• Tratado Pirkei Avot

    pirkei avot

    Introducción



    PIRKEI AVOT



    “TRATADO DE LOS PRINCIPIOS”


    Introducción

     

    La
    traducción literal de Pirkei Avot, es “Los capítulos de los Avot”, nuestros
    padres, refiriéndose así, a los sabios y maestros, cuyas indicaciones y
    enseñanzas estudiaremos en los capítulos de este Tratado.

    ¿Y por qué se llama Avot?

    Explica
    el autor de “Tiferet-Israel”: porque todos los principios de conducta que
    encontramos en todas las obras de Israel y de los pueblos del mundo Todos sin
    excepción se encuentran vertidos en los capítulos del libro de Avot.


    Leemos lo que escribe Rabí Ovadia de Bartenura, autor del comentario a la
    Mishná: “….debido a que éste tratado no está organizado como un comentario a
    un precepto, de los preceptos de la Torá” (613), como el resto de los Tratados
    Mishnáticos, sino que trata de enseñanzas morales y de las virtudes, y ya que
    los sabios de la tierra también escribieron libros similares de contenido ético
    moral y el comportamiento del hombre hacia el prójimo, los cuales fueron
    concebidos a partir de sus propios corazones, el tanaíta comenzó el Tratado
    declarando que Moshé recibió la Torá de Sinaí, para decirte que las virtudes y
    enseñanzas morales del mismo, no las concibieron los sabios de la Mishná, a
    partir de sus propios corazones, sino que también se originaron en Sinaí.

    Rabí Iehuda Hanasí,
    presidente del Sanhedrín, fue el recopilador de la Mishná, sería interesante
    preguntar, ¿Por qué eligió los principios citados en el Tratado, y cuáles fueron
    los parámetros de su elección?

    Los Rabinos nos indican que
    Rabí Iehuda eligió aquellas reglas y aforismos que fijó como patrón para la
    conducta diaria; como enseña la Tosefta en Iebamot 8:.

    Dijo Rabí Eleazar ben Azaria
    “Buenos son los conceptos que salen de las bocas que los aplican”.

    Predicar con el ejemplo no es
    cosa fácil pero los grandes Rabinos de cada generación nos enseñan que no es un
    imposible. “Buenas cualidades se consiguen después de luchas internas con el
    “Ietzer – hará” (instinto del mal) y son fruto de una conducta ética y moral
    cuya meta es alcanzar la perfección que D-s nos ordenó.

    Nos
    quedaría un punto por aclarar, ¿por qué razón el Tratado de Avot se encuentra en
    el tomo “Nezikin”, el cuarto de los tomos que conforman la Mishná, que trata
    sobre el sistema legal, daños y perjuicios similares?

    Según
    Maimonides, Avot es la lógica conclusión de los temas que tratan de la ley, los
    jueces y la justicia, porque las cortes judiciales deben de tener sentido de
    ética y moral armados de estos valores, juzgaran con justicia, equidad, amor y
    compasión.

    Los
    sabios del Talmud señalaron: Los que quieren ser piadosos deben observar las
    leyes de “Nezikin” (daños).


    Dijo Raba, las normas de Avot; otros dicen, las normas de Berajot (las
    bendiciones) (Baba – Kama 30:). 

    ¿Qué
    es más perjudicial, el daño físico o el daño social y ético moral?. Este último
    es, en la mayoría de los casos, más grave que el primero.

    Los
    invito a estudiar el Tratado de Avot, que con seguridad, nos hará ver las cosas
    que nos rodean, las personas y la sociedad, de la manera que nuestros sabios,
    con el espíritu de la Torá, nos educaron a conducirnos en este mundo.

