• Características de Israel

    caracteristicas de IsraelCaracteristicas de Israel
    Publicado por el ministerio de relaciones exteriores, publicación Una mirada sobre Israel
    Israel está situado en el Medio Oriente, a lo largo del mar Mediterráneo; limita con el Líbano, Siria, Jordania y Egipto. Sirve de puente a tres continentes: Europa, Asia y Africa.
    Relieve
    Israel forma una faja larga y angosta, de 470 km de largo y 135 km de ancho en su parte más ancha.
    Aunque pequeño en superficie, Israel tiene la variedad de paisajes de todo un continente, desde sierras boscosas y verdes valles fértiles hasta llanos y montes desérticos, y desde la planicie costera de clima mediterráneo hasta el valle semitropical del Jordán y el Mar Muerto, el punto más bajo de la tierra. Más de la mitad del territorio del país es semiárida o muy árida.

    Clima, Flora y Fauna y Agua
    ?Clima
    El clima de Israel se caracteriza por largos meses de sol, con una estación lluviosa que va de noviembre a abril. La precipitación pluvial varía de 500 a 700 mm anuales en el norte a menos de 25 mm en el extremo meridional. Las condiciones climáticas regionales varían considerablemente: veranos calurosos y húmedos e inviernos suaves, lluviosos, en la zona costera; veranos calientes y secos e inviernos moderadamente fríos con lluvia y ocasionales nieves en las zonas montañosas; veranos tórridos y secos e inviernos agradables en el valle del Jordán; y condiciones desérticas, con días muy calurosos y noches frías en el sur.
    Flora y Fauna
    La rica variedad de la flora y la fauna de Israel resulta tanto de su situación geográfica como de la variedad de su topografía y clima. Hay en Israel más de 500 clases de pájaros; 200 especies de mamíferos y reptiles, y 2.600 especies de plantas (150 de las cuales son endémicas). En el país se han establecido más de 150 reservas naturales y 65 parques nacionales, que comprenden una superficie total de casi 1.000 kilómetros cuadrados.
    Agua
    La escasez de agua en en el país ha llevado a realizar grandes esfuerzos para aprovechar al máximo los recursos disponibles y buscar nuevas fuentes de suministro. En los años 60 del siglo XX todos los recursos de agua dulce del país quedaron integrados en una red conjunta, cuya arteria principal, el Acueducto Nacional acarrea agua al centro y sur del país. En los últimos años se ha desarrollado el aprovechamiento de recursos no convencionales, tales como la reutilización de aguas servidas y la desalación del agua de mar.
    Población, ciudades, Sistema de Gobierno
    ?Población
    Israel es un país de inmigración. Desde su fundación en 1948, la población se ha casi decuplicado, alcanzando en la actualidad más de 7,8 millones de habitantes, que forman un variado mosaico de trasfondos étnicos, religiones, culturas y tradiciones. La población judía constituye el 75,4 por ciento del total; la no judía, en su mayor parte árabe (20,5 por ciento), el 24,6 por ciento.
    Población urbana y rural
    El 92 por ciento de la población de Israel vive en unos 200 centros urbanos, algunos de ellos situados en antiguos sitios históricos. Casi el 5 por ciento viven en localidades rurales de tipo cooperativo: kibutzim y moshavim.Ciudades Principales
    Jerusalem, la capital (pob. 788.100), ha sido el centro histórico, espiritual y nacional del pueblo judío desde que el rey David la eligió como capital de su reino, hace unos 3000 años. Hoy es una ciudad floreciente y dinámica, y la sede del gobierno. Es la mayor ciudad de Israel.
    Tel Aviv (pob. 404.300), fundada en 1909 como primera ciudad judía de los tiempos modernos, es el centro industrial, comercial, financiero y cultural del país.
    Haifa (pob. 268.200), a orillas del Mediterráneo, es conocida desde la antigüedad. Posee un importante puerto de aguas profundas y es el centro industrial y comercial del norte de Israel.
