabezas rapadas” y grupos de supremacía blanca como el Ku Klux Klan en Estados Unidos quienes con regularidad promueven este material. Además de circular sus publicaciones los revisionistas buscan credibilidad en foros académicos. No obstante, en la mayoría de los casos, sus esfuerzos han concitado la condena generalizada.

    En los últimos años algunas teorías revisionistas han sido desarrolladas por historiadores reconocidos en Alemania y los Estados Unidos quienes aducen no tener ninguna motivación antisemita. Esta escuela historiográfica reconoce la veracidad del Holocausto pero a la vez intenta relativizarlas políticas genocidas nazis y desafía toda explicación anterior. Estas teorías han sido creadas con el objeto de minimizar la responsabilidad central de Alemania en el genocidio de los judíos o de definir la política de exterminio nazi como un subproducto del fracaso del conflicto con la URSS. Otro recurso utilizado por estos grupos ha sido el de trivializar el Holocausto al compararlo con otros eventos históricos.

    EL INSTITUTO DE REVISIONISMO HISTORICO (IRH)

    El llamado “Instituto de Revisionismo Histórico” (IRH) fundado en 1977, ha servido de “pantalla” al movimiento que niega la realidad del Holocausto. Bajo un “disfraz” intelectual el IRH recibe numerosas solicitudes de afiliación y distribuye una gran variedad de material antijudío. El IRH, con sede en Costa Mesa, California, EUA, realiza convenciones anuales en las que sus “expertos” presentan los resultados de sus “investigaciones”. A dichas reuniones asisten revisionistas de Francia, Suecia, Alemania, Italia, Australia y América Latina, lo que refleja el alcance internacional del fenómeno.

    REVISIONISMO EN GRAN BRETAÑA

    Sin duda alguna, a la fecha, el más conocido revisionista es el autor inglés David Irving quien ha escrito una variedad de libros negando el Holocausto. En sus obras, intenta humanizar la figura de Hitler, denigrar a los aliados y satanizar a los líderes nazis. En sus apariciones en radio y televisión Irving cuestiona la veracidad del conocido Diario de Ana Frank.

    Por otra parte William David McCalden, quien naciera en Belfast, Irlanda del Norte y se estableciera posteriormente en Inglaterra, fundó el Partido Nacional Británico, movimiento neonazi, exponente del nacionalismo racial. Durante años trabajó como director incógnito del IRH bajo el nombre de “Lewis Brandon”. En 1981 ofreció una “recompensa” de $50,000 dólares a quien “comprobará” que los nazis utilizaron las cámaras de gas para cometer asesinatos masivos. La recompensa fue reclamada por un sobreviviente de Auschwitz, Mel Mermelstein, quien demandó al IRH cuando éste se negó a pagar el dinero. En julio de 1985 Robert Wenke, juez de la Corte Superior de Los Angeles, dictaminó que el IRH tenía que pagar la “recompensa” a Mermelstein más $40,000 dólares por los daños ocasionados.

    Desde 1982 McCalden abandonó el IRH pero continúa promoviendo material revisionista. Entre éste se encuentra Exilio de la Historia, un documento de 40 páginas en el que afirma que el antisemitismo es ocasionado por el auto-odio judío y que el Holocausto nunca existió.

    REVISIONISMO EN ALEMANIA

    Paralelamente al resurgimiento en Alemania de un movimiento que pretende restaurar el espíritu nacionalista, un grupo de historiadores introdujo una corriente que intenta exonerar a la nación germana de los crímenes cometidos por el Tercer Reich y encontrar elementos de “racionalidad” en la política de exterminio. Estos historiadores, entre los que se incluyen Enrst Nolte y Hellmut Diwald, argumentan que otros países han cometido atrocidades similares y que es injusto particularizar el genocidio judío como si fuera un evento histórico singular.

    Ernst Nolte en un escrito publicado en el Frankfurter Allgemeine Zeitung en 1986, aseguró que la atención que reviste el tema del Holocausto sirve a los “intereses de los perseguidos, así como de sus descendientes, que se encuentran en un status privilegiado”. Nolte visualiza la política de aniquilamiento nazi como una reacción a la amenaza que representaba la URSS y considera que la campaña antijudía fue simplemente un subproducto de la guerra contra los comunistas. Para él, Auschwitz, el campo donde fueron exterminados millones de judíos, debe ser considerado como una copia refinada del Archipiélago Gulag. Concluye diciendo que los alemanes no deben sentirse “excepcionalmente culpables” por su pasado.

    REVISIONISMO EN CANADA

    Los casos de revisionismo histórico en Canadá han aumentado considerablemente en las últimas dos décadas. Durante los años 80 dos “revisionistas”, Ernst Zundel y Jarnes Keegstra, fueron juzgados de acuerdo con el Código Criminal de Canadá. Zundel fue consignado, como dice la sección 17 de esta legislación, “por publicar con conocimiento de causa, información falsa que puede ocasionar daño social o intolerancia racial”. A través de su material, que se distribuye en todo el mundo, defiende a Hitler y niega el Holocausto. En 1981 fue identificado por el Estado alemán como uno de los más grandes editores de propaganda nazi y en 1985 fue condenado a 15 meses de prisión.