    Prólogo



    PIRKEI AVOT



    “TRATADO DE LOS PRINCIPIOS”


    Prólogo

     

    כָּל יִשְׂרָאֵל יֵשׁ לָהֶם חֵלֶק
    לָעוֹלָם הַבָּא, שֶׁנֶּאֱמַר (ישעיה ס) וְעַמֵּךְ כֻּלָּם צַדִּיקִים לְעוֹלָם
    יִירְשׁוּ אָרֶץ נֵצֶר מַטָּעַי מַעֲשֵׂה יָדַי



     

    Todo Israel
    tiene parte en el mundo venidero. Pues fue dicho: “Y tu pueblo son todos justos
    y heredarán eternamente la Tierra; son rama de Mi cultivo y obra de Mis manos,
    de las cuales ha de glorificarse” (Ishaiahu 60:21).

     (Sanhedrín –
    Capítulo 10: Mishná 1).


    Esta Mishná, no es parte de “Pirkei Avot”, pero es recitada como
    introducción a cada capítulo de este Tratado.

    Todo Israel
    tiene parte en el mundo venidero (Olam Haba).

    El término
    Israel se refiere a todo hijo de nuestro pueblo, que no se divorció de la nación
    hebrea y de su destino espiritual.

    La porción que
    obtendrá será acorde a sus méritos y logros en este mundo.

    Rabí Meir
    Hacohen de Radin, el Jafetz Jaim en su comentario sobre el Tratado, dice que el
    vocablo “Jelek” (parte), significa también parcela — una parcela de tierra.

    Una parcela de
    tierra virgen, debe ser cultivada, arada y sembrada. Al no hacerlo, quedará
    desierta y se cubrirá de espinas y esconderá insectos y reptiles, que harán daño
    a su dueño.


    Para que nuestra parcela espiritual de sus frutos debemos
    prestarle mucha atención, abonarla y desarrollarla, y como prueba, la “Mishná”
    trae el versículo: “Y tu pueblo son todos justos y heredarán eternamente la
    tierra, con la condición que cuiden “la rama de mi cultivo” que van a heredar,
    hasta que pueda proclamar ante todos “de la cual han de glorificarse”.


    Rabí Itzjak Arama, autor de “Akedat Itzjak” comentario a la Torá,
    se sorprende sobre lo que parece ser una injusticia, cuando aseveran los sabios
    que “Todo Israel tiene parte en el mundo venidero”, porque si los sabios opinan
    que tanto justos como malvados, sin excepción, tienen parte en el mundo
    venidero, entonces todos son iguales, y esta es una realidad imposible; para
    HaShem, porque está escrito: “HaShem es probo y sin injusticia, justo y recto es
    Él” (Debarim 32:4).

    Si los sabios
    opinan que a todo aquel que se llama “Israel”, se le asegura que será un justo
    varón y por eso tiene parte en el mundo venidero, también esto es imposible,
    porque la realidad nos prueba, que hay muchos hebreos que son agnósticos, y la
    fuente Talmúdica arriba citada, agrega, que no tienen parte en el mundo
    venidero.

    El autor de
    “Akedat Itzjak”, nos explica, que la intención de nuestros sabios, es decirnos
    que todo aquel, que es considerado Tzadik (justo), es considerado Israel. Cada
    miembro de nuestro pueblo está comprometido a conducirse según la Torá y sus
    preceptos, y si es así entonces será considerado un “Tzadik”, justo varón.

    Y ahora está
    claro que “todo lo que es parte del mundo venidero, es considerado Israel, no
    solamente de nombre, sino en esencia” (Shaar Shishim).

    Cuando dice
    “Todo Israel”, no excluye a los piadosos y rectos de los pueblos del mundo, Rabí
    Moshé Ben Maimon (Maimonides), falla diciendo que aquel que cumple los siete
    preceptos de Noaj (Noé), porque los ordenó Él Santo Bendito Sea, en la Torá, por
    medio de Moshé, nuestro maestro, es considerado uno de los piadosos de las
    naciones del mundo, y amerita una porción en el mundo venidero (Leyes de Teshuvá
    arrepentimiento 3:5).

    Le preguntaron
    al Jafetz Jaim ¿Por qué hacemos lo imposible para que la gente estudie Torá? Si
    los sabios nos “prometen” que todo Israel (tiene parte) en el mundo venidero

    Les contaré
    algo que sucedió, respondió el Rabí:

    En la ciudad
    de Kiev, había un hombre muy rico y famoso, su nombre era Israel Brodsky, tenía
    muchas fábricas, y una gran cantidad de obreros, contadores y ejecutivos. Cada
    uno de ellos recibió su sueldo según su jerarquía.