    Beer Sheva (pob. 195.400) mencionada en la Biblia como lugar de residencia del Patriarca Abraham, es actualmente el mayor centro urbano del sur. Brinda servicios administrativos, económicos, de salud, educativos y culturales a toda la región.Sistema de Gobierno
    Israel es una democracia parlamentaria cuyos poderes son el legislativo, el ejecutivo y el judicial. El jefe del Estado es el presidente, cuyas funciones, esencialmente representativas y de protocolo, simbolizan la unidad y soberanía del Estado. La Knéset, autoridad legislativa de Israel, es un parlamento únicameral de 120 miembros que opera a través de su plenario y de 12 comisiones permanentes. Sus miembros se eligen cada cuatro años en comicios generales nacionales.
    El Gobierno (gabinete de ministros) administra los asuntos interiores y exteriores del país. Está encabezado por un primer ministro y es responsable en forma colectiva ante la Knéset.
    Educación y ciencia, Salud y Bienestar social
    ?Educación y Ciencia
    La enseñanza es obligatoria desde los cinco años de edad, y gratuita hasta los 18. Casi todos los niños de tres y cuatro años de edad asisten a algún tipo de programa programa preescolar.
    Las instituciones de educación superior de Israel comprenden universidades, que ofrecen una variedad de áreas de estudio en ciencias y humanidades y mantienen centros de investigación afamados; academias universitarias, que ofrecen estudios superiores; y escuelas de ingeniería. El alto nivel de investigación y desarrollo de Israel y la aplicación cabal de los resultados obtenidos ayudan al país a superar la escasez de sus recursos naturales.
    Salud
    Ley de Seguro Nacionl de Salud, en vigencia desde enero de 1995, garantiza a todos los habitantes de Israel una canasta uniforme de servicios médicos, inclusive hospitalización. Estos servicios son proporcionados por intermedio de cuatro grandes organizaciones de atención médica. Cada asegurado puede elegir libremente la que prefiera.
    La esperanza de vida es de 83,4 años para las mujeres y 79,7 años para los varones; la tasa de mortalidad infantil es de 4,0 por mil nacimientos vivos. La proporción de médicos y de especialistas dentro del total de la población se comparan favorablemente con los de los países más avanzados.
    Bienestar social
    El sistema de bienestar social se basa en una legislación que proporciona protección a los trabajadores y una amplia gama de servicios nacionales y comunitarios, incluyendo atención a los ancianos, asistencia a familias uniparentales, programas para niños y jóvenes, agencias de adopción, y prevención y tratamiento del alcoholismo y la drogadicción.
    El Instituto de Seguro Nacional otorga a todos los residentes permanentes (incluso a los no ciudadanos) una amplia gama de beneficios, que incluyen seguro de desempleo, pensiones de vejez, pensiones a viudas y huérfanos, subsidios por maternidad, subsidios por hijos, pagos de complemento a los ingresos, etc.
    Industria, Agricultura, Comercio Exterior y Economía
    Industria
    La industria de Israel se centra en la manufactura de productos con un alto valor agregado, que se basan principalmente en innovaciones tecnológicas. Estos productos incluyen electrónica médica, agrotecnología, hardware y software, telecomunicaciones, energía solar, procesamiento de alimentos y productos químicos.
    Agricultura
    La agricultura de Israel es el resultado de una larga lucha contra las duras y adversas condiciones y del aprovechamiento al máximo de la escasa agua y tierra disponibles. Hoy en día, la agricultura representa cerca de un 2,4 % del PNB y el 2% de las exportaciones. Israel se autoabastece en productos alimentarios en un 93%, y completa lo faltante con la importación de granos, semillas oleaginosas, carne, café, cacao y azúcar, que cubre con creces con la amplia variedad de productos exportados.
    Comercio exterior
    Se mantienen relaciones comerciales con países de seis continentes. Alrededor del 48% de las importaciones y del 32% de las exportaciones se realizan con Europa, en el marco del acuerdo de libre comercio de Israel con la Unión Europea (firmado en 1975). Un acuerdo similar fue firmado en1985 con los Estados Unidos, cuyo comercio con Israel constituye el 12% de las importaciones israelíes y el 35% de sus exportaciones.