    Keegstra, por su parte, fue declarado culpable de “promover el odio hacia un grupo definido, los judíos”, (sección 281.2) a pesar de lo cual sigue promocionando su material.

    REVISIONISMO EN FRANCIA

    Robert Faurisson, exprofesor de Literatura Contemporánea en la Universidad de Lyon, Francia, es un antiguo revisionista. En sus numerosos trabajos afirma que nunca existieron cámaras de gas en Auschwitz ni en ninguna otra parte. En 1983 fue sentenciado a tres meses de prisión por difamación racial y en 1988 el gobierno francés y diversas organizaciones de derechos humanos presentaron una demanda contra Faurisson y Pierre Guillaume y Carlo Mattogno, también revisionistas franceses, por publicar información que puede alterar la paz pública.

    Henri Roques, por su parte, se convirtió en el centro de una controversia con la publicación de su tesis doctoral aprobada por la Universidad de Nantes. Roques, un agrónomo de 65 años, escribió su disertación sobre las cámaras de gas en Auschwitz negando que fuesen utilizadas para el asesinato masivo de judíos. En 1986 el ministro de Educación Superior francés, Alan Devaquet, invalidó su tesis.

    Entre los más burdos ejemplos de revisionismo del Holocausto en foros públicos en los últimos años se encuentran los discursos de Jean-Marie Le Pen, líder del partido de ultrderecha Frente Nacional Francés. Le Pen ha minimizado la magnitud de las atrocidades cometidas contra los judíos e intenta plantear la duda sobre las dimensiones del Holocausto. }

    REVISIONISMO EN SUECIA

    En noviembre de 1992 Ahmed Rami, extremista musulmán encarcelado en 1989 por sus transmisiones antisemitas en radio y director de Radio Islam en Estocolmo, anunció que realizaría una conferencia internacional “antisionista” con la participación de conocidos revisionistas como David Irving y Robert Faurisson, así como de 300 delegados de países islámicos y miembros de los grupos fundamentalistas Hezbollah y Hamás (Movimiento de Resistencia Islámica).

    Su declaración coincidió con reportes de vandalismo en dos cementarios judíos que consistieron en la mutilación de 52 tumbas en Solna, una isla en Suecia y de 92 lápidas en Sorda, localidad cercana a Estocolmo. La televisión sueca transmitió, a la vez, imágenes de 250 neonazis manifestándose contra los judíos.

    Carl Bildt, primer ministro del país, expresó su condena ante tales actos antisemitas e Ingvar Carlsson, líder socialdemócrata, declaró que Suecia debía prohibir la entrada a estos grupos “académicos” de ultra-derecha.

    No obstante, el embajador de Suecia en Estados Unidos, Andres Thunborg, expresó su apoyo a la libertad de expresión aun si en ocasiones “beneficia a grupos que no están asociados con los valores de una sociedad abierta y democrática”.

    Posteriormente las autoridades suecas confirmaron que el “congreso fue pospuesto”. Rami insiste, sin embargo, en que esta reunión de “antisionistas” se realizará en otro país europeo.

    REVISIONISMO DE IZQUIERDA

    Esta postura, tipificada en el trabajo del escritor Lenni Brener, sostiene que existía un vínculo cercano entre elementos del partido nazi y del movimiento sionista. Afirma que los sionistas estaban dispuestos a fomentar y explotar el antisemitismo en Europa para impulsar la creación del Estado judío y que incluso llegaron a proponer alianzas con la Alemania nazi.

    La tesis de Brenner sirve como herramienta propagandística para socavar a Israel. Su postura ha sido acogida por la izquierda radical norteamericana, así como por los grupos neofascistas de derecha.

    CONCLUSION

    No cabe duda que la labor desplegada por estos “revisionistas”, aún a pesar de que actualmente se cuenta con el testimonio de primera mano de los sobrevivientes del genocidio judío, conlleva riesgos muy serios en relación al futuro de la humanidad. Reescribir la historia implica desechar la responsabilidad individual o colectiva en episodios que como el Holocausto significaron para el mundo la transgresión de toda norma civilizada.

    La historia, como sucede hoy en día, puede repetirse. En el caso del Holocausto el problema se complica por tratarse los judíos de una minoría tradicionalmente perseguida por el azote del antisemitismo.

    Aunque existen intentos legítimos y permanentes por parte de las distintas escuelas historiográficas de revisar la historia, el revisionismo del Holocausto no merece ser incluido dentro de este esfuerzo. Ninguna corriente que se precie de su seriedad académica puede negar hechos incontrovertibles de la magnitud del Holocausto. Equivaldría a cuestionar sucesos irrefutables de la magnitud, por ejemplo, de la Revolución Industrial, de la Rusa, o de la Mexicana.