    Este hombre,
    era muy dadivoso y caritativo y su mano estaba abierta para todos, distintas
    instituciones recibían su ayuda, como también las familias venidas a menos, en
    particular ayudaba a sus parientes pobres, a los cuales les daba una suma
    mensual.

    Todo esto
    estaba escrito en sus libros y como costumbre visitaba sus fábricas de tiempo en
    tiempo.

    Una vez, llegó
    de visita a una de sus fábricas, en compañía de los altos ejecutivos de su
    empresa, le presentaron a los encargados de los distintos departamentos, a
    quienes saludó, preguntándoles sobre el cargo que ocupaban, el salario que
    recibían y otros similares.

    De esa manera
    pasaron ante él, los distintos directores y los cientos de obreros de aquella
    fábrica.

    Entre ellos se
    acercó una persona, el potentado lo saludo como a todos y le hizo las mismas
    preguntas que a los anteriores.

    Le contestó en
    el idioma ruso:

    Yo recibo un
    salario — quiso decir, que él es uno de sus parientes que recibía su salario
    mensual, sin hacer nada.

    Toda la gente
    se rió a carcajadas.

    Esta, dijo el
    anciano Rabí, es la respuesta a vuestra pregunta, cierto que todo Israel tiene
    una parte en el mundo venidero, ¡pero hay algunos que reciben sueldo sin hacer
    nada y esto haz de entenderlo!.

    (Comentario
    del Jafetz Jaim, sobre Avot).

    Quiero
    agradecer a todos aquellos que hicieron realidad esta obra, que HaShem los
    bendiga, amen.

    Quiero
    recordar con mucho cariño a mis hijos y nietos su calor y amor me fortalecen.

    A mi esposa,
    sin su ayuda no hubiera podido estudiar la Torá.

    Por sobre
    todos agradezco a HaShem, HaShem Eterno, por protegerme, bendecidme con salud,
    paz, alegría, hijos, nietos, alumnos y amigos maravillosos.

    Con la ayuda
    del Todopoderoso, les presentamos la segunda edición de “Pirke-Avot”, la cual
    editamos a pedido de numerosos hermanos, de habla hispana que desean estudiar
    las célebres máximas de nuestros Sabios, ya dijeron, “De sus máximas no te
    separes” (Cáp. 5:22). “Meditarás en ella de día y de noche” (Ieoshua 1:8). Por
    toda duda que tengas analiza las palabras de los Sabios y encontrarás
    respuestas.


     

    Rabino Iona
    Blickstein

     

    Caracas,
    Venezuela, Jeshvan 5763


    Datos bibliográficos



    PIRKEI AVOT



    “TRATADO DE LOS PRINCIPIOS”


    Datos
    bibliográficos de los Sabios


    mencionados en el


    Pirkei Avot




    Los Sabios mencionados en Avot, actuaron entre los años 200 antes
    de la era común, hasta 220 de esta era.

    Esta época
    puede ser dividida en varias partes.

    1.


    Shimón Hatzadik hasta Raban Iojanan Ben Zakai (200 antes de la era común – 40 de
    la era común), conocida como la “época de las parejas” (Cáp. 1), en esta
    época gobernaron los griegos, los Hasmonaim se rebelaron y ocuparon el gobierno
    – al fin de esa época, comenzó la opresión romana.

    2.

    Primera
    generación de los Tanaítas:

    (estudiosos de la Torá).

    Esta
    generación fue encabezada por Raban Iojanan Ben Zakai 40 – 80 de la era común,
    en esta época fue destruido el segundo templo.

    3.

    Segunda
    generación, de los Tanaítas:

    Los sabios de
    Yavne, Rabán Gamliel de Yavne y los alumnos de Rabán Iojanán Ben Zakay 80 – 110
    de la era común.

    4.