    Cultura?Miles de años de historia, la concentración de judíos de más de 70 países, una sociedad formada por una multitud de etnias que viven en estrecha proximidad, y un flujo constante de contenidos internacionales que llegan por satélites y cables, han contribuido al desarrollo de una cultura israelí que refleja los elementos mundiales y al mismo tiempo trata de buscar su propia identidad. La expresión cultural a través de las artes es tan variada como la población, con literatura, teatro, conciertos, programas de radio y televisión, esparcimiento, museos y galerías de arte para cada interés y gusto.
    Los idiomas oficiales del país son el hebreo y el árabe, pero en las calles del país pueden oírse muchas otras lenguas. El hebreo, idioma de la Biblia confinado durante largo tiempo a la literatura y la liturgia, fue revivido hace un siglo, acompañando la renovación de la vida judía en el país.?Economía
    Oficina Central de Estadística 2011)
    PIB $217 mil millones
    $28,500 per cápita)
    Exportación de bienes y servicios $58,4 mil millones
    Importaciones, bienes y servicios $59,2 mil millones

    ECONOMÍA: Desafíos y logros
    El más notable logro económico de Israel es el ritmos al cual se ha desarrollado, haciendo frente, al mismo tempo, a los siguientes desafíos enormemente costosos.??
    Logros recientes
    ?• El año 2000 fue el primero en la historia de la economía del país con cero por ciento de inflación, junto con una disminución significativa del déficit de la balanza comercial, esta última sigue bajando a menos de $ 1 mil millones en 2009, lo que representa menos del 1 por ciento del comercio total.
    • En mayo de 2010, Israel fue aceptado en la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), un homenaje a su surgimiento como una economía desarrollada de la primera clase.
    • En diez años Israel absorbió casi 1,2 millones de inmigrantes y su fuerza laboral civil aumentó de 1,65 millones en 1990 a 3 millones en 2010.
    • Se controló la inflación, que de una tasa anual de 445% en 1984 bajó al 21% en 1989, al 0% en el 2000, aumenta sólo el 2,4% en 2005 y a menos de cero – 0,1% en 2006. Este logro permitió que el banco central para bajar las tasas de interés casi a cero durante la crisis financiera de 2007-2010 – al mismo tiempo mantener la inflación dentro del rango meta de 3-5%.
    • Se eliminó la deuda externa, que era 1,6 veces mayor que el PIB en 1985; un 25% del PIB en 1995, disminuyó a menos del 3% del mismo en el 2001 y descendió a cero en el 2003, convirtiéndose Israel desde entonces en acreedor (es decir, la economía mundial le debía a Israel más de lo que éste debía al mundo). Para el año 2010 el mundo le debe a Israel un total neto de $ 50 mil millones.
    • Las inversiones extranjeras aumentaron continuamente (estimulando el aumento del PIB y acelerando el aumento de las exportaciones) de U$S 175 millones en 1987 a U$S 5.800 millones en 1997, U$S 10.700 millones en 2005 y US$ 16.900 en 2009.
    • Las exportaciones industriales se sextuplicaron durante las últimas dos décadas, de U$S 6.000 millones en 1985 a U$S 39.800 millones en 2008 y US$ 34.600 en 2009.
    • En 2010, Israel anunció el descubrimiento de un campo de gas natural enorme en sus aguas costeras, elevando la posibilidad de que el país puede ser capaz de reducir su dependencia de las importaciones de energía e incluso convertirse en un exportador de gas.
    ?
    Desafíos historicos
    El más notable logro económico de Israel es el ritmos al cual se ha desarrollado, haciendo frente, al mismo tempo, a los siguientes desafíos enormemente costosos:
    • El mantenimiento de la seguridad nacional: Israel gasta actualmente alrededor de un 8 por ciento (frente a más del 25% en la década de 1970 y el 23% en 1980) de su PIB en defensa. Incluso en épocas de relativa calma, Israel debe mantener una capacidad de disuasión fuerte.