    BIBLIOGRAFIA:

    Holocaust “Revisionism”

    ADL Research Report, USA, 1989.

    Agradecemos a Tribuna Israelita de México por permitirnos la publicacion de su material.

    Dilemas educativos de la Shoa
    Dilemas educativos en la enseñanza de la Shoá
    Dr. Yossi Goldstein

    La Shoá es una de las áreas de estudio más nutridas por el enorme desarrollo de la investigación historiográfica, lo que incrementa el desafío de adaptar el material histórico a las necesidades de educandos jóvenes. El interés por el tema aumenta permanentemente no sólo en el seno del pueblo judío sino a nivel mundial como lo ha demostrado la Conferencia de Estocolmo llevada a cabo en el mes de Enero del 2000. Según lo establece el historiador israelí Yehuda Bauer, la Shoá se ha convertido en un paradigma que es comparado permanentemente con otros fenómenos históricos que aparentan presentar ciertas similitudes, y es hoy en día un instrumento legítimo, utilizado también para combatir el racismo y los brotes neo-nazis. Un ejemplo cabal de ello fue la repercusión del juicio llevado a cabo en Londres, por iniciativa del historiador neo-nazi David Irving contra la historiadora judeo-norteamericana Déborah Lipzstadt, en el cual jugó un papel fundamental la investigación histórica y el material de archivos.

    La enseñanza de la Shoá presenta diversos dilemas, principalmente en un plano ideológico, ético o filosófico. En un plano metodológico y didáctico existe un consenso generalizado en torno a varios principios centrales, a saber:

    1. Se debe comenzar el tratamiento del tema desde edad pre-escolar (si bien en forma limitada en tiempo y profundidad y focalizándose en relatos personalizados que abarcan temas cercanos a los niños como el hambre, la separación familiar, la amistad en tiempos de guerra, etc.)

    2. A medida que se avanza en la edad del educando la enseñanza debe ser más sístemática, no contentándose con actividades realizadas en el día de recordación oficial (19 de abril, según el calendario gregoriano, o 27 del mes de Nisán de acuerdo al calendario hebreo).

    3. Recién en los grados superiores de primaria o escuela media se debe comenzar a impartir una estructura cronológica y una explicación histórica de los sucesos que llevaron a la Shoá. Aun as­í, el énfasis en estas edades debe ponerse en el estudio personalizado, generando empatía hacia niños o jóvenes de la misma edad que fueron víctimas del nazismo y la Shoá, estudiando fragmentos de diarios personales.

    4. En escuela secundaria (divisiones altas) el estudio debe estar basado en una unidad histórica completa, en lo posible que abarque 30 horas de estudio, que incluya fuentes primarias y secundarias, films documentales, caricaturas, y todo material que pueda brindar una visión amplia e interesante. No se debe obviar el debate en torno a temas con proyección actual, la clave del éxito en estas edades es el grado de relevancia que tiene el debate para el adolescente.

    5. En general, el estudio debe ser inter-disciplinario, incluyendo áreas diversas (como el arte, el cine, la educación no-formal, la literatura, la psicología social, la sociología la demografía etc.), para despertar un mayor interés y motivación.

    Hoy en día un recurso didáctico imprescindible es internet, es importante por ejemplo ingresar a los sitios de Yad Vashem (www.yad-vashem.org.il)

    El significado histórico:
    Diferentes enfoques de la Shoá han impactado en el campo educativo. En el pasado la principal discusión giraba en torno a la posibilìdad de elevar explicaciones históricas cabales a este fenómeno tan particular. Durante muchos años primó el enfoque “místico”, sìntetizado por el testimonio del escritor sobreviviente de Auschwitz en el juicio a Eichmann en Jerusalem en el año 1961, en el cual K. Zetnick (Iejiel Dinur) argumentó que Auschwitz era otro planeta, y quien no haya estado allí no puede entender su verdadero significado. Este enfoque traía consecuencias educativas nefastas, ya que no permitía más que una visión ritual y misteriosa del Holocausto, acompañada por una demonización de Hitler (encarnación del diablo y supuestamente el responsible exclusivo de todos los males), y la presentación del nazismo como un desvío en el curso normal de la historia alemana. Historiadores israelíes como Saúl Friedlander, establecieron en la década del 70 que la Shoá no tiene parangón y es imposible compararla con cualquier otro fenómeno histórico.