    Tercera
    generación de los Tanaítas:

    La generación de la Rebelión de Bar Kojva. Rabí Akiva fue líder espiritual del
    levantamiento contra los romanos, 110 – 135 de la era común.

    5.

    Cuarta
    generación de los Tanaítas:

    Persecuciones
    y malos edictos, entre otros, actuaron Rabí Shimón Bar Iojay y Rabí Meir 135
    -–170 de la era común.

    6.

    Quinta
    generación de los Tanaítas: Rabí Iehuda Hanasí
    ,
    recopiló la Mishná; junto a los grandes sabios de su generación 170 – 200 de la
    era común.

    7.


    Entre los años 200 – 220 de la era común, actuaron Raban Gamliel, hijo de Rabí
    Iehuda Hanasí, Rabí Shimón, Rabí Ieoshua Ben Levy y otros.

    1)


    Shimón Hatzadik (el justo) – Gran Sacerdote, de los remanentes de la “Kneset
    Haguedola” (Gran Asamblea), sirvió durante cuarenta años, como Gran Sacerdote,
    fue alumno de Antigonos hijo de Sojo – la vasija de aceite, en el evento de
    Janucá, estaba sellada con su nombre, su hijo Matitiahu, Cohen Gadol (Gran
    Sacerdote).

    Los así
    llamados “Hashmonaim”, eran Shimón, Iojanan, Iehuda, Ionathan y Eleazar.

    2)

    Antigonos de
    Sojo, alumno de Shimón Hatzadik
    ,
    después de él, comienza la época de las parejas.

    3)

    Iosi Ben
    Ioezer
    ,
    Presidente del Sanhedrín, Iosi Ben Iojanan, Jefe del Tribunal, alumnos de
    Antigonos.

    4)

    Nitay Haarbeli
    ,
    Presidente del Sanhedrín, Ieoshua Ben Perajia, Jefe del Tribunal, (año
    103 antes de la era común) – durante el reinado de Alexander Ianai (103 – 765
    antes de la era común).

    5)

    Iehuda Ben
    Tabai
    ,
    Presidente del Sanhedrín y Shimón Ben Shetaj, Jefe del Tribunal, en los
    días de Alexander Ianai y su esposa Shlomitzión (103 – 67 antes de la era
    común).

    6)

    Shmaia
    ,
    Presidente del Sanhedrín y Abtalión, Jefe del Tribunal– Fines de la época
    de los Hashmonaim, comienzo del reinado del rey Hordus; los dos eran
    descendientes de conversos, hay quienes opinan que Iosefus Flavius (Iosef Ben
    Matitiahu) menciona a Abtalión en sus libros, con el nombre de Polión. Y como
    uno de los grandes sabios de su época.

    7)

    Hilel
    ,
    Presidente del Sanhedrín, Shamay, Jefe del Tribunal, durante el reinado
    de Hordus, antes de la era de la destrucción del Templo.

    8)

    Raban Gamliel,

    Presidente del Sanhedrín antes de la destrucción del Segundo
    Templo.

    9)

    Rabí Shimón,
    hijo de Gamliel
    ,
    Presidente del Sanhedrín, en la generación de la destrucción del Templo, padre
    de Rabí Iehuda Hanasí, el príncipe, presidió el Sanhedrín después de la rebelión
    de Bar Kojva (132 – 135).

    10)

    Raban Iojanan
    Ben Zakai

    40 – 80 de la era común; en el año 70 fue destruido el Sagrado Templo.

    Alumno de
    Hilel el anciano y de Shamay; sus alumnos. Rabí Eliezer Ben Horkenus, Rabí
    Ieoshua Ben Jananiá, Rabí Iosi Hacohen, Rabí Shimón Ben Netanel, Rabí Eleazar
    Ben Araj, Rabí Tarfón, Rabí Janina Ben Dosa.

    11)

    Akabia hijo de
    Mahalalel
    ,
    Contemporáneo de Hilel y Shamay.

    12)

    Rabí Janina,
    Vise Gran Sacerdote
    ,
    Contemporáneo de Raban Iojanan Ben Zakai, testigo de la destrucción del Templo.