    • Absorber ingentes números de inmigrantes: La “reunión de las diásporas” es la razón de ser del Estado Judío. Desde su fundación, Israel ha absorbido más de tres millones de inmigrantes, casi cinco veces el número de judíos que vivían en el país cuando obtuvo su independencia (1948). En sus primeros cuatro años de existencia, la población de Israel se duplicó con creces, con la llegada al país de más de 700.000 inmigrantes, en su mayoría refugiados de la Europa de posguerra y de los países árabes.
    Desde 1990 otra ola de 1,2 millones de inmigrantes (940.000 sólo de la ex-Unión Soviética) exigió enormes desembolsos para su absorción física y social. No obstante, estos recién llegados contribuyeron, mucho más rápidamente que las olas inmigratorias previas, a acelerar el crecimiento del PIB, aunque elevaron temporalmente el índice de desempleo al 11,2 por ciento en 1992. Éste se redujo gradualmente hasta el 7,6 por ciento a fines de 2006. Esta se redujo gradualmente a menos del 6 por ciento antes de la crisis financiera.
    • Establecer una infraestructura económica moderna: Aunque en 1948 existía ya una red básica de carreteras, transportes e instalaciones portuarias, así como sistemas hidráulicos, de electricidad y comunicaciones, éstos distaban mucho de ser adecuados. En su ampliación y mejoramiento se tuvieron que invertir muy grandes sumas, Sin esa enorme inversión en comunicaciones y transportes, gran parte del acelerado crecimiento de la economía jamás se hubiera producido.
    • Proporcionar un alto nivel de servicios públicos (salud, educación, bienestar, etc.): Dado que Israel se responsabiliza del bienestar de su población, preocupándose en especial por los elementos más débiles de la sociedad, una gran parte de sus recursos se destina a cubrir esas obligaciones. Presupuestos recientes han puesto un especial énfasis en la educación y otros programas destinados a la inversión en la futura fuerza laboral del país, al tiempo que ayuda a cerrar la brecha de ingresos.
    ?
    “Un Milagro Economico”
    Durante sus primeros 25 años, la economía israelí alcanzó una impresionante tasa de crecimiento del PIB (cerca del 10 por ciento en promedio interanual), a la vez que el país absorbía grandes olas de inmigración, construía prácticamente de la nada una infraestructura y una economía modernas, luchaba en cuatro guerras y mantenía la seguridad nacional. Estos logros han sido calificados de “milagro económico”, pero de hecho, deben ser atribuido en gran medida al uso sagaz a lo largo de esos años de una sustancial importación de capital, sobre todo, una inversión masiva en medios de producción, acompañada del éxito del país en la rápida absorción de los inmigrantes y su integración en labores productivas.
    Durante los seis años siguientes, entre 1973 y 1979, la tasa de crecimiento anual del PIB disminuyó en Israel, al igual que en la mayoría de los países industrializados (debido en parte a las crisis petroleras de 1973/4 y de 1979/80), hasta un promedio interanual del 3,8 por ciento. En la década del 80, bajó aun más, al 3,1 por ciento. En cambio, en el decenio siguiente la tasa anual de crecimiento del PIB subió a más del 5 por ciento en promedio (con un pico de el 7,7 % en el año 2000), para descender nuevamente al 5,2% a mediados de los años 2000.
    La tasa de crecimiento económico de Israel en 2006 fue relativamente elevada en comparación con la de otros países desarrollados. En los 30 países de la OECD, la tasa media de crecimiento alcanzó 3.2%, una cifra menor que la de Israel en 1,9 puntos porcentuales.
    Por supuesto, estas tasas de crecimiento eran imposibles de realizar durante la recesión mundial, pero Israel fue una de las pocas economías desarrolladas para lograr un crecimiento positivo (0,7 por ciento) en 2009. A medida que la economía mundial comenzó a recuperarse, las estadísticas indican que las tasas de crecimiento fueron volviendo a la normalidad en torno al 3 por ciento a principios de 2010.