    Tal percepción es inadmisible desde el punto de vìsta educativo-pedagógico, no es casual pues que hasta la década del 80 el tema no era estudiado sìstemáticamente, ni en Israel ni en el mundo en general, o que era encarado solamente desde el dilema del Heroísmo enfrentado a la supuesta pasividad de las masas judías. La Shoá tenía solo un mensaje educativo: resaltar el rol de la minoría de jóvenes que se levantaron en armas, y avergonzarnos por la marcha pasìva de la mayoría que fue “como rebaño al matadero”. Ante tal visión, solo los sobrevivientes que combatieron en grupos armados clandestinos podían rescatar fuerzas para brindar su testimonio, la amplia mayoría de los sobrevivientes se callaba. La única compensación fue la creación del Estado de Israel, y la única respuesta el Sionismo o la centralidad de Israel para el pueblo iudío, como fuente de orgullo y defensa de la existencia nacional. Con el correr de los años y los aportes de ia investigación histórica hemos descubierto la complejidad del tema, y somos más cuidadosos en la emisión de juicios valorativos, respetando más a cada uno de los sobrevivientes. Hoy en día el concepto de la pasividad judía es rechazado, y la resistencía armada es estudiada en el contexto de las diversas reacciones judias contra la opresión nazi, incluyendo la resistencia espiritual. Paralelamente en las últimas dos décadas se han desarrollado unidades de estudio de la Shoá en todo el mundo, y existe una aceptación generalizada de la importancia del tema no sólo en el seno del pueblo judio.

    b. Universalismo versus particularismo:
    Es un dilema directamente derivado del anterior y se refiere fundamentalmente a las proyecciones actuales del estudio de la Shoá. Años atrás existía una dicotomía entre la visión particular de la Shoá desde la óptica judía – cuyo argumento establece la especificidad de la tragedia judía y la imposibilidad de compararla con otros genocidios -, acentuada también por los principales historiadores israelíes, y la visión universal que apuntaba a deducir lecciones morales y políticas del Holocausto para combatir el racismo, el neo-nazismo o la xenofobia en general y para fomentar el respeto a los derechos humanos. Hoy en día hay un mayor acercamiento entre ambos enfoques, sintetizado por el análisis de Yehuda Bauer (ver la teoría del paradigma antes mencionada), que si bien acentúa la especificidad de la tragedia judía establece a la vez la legitimidad de una comparación con otros genocidios y reconoce que los judíos no tienen el monopolio ni la exclusividad en el sufrimiento humano a lo largo de la historia ni la persecución nazi. Bauer acentúa no obtante que la Shoá es el paradigma más extremo de genocidio y que ningún otro fenómeno semejante se aproxima a sus dimensiones y significado, por varias razones: La ideología nazi antisemita acentuaba elementos biológicos hereditarios (hasta 4 generaciones atrás, ver leyes de Nüremberg del año 1935), y todo judío estaba condenado de acuerdo al plan de “solución final” al exterminio, sin excepción.

    La intención nazi era global, universal, perseguir a todo judío donde quiera que esté, no solamente en Europa.
    No existió ningún motivo o causa histórica lógica para la obsesión de exterminio, como ser conflictos territoriales, económicos o políticos.

    El odio antisemita es milenario, y en la época moderna adoptó ribetes de ideología asesina que fue inculcada doctrinariamente a todo el pueblo alemán y sus pueblos aliados. No cabe duda que el antisemitismo ocupó un rol central en la ideología nazi, que condujo al desarrollo de un plan de exterminio total.

    Los nazis no sólo desarrollaron métodos sistemáticos de exterminio casi sin parangón cámaras de gas y hornos crematorios, marchas de muerte, etc. sino que primero se destacaron en “el arte de la humillación y degradación” del judío.

    En resumidas cuentas ambos enfoques no son contradictorios y responden a diferentes necesidades, no cabe duda de que un requisito para el estudio de la Shoá en el mundo es la acentuación de sus aspectos o proyecciones universales, mientras que es lógica la necesidad del pueblo judio de enfafizar los aspectos judios particulares de la Shoá.

    c. El significado teológico:
    Por último analizaremos un aspecto que cobró resonancia recientemente por las declaraciones del líder espiritual del partido Shas en Israel (Sefaradí ultraortodoxo, el Rab. Ovadia Iosef). Este dilema fue muy debatido durante años, pero nunca llegó a un plano de consciencia pública universal como hoy en día, en parte también por la difusión que le dió Elie Wiesel, quizás el sobreviviente de la Shoá más famoso y conocido en todo el mundo. Más allá del debate en torno a la teoria del pecado-castigo, el dilema central es la pregunta, que todo educando se tienta a formular: ¿dónde estuvo D’s, y porqué no protegió a Su pueblo elegido? Una muy vasta literatura filosófica fue publicada en el pasado encarando esta pregunta, en especial por pensadores judíos, pero la tendencia general era ignorarla, borrarla de la agenda o del programa de estudios. El mundo ortodoxo dio dos grandes respuestas a este dilema, la del D-s escondido que no se hace responsable por los actos humanos aunque sean atroces, que ya no incurre en milagros y permite el libre albedrío hasta sus máximas consecuencias, y la del “Jurbán” la destrucción como parte de un castigo divino, es decir la que establece que la historia judía es una cadena de pecados y castigos -algunos de capital envergadura como ser la destrucción de ambos templos, la dispersión y la Shoá-, guiada por la providencia divina hasta la llegada del mesías y el retorno masivo legítimo a Sión, la tierra de Israel. – La actual discusión en torno al significado teológico de la Shoá es a su vez un debate político e ideológico entre diversas corrientes dentro del judaísmo y una continuación de la vieja polémica desatada por el sionismo hacia fines del siglo XIX. En gran medida es una de las formas de reinstalar le debate acerca de las diversas formas de encarar la modernidad en el judaísmo, y en el contexto de la posmodernidad no es casual que haya reacciones que pueden ser interpretadas como fundamentalistas por una amplia mayoría de los judíos.