    13)

    Rabí Janina
    Ben Teradión
    ,
    Contemporáneo de Rabí Akiva.

    14)

    Rabí Shimón
    bar Iojai
    ,
    alumno de Rabí Akiva.

    15)

    Rabí Janina
    Ben Janijai
    ,
    Alumno de Rabí Akiva.

    16)

    Rabí Nejunia
    Ben Hakana,

    Contemporáneo
    de Rabí Iojanan Ben Zakai y maestro de Rabí Ishmael.

    17)

    Rabí Jalafta
    de Kfar Jananiá
    ,
    alumno de Rabí Meir

    18)

    Rabí Eleazar
    de Bartota
    ,
    hijo de Yehuda, alumno de Rabí Ieoshua, hijo de Jananiá, condiscípulo de Rabí
    Akiva.

    19)

    Rabí Dostai
    ,
    hijo de Rabí Yanai, alumno de Rabí Meir

    20)

    Rabí Janina
    Ben Dosa
    ,
    alumno de Raban Iojanan Ben Zakai.

    21)

    Rabí Eleazar
    Hamodai
    ,
    tío de Shimón bar Kojva, contemporáneo de Raban Gamliel de Yavne.

    22)

    Rabí Ishmael
    ,
    condiscípulo de Rabí Akiva, alumno de Rabí Ieoshua, hijo de Jananiá, de Rabí
    Eliezer y de Rabí Lejanía Ben Hakana.

    23)

    Rabí Akiva
    ,
    tomó la dirigencia espiritual, después del fallecimiento de Raban Gamliel de
    Yavne.

    24)

    Rabí Eleazar
    Ben Azaria
    ,
    descendiente de Ezra, el escriba, uno de los más importantes sabios de la
    Yeshivá de Yavne.

    25)

    Rabí Eleazar
    ,
    hijo de Jisma, alumno de Raban Gamliel y Rabí Ieoshua.

    Dedicatorias



    PIRKEI AVOT



    “TRATADO DE LOS PRINCIPIOS”



    Dedicatorias


     
     

    A la bendita memoria

    de mi querido padre

    Moshé Iosef ben Iona Z´L.

     

    A la bendita memoria

    de mi querido suegro y
    maestro

    Gran Rabino Rebí Abraham

    Abujatzira ZA´TZA´L.

     


    Dedico este libro a mi madre, Java; a mi suegra Rujama; a mis hermanos Eliahu
    Jaim y Reuben Yaacov y familias, a mis cuñados BenTzion, David, Rabí Yaacov,
    Rabí Abraham, y Rabí Ilan, Rivka, Bruria y familias; a mis hijos Iosef Elazar,
    Liora Yehudit, David, Uriel, Abraham, y Mijal; a mis hijos políticos David,
    Braja y Tamy, Jani y Alberto; a mis nietos Reaya, Israel Boaz, Abital, Moshé
    Yair, Moshé, Ruth,  Elishay, Ionathan, Israel, Gabriel Itzjak, e Israel Meir,
    Itzjak David, Ohad, Iael y Adi, a mi querida esposa Mazal, que HaShem la bendiga
    con salud y satisfacciones, ya que con su ayuda me es más facil estudiar la Torá.

     


    ESTE LIBRO ESTÁ DEDICADO A LA
    BENDITA MEMORIA DE:

     


    Abraham ben Velvel z’l


    Beile bat Shlomo z’l


    Salomon Galsky
    y flia

     

    Pinjas Meir ben Iosel z’l


    Magda Hartman
    e hijas

     

    Gabriel ben Pesaj Leib
    Weissman z’l


    Henry Weissman y flia.

     

    Reuven ben Eliezer
    Frujterman z’l


    Tomas Kiss y flia.

     

    Israel Kopel ben Shlomo z’l

    Jana bat Nujem z’l


    Salomon y Aida Epelboim y
    flia.

     

    Reuven ben Pesaj Dov z’l

    Jaya Sara bat Zeev z´l

    Shraga Favel ben Reuven z´l


    Willy y Henrique Margulis y
    flia.

    Capítulos 1 al 3
    Capítulos 4 al 6