    El PIB per cápita aumentó en más de un 60% en el curso de la última década del siglo XX, alcanzando U$S 25.800 en 2007 y US$ 27.143 en 2008.
    Israel resiste la recesión
    Tres razones principales se citan para explicar la fuerza de Israel en la cara de estos graves problemas.
    La primera razón es el sector bancario conservador de Israel. Un fuerte sistema de regulación bancaria y la tradición moderada de Israel mantuvo los bancos de los instrumentos que han demostrado aventura tan desastrosa en los EE.UU. y Gran Bretaña. Además, cuando los inversores internacionales se puso nerviosa, se les aseguró por la fuerte capitalización de los bancos israelíes.
    Otra razón fue la elasticidad del mercado laboral para hacer frente a la nueva realidad. Los actores principales, incluyendo la Histadrut (la mayor federación de trabajadores de Israel) entender la sabiduría de aceptar recortes salariales a corto plazo en las primeras etapas de la crisis. El desempleo también aumentó significativamente, en paralelo con los acontecimientos mundiales.
    Como la economía recuperó en el transcurso de 2009, los salarios y el empleo volvió rápidamente a sus niveles anteriores, mientras que los mercados de trabajo en los EE.UU. y Europa siguió siendo lento.
    Sin embargo, la fortaleza del consumo interno durante la crisis es realmente lo que hizo que Israel se destacan en su ajuste macroeconómico.
    Cuando comenzó la recesión, los israelíes redujeron sus gastos en bienes duraderos, pero mantienen sus bienes no duraderos a niveles pre-crisis. Este fue un factor primordial en el mantenimiento de un PIB estable, y permitiendo que la economía israelí para capear la recesión con éxito. A medida que el mundo se movía de la recesión en 2009, el gasto nacional en tanto de bienes durables y no durables recogió rápidamente, más ayuda a la recuperación del país.

    Potencial a largo plazo
    El israelí “milagro económico” es mucho más que una historia de la recesión y la recuperación – es la historia de una economía que fue construido desde cero, sobrevivió a numerosas crisis y la privación económica severa, y que finalmente ha emergido como una economía próspera, libre mercado, cuyo los ciudadanos gozan de un alto nivel de vida.
    Con una población en 2010 de más de 7,5 millones de habitantes, Israel ha sido aclamado internacionalmente a lo largo de los años, en particular, por sus extraordinarios logros en la agricultura y agrotecnología, riego, energía solar, y en muchas industrias de alta tecnología y de nueva creación. Sobre la base de intensivos en I + D, incluso en las industrias tradicionales, Israel es hoy no sólo la tierra de leche y miel, sino también la tierra de alta tecnología, incluyendo software, comunicaciones, biotecnología, productos farmacéuticos, y la nanotecnología.
    Acuerdos de libre comercio alcanzados durante las últimas tres décadas con los Estados Unidos, la Unión Europea y varios países de América Latina han facilitado la expansión de las exportaciones de Israel de los bienes y servicios, más de $ 80 mil millones en 2008 -, así como su participación en las compañías internacionales que contribuyó a un crecimiento acelerado del país.

    OCDE
    La fecha del 10 de mayo de 2010, seguirá siendo un hito extraordinario en la historia económica de Israel. Después de años de luchar contra las presiones y los retos de todo tipo, Israel finalmente ha sumado a las filas de las economías más importantes del mundo, ya que fue nombrado miembro de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, la OCDE.
    La adhesión del país a la OCDE tendrá efectos de fondo, ya que Israel está comprometido con los reglamentos de la organización que rigen los sectores que van desde el medio ambiente para el mercado de pensiones. De hecho, el proceso de adhesión presionó a Israel a hacer cambios fundamentales que correspondían a un economía moderna, incluida la reducción de la deuda de Israel, el mantenimiento de políticas fiscales y de desarrollo, la reducción de impuestos y hacer que el mercado de capitales más sofisticado.
