• Medios de comunicación y ‘Lashón Hará’

    lashon hara y tikshoretRav Shlomo Aviner

    Publicado por Majon meir

    Pregunta: ¿Acaso está permitido publicar en los distintos medios de comunicación  (radio, televisión, periódicos) cosas negativas que afectan a personas públicas importantes, tales como parlamentarios de la Knesset?

    Respuesta: ¡Por supuesto que no! Esto significa “lashón hará” (las malas lenguas), es decir, la calumnia, la maledicencia. El “lashón hará” es grave dado que se multiplica por la cantidad de personas que lo escuchan, en base a las palabras del Jafetz Jaim: ‘Es más grave el “lashón hará” que se cuenta a dos personas que a una sola’; por lo tanto, ¡la radio que escuchan un millón de personas es como un millón de pecados de “lashón hará”!

    Si ese “lashón hará” es también falso, encontramos entonces otra categoría que es “Motzi shem ra” [difamador]. Cuánto debemos lamentar las mentiras que divulgan los medios de comunicación sobre personas que después no saben dónde esconderse.

    ¡Por los cielos cielos! En la antigua Roma, el culpable de difamación era severamente castigado. ¿Por qué nosotros, la nación sagrada, permitimos tales cosas?

    Es cierto que a veces hay un “lashón hará beneficioso”, por ejemplo, salvar a una persona del daño a su vida, su cuerpo o bienes. Fue el caso de Guedalia Ben Ajikam, a quien vino Yojanan Ben Kereaj y le advirtió: “Ten cuidado, ¡están tramando asesinarte!” Guedalia se negó a creerle y le respondió: “Hablas mentira” (Irmiahu, 40:16). Quiso decir: ‘esto es “lashón hará”, no hables así’. Lamentablemente, Yojanan Ben Kereaj estaba en lo cierto. Efectivamente, Guedaliá fue asesinado y sucedió una gran tragedia, en recuerdo de la cual ayunamos hasta el día de hoy en el Ayuno de Guedaliá. Guedaliá fue demasiado estricto.

    De todos modos, el “lashón hará” benéfico está permitido. No obstante, ¿acaso es benéfico el hecho que todo el país sepa que cierto político robó o recibió soborno? La verdad es que esto no tiene ningún beneficio ni importancia. Alguien puede decir: hay que saber para tratar el caso. Pero, ¿acaso la policía no sabe cómo tratar el caso? ¿Acaso  el televidente tratará el caso desde su hogar? ¿Por qué contarle a todo el mundo? ¡es una vergüenza!

    Si bien el “lashón hará” benéfico está permitido, se trata de casos excepcionales y no de la norma. No es diferente a la norma que prohibe viajar en Shabat. Si alguien necesita conducir a su esposa al hospital para  dar a luz, está permitido. Pero esta es una excepción. Aún más, puedo asegurar que si alguien está enfermo en Shabat y el doctor le indica ir al hospital, sufrirá hasta que decida hacerlo.

    Por consiguiente, si decidimos que hay que hablar “lashón hará” de alguien porque es benéfico, hay que asegurarse que se cumplen las condiciones indicadas por el Jafetz Jaim: que es imposible lograr lo mismo por otra vía. Además, está prohibido exagerar y burlarse. Es necesario una autorización especial.

    Es vergonzoso que esto ocurra constantemente. Hay personas que en su vida privada no dirán una palabra contra el prójimo, pero en la vida pública creen que todo está permitido. ¡D’s nos libre! Esto es más grave. En este asunto, todos debemos arrepentirnos.

     

     

    Comments are closed.