    Pero a nivel humano, en un plano individual, no cabe duda que Elie Wiesel fue el pensador que mejor encaró el dilema teológico. Durante años negó su significado teológico, acentuando el enojo por la pérdida de familiares y millones de víctimas inocentes. En sus memorias, recientemente publicadas, y en muchas notas periodísticas publicadas en todo el mundo aparece la reconciliación con D-s, el reencuentro espiritual, el redescubrimiento del D-s oculto y misericordioso.

    Desde el punto de vista educativo, para judíos no ortodoxos u ortodoxos modernos, y más aún para el mundo no-judío, la visión de la Shoá como un castigo divino es inaceptable, vista como un argumento inmoral. Si la meta es enseñar la Shoá para comprender dilemas del pasado y analizar sus proyecciones actuales, la explicación teológica debe ceder ante la explicación histórica y sociológica, quedando solamente como un dilema moral filosófico al cual tan solo se puede brindar respuestas personales.

    Dr. Yossi Goldstein, Educador e investigador, director de proyectos educativos en la Agencia Judía, Israel

    Agradecemos a la Fundación Memoria del Holocausto por permitir reproducir este material.

    Más información: www.fmh.org.ar

    Actividades-Peulot

    Actividades
    sobre Iom HaShoá

     

    1
    Maratón-Trivia
    2-
    La negación del Holocausto
    3-
    Resistencia y lucha
    4-
    El diario de Ana Frank

     

     

     

    Actividad
    Nro.1: Maratón-Trivia

    Edad:
    14 años en adelante

    Duración:
    1.30 – 2.00 hrs

    Participantes:
    Mínimo 12

    Objetivos:
    Lograr que los participantes verifiquen sus conocimientos acerca del
    Holocausto.

    El
    coordinador  dividirá a los participantes
    en varios grupos (mínimo 4 participantes por grupo). El coordinador preparará
    un cartel con la pista a ser recorrida (igual que en el juego de maratón/trivia)
    el cual será colocado en una pared o en el piso (preparar un recorrido de
    aproximadamente 15 casillas). Cada equipo tendrá una "Ficha" (un
    papel) de diferente color y habrá uno llamado "IGNORANCIA" . Cada
    equipo, en su turno, lanzará el dado y dependiendo del número que salga, el
    coordinador formulará una pregunta correspondiente al número (Tema) que salió.

    Por
    cada pregunta contestada correctamente, el equipo avanzará una casilla, pero
    si
    cualquier equipo responde erróneamente o no responde, la "IGNORANCIA"
    avanzará una casilla. El equipo que llegue primero a la meta será el ganador.
    Hay
    que
    tratar que la "Ignorancia" no gane.

    Los
    temas que sugerimos, son los siguientes:

    1-
    Racismo y antisemitismo en Alemania

    2-
    Política antijudía y persecuciones

    3-
    Vida en el ghetto

    4-
    Resistencia y lucha

    5-
    Exterminio

    6-
    Negación del Holocausto

    De
    cada tema hay que preparar aproximadamente 10 preguntas. Te proponemos algunos
    ejemplos:

    Racismo
    y antisemitismo en Alemania:

    1-
    ¿Cómo se llama el libro que escribió Hitler, mientras estaba preso? Mi
    lucha

    2-
    ¿Cuales eran los judíos más peligrosos, según los alemanes? Los
    asimilados, porque se confundían con los alemanes.

    3-
    La concepción antijudía del cristianismo, ¿en qué continente empezó a
    difundirse? Europa.

    4-
    ¿En qué año se dio un vuelco en las votaciones en donde los nazis
    aumentaron sorpresivamente la cantidad de bancas? 1930

    Política
    antijudía y persecuciones:

    1-
    ¿En qué fecha subió Hitler al poder? 30 de Enero de 1933.

    2-
    ¿Cuál era la meta principal de la política antijudía?
    Privar
    a los judíos alemanes de sus derechos legales y civiles, despojarlos de sus
    logros económicos, acelerar la partida de los judíos de Alemania y crear una
    barrera social entre judíos y alemanes.

    3-
    ¿Cómo se llamaron las leyes que se proclamaron en 1935? Las leyes de Nüremberg.

    4-
    ¿Cuál era la única barrera que separaba al judío del alemán? La religión.

    La
    vida en el ghetto:

    1-
    ¿En qué fecha estalló la segunda guerra mundial? 1 de Septiembre de 1939.

    2-
    ¿Dónde confinaban a los judíos? En los ghettos.