    Adhesión a la OCDE permitirá a Israel un mayor acceso a ciertos tipos de fondos de inversión gestionados, que están obligados a reservar una proporción de sus tenencias de los países desarrollados.
    Pero el verdadero significado de la membresía de Israel en la OCDE es el reconocimiento por parte de la economía mundial de los tremendos avances que Israel ha hecho durante sus 62 años de existencia.

    El shékel
    El shékel, la unidad monetaria de Israel, (cotizada en U$S 0,26 en julio de 2010) ya era conocida en el segundo milenio AEC como unidad de peso para los medios de pago en oro y plata. La Biblia menciona que Abraham negoció la compra de una heredad “y la cueva que había en ella”, en Macpelá (cerca de Hebrón), diciendo: “Yo daré el precio de la heredad, tómalo de mí y sepultaré en ella mis difuntos”. Efrón, el propietario de esa tierra, respondió: “La tierra vale cuatrocientos siclos (shékels) de plata… y Abraham pesó a Efrón cuatrocientos siclos de plata, de buena ley entre mercaderes.” (Génesis 23,13 y 15-17)?

    Salarios y condiciones de trabajo
    Los salarios en Israel se fijan mayormente por negociaciones tripartitas entre la Confederación General de Trabajores de Israel (Histadrut), la Asociación de Empleadores Privados y el gobierno, que es aún el mayor empleador del país y cuyo escalafón salarial tiene un peso considerable que influye en todos los sectores de la economía.
    Los acuerdos así alcanzados establecen un marco de referencia para los distintos sectores de la economía y fijan también (con cambios ocasionales) una pauta de reajuste automático de los salarios en relación con el aumento del índice de carestía de la vida, como compensación por la inflación. Por ello, la escala salarial es más bien rígida, sobre todo en los niveles más bajos. Las olas de desempleo en Israel no afectaron significativamente los salarios, aunque en períodos de escasez de mano de obra suben los salarios con mayor elasticidad allí donde la demanda de personal es mayor.
    Sin embargo, durante la reciente crisis, los mercados de trabajo mostró una gran flexibilidad. Muchos trabajadores se comprometieron a reducir sus horas o tomar recortes en los salarios en lugar de enfrentarse a la posibilidad de despidos. Esto a su vez contribuyó a estabilizar los mercados de trabajo y alentado la confianza del consumidor positivo, que a su vez ayudado a impulsar el consumo interno.
    En junio de 2008 el salario mensual en Israel en promedio nacional era de NIS 8.075 (unos US$ 2.250). Las condiciones de trabajo en los distintos sectores económicos se establecen en convenios colectivos negociados entre patronos y trabajadores, pero las normas básicas se determinan por ley. Éstas fijan una semana de trabajo de 47 horas como máximo (aunque en 2006 en el sector comercial, fue de 40 horas semanales o menos) y un salario mínimo (NIS 3.850 mensuales en 2008, unos US$ 1.000), así como pago por horas extra, indemnizaciones de despido, vacaciones pagadas y licencias por enfermedad con disfrute de sueldo.
    La Histadrut – Confederación General de Trabajadores de Israel fue fundada en 1920 como una federación de organismos sindicales para representar a los trabajadores y al mismo tiempo crear industrias. Con el tiemp llegó a convertirse en el mayor empleador de Israel y desempeñó un papel importante en el desarrollo del país.
    En la actualidad la Histadrut agrupa a 700.000 miembros afiliados a 78 sindicatos, que atienden a la organización del trabajo a nivel local, firman convenios colectivos y supervisan su aplicación. La mayoría de los ramos de empleo están representados: alimentación, textiles, hoteles, turismo, funcionarios del Estado y de organismos públicos, oficinistas, ingenieros técnicos, enfermeras, jubilados y otros. Algunas profesiones tienen sindicatos propios, independientes: médicos, ingenieros, maestros, profesores universitarios y periodistas.
    La Histadrut ya no posee la misma fuerza de antaño, a medida que un número creciente de trabajadores se emplean con contratos personales o a través de agencias de personal.