    3-
    ¿Cuantos judíos residían en Polonia? Aproximadamente 3.500.000

    4-
    ¿Cuál fue el ghetto más grande? El de Varsovia.

     




    Actividad
    Nro.2: La Negación del Holocausto

    Edad:
    14 años en adelante

    Duración:
    1,30 hrs.

    Participantes:
    Mínimo 5

    Objetivos:
    Lograr que los participantes se confronten con las premisas de los negadores
    del Holocausto e intenten responder a ellas.

    Desarrollo:
    El coordinador dividirá al grupo en parejas; cada pareja recibirá el siguiente
    artículo y deberá responder al mismo escribiendo un artículo de respuesta.
    Posteriormente se leerán los artículos de los participantes y se pasará a
    la discusión y estudio del tema de la negación del Holocausto.



    Hoja
    para el participante:

    A
    continuación te presentamos un artículo que fue publicado en la sección de
    cartas de los lectores de un famoso diario mexicano, el 25 de Agosto de 1989.

     

    Sr.
    Editor:

    En
    vista a las constantes controversias acerca del tema del supuesto asesinato de
    judíos durante la segunda guerra mundial, solicito a Ud. tenga a bien
    publicar esta carta aclaratoria a fin de que nuestra juventud no sea
    confundida con ideas e informaciones inexactas.

    1-
    Jamás existió un plan para el asesinato en masa de los judíos.

    2-
    El término "solución final" que aparece en los documentos nazis se
    refiere a un plan destinado a la emigración de los judíos del III Reich.

    3-
    Las cámaras de Gas tenían como función desinfectar a los prisioneros y los
    crematorios fueron utilizados para incinerar a quienes morían a consecuencia
    de las precarias condiciones que imperaban en los campos.

    4-
    Los judíos como otros prisioneros fueron utilizados como mano de obra en los
    campos de trabajo, en vista a lo cual eran seleccionados de acuerdo a sus
    capacidades.

    5-
    Cientos de miles de judíos murieron durante la guerra debido a las
    condiciones generales que imperaban.

    6-
    Todas la pruebas fotográficas y los datos estadísticos son falsos. El
    material fílmico es una invención de Hollywood y las cifras de víctimas han
    silo alteradas.

    Desde
    ya muchas gracias.

     

    Actividad
    Nro.3: Resistencia y Lucha

    Edad:
    14 años en adelante.

    Participantes:
    Mínimo 12

    Duración:
    2 horas

    Objetivo:
    Lograr que los participantes reflexionen acerca de las diferentes posturas.
    Lograr que los participantes expresen sus propias ideas respecto al tema de
    la resistencia.

    El
    coordinador dividirá al grupo en tres subgrupos, cada uno de los cuales representará
    una posición diferente. En caso de así preferirlo puede el coordinador establecer
    un cuarto grupo que actuará como juzgado a fin de decidir cuál es la postura
    correcta. De lo contrario, el debate se dará libremente, y la conclusión será
    tomada en forma conjunta, tal como fueron los hechos en la realidad.

    El
    tema ha discutir será cuál debe ser la actitud ha tomarse frente a los nazis.

    Grupo
    1:

    Ustedes
    pertenecen a un grupo formado por diferentes movimientos juveniles en el ghetto.
    Vuestra posición es que hay que quedarse dentro del ghetto, ya que no se puede
    abandonar a las masas de judíos y dejarlos solos en su trágico destino, pero
    el quedarse no implica someterse. Proponen la lucha contra el enemigo, a pesar
    de las escasas armas y pesar de las condiciones adversas. Es preferible morir
    luchando que ser conducidos al exterminio.
     

    Grupo
    2:

    Ustedes
    pertenecen a un grupo formado por miembros de movimientos juveniles y partidos
    políticos de izquierda. Proponen abandonar el ghetto para unirse a la lucha
    de los guerrilleros partizanos en los bosques. Si bien es cierto que abandonar
    el ghetto puede acarrear consecuencias para los judíos del ghetto, de cualquier
    forma estos morirán, así que es preferible salir y luchar, de la única manera
    que la lucha puede tener éxito. Quedarse y luchar dentro del ghetto es un
    suicidio.

    Grupo
    3 :

    Ustedes
    son un grupo de jóvenes ortdoxos dentro el ghetto. No están de acuerdo con
    ninguna de las dos posibilidades anteriores, porque cualquiera de ellas arrastrará
    a la muerte a los judíos. Lo mejor es mantener la calma, dominar los deseos
    legítimos de venganza, y esperar a que pase la tormenta. Mientras tanto seguir
    viviendo como judíos,  ayudando
    a los más necesitados, para que sobrevivan cuanto mas judíos posibles.

     

    Terminada
    la simulación se llevarán las posturas al debate y cada participante
    expresará ahora su posición personal, (no la del rol que debía de
    representar) .

     


    Actividad
    Nro.4: El diario de Ana Frank

    Edad
    :
    10 años en adelante

    Duración:
    1 hora

    Participantes:
    Mínimo 5

    Objetivos:
    Lograr que los participantes conozcan aspectos de la vida durante la Segunda
    Guerra Mundial, a través del relato de Ana Frank.

    Lograr
    que los participantes expresen sus sentimientos al respecto.

    El
    coordinador informará al grupo brevemente acerca del Diario de Ana Frank, los
    acontecimientos allí relatados.

    Seguidamente
    se procederán a leer los párrafos aquí transcriptos, o parte de ellos
    dependiendo de la cantidad de participantes. La lectura puede realizarse en
    voz alta o bien con niños más grandes se puede repartir un párrafo a cada
    pareja. Una vez realizada la lectura se pasará al debate.

     

    Preguntas
    guías:

    -¿Qué
    sentirías si tú, tu familia y tu comunidad tuvieran que vivir con esas
    prohibiciones / limitaciones?

    -Si
    tuvieras que refugiarte / esconderte: ¿Que lugar elegirías? ¿Que llevarías
    contigo?

    -¿Piensas
    que son legítimos los sentimientos de Ana?

    -¿Si
    estarías en esas condiciones y te concederían un sólo deseo, qué pedirías?

     -¿Qué
    opinas de las reacciones de An?, ¿actuarías como ella?

     

    Otra
    opción:
    una vez leídos los párrafos, pídele a los participantes que cuenten
    la historia a través de dibujos o transparencias.

     

    El
    Diario de Ana Frank

    Ana
    Frank nació el 12 de Junio de 1929, en la ciudad de Frankfurt,
    donde
    los judíos gozaban de un importante rol en el comercio y la cultura.

    El
    padre de Ana era un hombre de negocios respetable y para Ana y su hermana
    mayor Margot, la infancia transcurría placidamente al abrigo de sus padres
    y
    parientes. Sin embargo fuera de su pequeño círculo el mundo vivía mucha intranquilidad.
    Para la vida de Ana, la ocupación alemana no significó grandes cambios. Aunque
    tuvo que abandonar la escuela Montessori para ingresar a la escuela judía,
    contaba con el amor de su familia y de sus amigos y las medidas contra los
    judíos no la agobiaban excesivamente, sin embargo, su padre veía con claridad
    el giro de los acontecimientos. Antes de que cobrara fuerza la persecución
    nazi, en 1933, Otto Frank estableció un negocio de comestibles en Amsterdam,
    Holanda. Para Septiembre de 1941, cuando los nazis efectuaron la primera redada
    de judíos en Amsterdam, el padre de Ana hizo planes para garantizar la seguridad
    de su familia en un escondite en su negocio. Ahí comienza el Diario de Ana,
    llamándole al escondite "anexo secreto", más tarde se uniría a ellos
    la familia Van Daan y el Sr. Dussel. Allí vivieron ocultos desde junio de
    1942 hasta que
    en
    Agosto de 1944, la Gestapo irrumpió en el refugio de la familia, arrestando
    a los 8 judíos allí ocultos junto con el Sr. Koophuis y el Sr. Kraler , quienes
    se hacían cargo de la tienda y llevaban alimentos y otros artículos de necesidad
    a la familia de Ana. Todos fueron trasladados a Auchwitz. Las mujeres fueron
    separadas     de
    los hombres al llegar. Esa fue la última vez que Otto Frank vio a su familia.

    La
    mamá de Ana murió en Auchwitz en Enero de 1945.

    El
    papá logró salvarse.

    Ana
    fue trasladada de Auchwitz a Berguen Belsen, estaba enferma de tifoidea y murió
    antes de cumplir los 16 años, meses después de concluida la guerra. Otto
    Frank regresó a Amsterdam y unas personas conocidas le entregaron los
    cuadernos y papeles de Ana que estaban en el escondite. Todo lo que quedaba
    eran esos apuntes. Fue el padre de Ana quien se encargó de publicar su
    Diario. De tal manera el deseo de Ana: "Quiero seguir viviendo después
    de mi muerte" se convirtió en realidad.



    Sábado
    20 de Junio de 1942
    (Ana tenía 13 años)

    "Los
    judíos fueron obligados a llevar la estrella amarilla y a andar en bicicleta,
    prohibición de subir al tranvía, de conducir un coche; obligación de hacer
    sus compras en los establecimientos marcados con el letrero "Negocio Judío"
    y de las 15 a las 17 horas únicamente. Prohibición para los judíos de salir
    después de las 8 de la noche… prohibido participar en los deportes públicos…
    así como en otras instalaciones deportivas… Prohibición de visitar a los
    cristianos; obligación de asistir a escuelas judías y muchas otras
    restricciones por el estilo.”

    “No
    podíamos hacer ésto o aquéllo, pero la vida continuaba a pesar
    de todo… Nuestra libertad estaba estrictamente limitada. Pero a pesar de
    ello la vida era aún soportable.”

    Domingo
    4 de Julio de 1942

    El
    padre de Ana le informa que se esconderán para que los alemanes no los
    atrapen.

    Miércoles
    8 de Julio de 1942

    "Ocultarse…
    ¿Dónde nos esconderemos? ¿En la ciudad, en el campo, en una casa, en una
    choza, cuándo, cómo, dónde?…

    Margot
    y yo nos pusimos a empacar lo estrictamente necesario en nuestras mochilas.
    Empecé por meter este diario, enseguida mis rizadores, mis pañuelos, mis libros
    de clase, mis peines, viejas cartas. Estaba obsesionada por la idea de nuestro
    escondite, y empaqué las cosas más inconcebibles… me interesan más los recuerdos
    que los vestidos. Por suerte hacía menos calor que el domingo… Yo llevaba
    puesto dos chalecos, tres calzones, un vestido, encima una falda, una chaqueta,
    un abrigo de verano, dos pares de medias, zapatos de cintas, una boina, una
    bufanda y otras cosas mías. Me ahogaba.. pero nadie se preocupaba por éso.”

    Jueves
    9 de julio de 1942

    "El
    escondite estaba en el edificio de las oficinas de papá… Nadie en el mundo
    sospecharía que esta simple puerta pintada de gris disimulaba tantas
    habitaciones"

    Viernes
    9 de Octubre de 1942

    "Hoy
    sólo tengo noticias deprimentes que darte. Muchos de nuestros amigos
    judíos
    han sido embarcados por docenas por la Gestapo… Han sido llevados en furgones
    de ganado a Westerbork, al gran campo de judíos… Debe ser una pesadilla.
    Cientos y cientos están obligados a lavarse en un sólo cuarto y faltan los
    sanitarios. Duermen unos encima de otros, amontonados en cualquier rincón."

    Viernes
    23 de julio de 1943

    "Quiero
    contarte lo que cada uno se nosotros desea hacer el primer día que
    salga.
    Lo que más desean Margot y el Sr. Van Daan es permanecer en un baño caliente….
    La sra. Van Daan … desea comer pastelitos de crema. Dussel no puede pensar
    más que en Lottie, su mujer. Mamá, en su taza de café, papá en visitar al
    Sr. Vossem… Peter, en ir al cine… y yo, me sentiría extasiada y tan contenta
    que no sabría dónde empezar.

    Lo
    que más deseo es una casa que sea nuestra, poder circular libremente,
    moverme, y en fin volver a la escuela. .. "

    Viernes
    28 de Enero de 1944

    "El
    tema predilecto de Koophuis y de Heintz es el movimiento de resistencia y
    las personas que viven ocultas…  La
    idea de vivir "escondido bajo tierra" es tan común en estos días…
    son numerosas las organizaciones como “Holanda Libre" que falsifica documentos
    de identidad, suministran dinero a las personas ocultas, les preparan refugios…
    es asombrosa en acción desinteresada… para un ejemplo… nuestros protectores
    hasta la fecha han resuelto todas nuestras dificultades y espero logren su
    objetivo hasta el final, porque en caso de denuncia, correrán nuestra misma
    suerte…!"

    Martes
    11 de Abril de 1944

    "Palidecimos
    guardando la calma a pesar del miedo. ¿Qué habrá sucedido? ¿Qué significaba
    aquel golpe? Apaguen todas las luces. Suban sin hacer ruido. Temo que venga
    la policía. No había tiempo para sentir miedo. Apagamos las luces… Ninguno
    de nosotros se había enfrentado antes a tan gran peligro. D-s debe habernos
    protegido en forma especial. Piensa un poco: la policía ante la puerta del
    armario bajo la luz encendida y aún así no notaron nuestra presencia.”

    Martes
    6 de Junio de 1944

    "Hoy
    es el día "D". Anunció la BBC a mediodía y con razón: ¡La
    invasión ha comenzado! Los aliados invaden las costas de Normandía. Hay gran
    conmoción en el "anexo" ¿Estará de veras cerca esa libertad tan
    largamente ansiada? La libertad que tanto hablamos parece ser demasiado
    hermosa, demasiado irreal para  transformarse
    en realidad. Es una incógnita, pero la esperanza nos hace renacer, nos
    devuelve el ánimo, nos restituye la fuerza. Porque aún debemos soportar
    muchas angustias, privaciones y sacrificios. Debemos permanecer tranquilos e
    inmutables. Hoy más que nunca debemos apretar los dientes para no gritar.”

    Sábado
    15 de Julio de 1944

    “Sufro
    por el dolor de millones de seres y sin embargo, cuando miro al cielo, pienso
    que todo pasará y que el bien retornará, que todos los días despiadados
    tendrán fin y que el mundo entero conocerá de nuevo la tranquilidad y la
    paz. Mientras debo mantener mis ideales, esperando el día en que pueda
    hacerlos realidad.


    Estas
    actividades fueron tomadas de la publicación Iom HaShoá VeHagueburá
    publicada por la Central Pedagógica Aluma, México DF.

    Comments are closed.