    Turismo
    Los turistas se ven atraídos por la diversidad geográfica de Israel, los sitios arqueológicos y religiosos, el casi ilimitado sol y las modernas instalaciones balnearias en el Mediterráneo, el Lago Kinéret (Mar de Galilea), el Mar Rojo y el Mar Muerto.
    En el año 2000, el número de turistas que visitaron el país fue el mayor de su historia: 2,41 millones, en comparación con 33.000 en 1950, 118.000 en 1960, 441.000 en 1970, 1,18 millones en 1980 y 1,34 millones en 1990. Esta cifra se superó en 2008 cuando Israel abrió sus puertas a más de 3 millones de turistas.
    Número de visitantes sigue aumentando. En el primer semestre de 2010, 1,6 millones de turistas visitaron Israel, el 39 por ciento más que en el mismo período del año pasado, y 10 por ciento más que en 2008. Los estadounidenses representan el 21 por ciento de los turistas en Israel, con los rusos representan el 15 por ciento y otros países europeos que forman gran parte del resto.
    En 2006 el turismo proporcionó ingresos en divisas de US$ 2.800 millones, el 5 % del ingreso total por exportaciones y el 16,8% de la exportación de servicios. En el primer semestre de 2010, el turismo receptivo trajo en aproximadamente $ 1,55 mil millones.
    Aunque esta industria contribuye con menos del 3% al PNB, tiene un valor agregado en moneda extranjera del 85% (el mayor valor agregado de todas las industrias de exportación del país), y emplea unas 80.000 personas. El turismo, con su considerable potencial, es un factor importante en los planes de desarrollo económico de Israel.
    Educación Superior
    ?La educación superior juega un papel cardinal en el desarrollo económico y social del país.
    Casi un cuarto de siglo antes de la creación del Estado, se abrió en 1924 el Technión – Instituto Tecnológico de Israel en Haifa, para la capacitación de ingenieros y arquitectos.La Universidad Hebrea de Jerusalén fue fundada en 1925 como centro de educación superior para los jóvenes del país y para atraer a estudiantes y científicos judíos del extranjero. Cuando Israel obtuvo la independencia en 1948, el total de estudiantes en ambas universidades alcanzaba a cerca de 1.600. En el año lectivo 2005-2006, casi 262.000 estudiantes asistieron a las instituciones de educación superior del país. De ellos, el 37% estaba inscrito en universidades, el 44% en colegios universitarios, y el 19% participaba en cursos de la Universidad Abierta.
    Con plena libertad académica y administrativa, las instituciones de educación superior de Israel están abiertas a todos aquellos que cumplen sus requisitos académicos. Los inmigrados recién llegados al país y los candidatos que carecen de las cualificaciones necesarias pueden asistir a un programa preparatorio especial, que una vez concluido con éxito permite solicitar el ingreso.Consejo de Educación Superior
    Las instituciones de educación superior funcionan bajo la autoridad del Consejo de Educación Superior, encabezado por el Ministro de Educación, que comprende representantes de las universidades, delegados del público y un representante de los estudiantes. El Consejo concede credenciales a las instituciones de estudio, las faculta para otorgar títulos universitarios, y asesora al gobierno en materia de desarrollo y financiamiento de la educación superior y la investigación científica.
    La Comisión de Planificación y Asignaciones del Consejo, formada por cuatro catedráticos de diferentes áreas y dos personalidades públicas del sector empresarial o industrial, es el ente intermediario entre el gobierno y las instituciones de educación superior en todo lo referente a asuntos financieros, elaboración de presupuestos y distribución del presupuesto aprobado. El Estado cubre el 70 % del presupuesto de educación superior, el 20 % proviene de los pagos de los estudiantes y el resto, de donaciones. La Comisión también promueve la cooperación entre las diversas instituciones.
    Estudiantes
    ?La mayoría de los estudiantes israelíes tienen más de 21 años de edad al iniciar sus estudios, después de tres años de servicio militar obligatorio para los varones, y dos años para las mujeres. Hasta comienzos de los años 60 los estudiantes asistían a las instituciones de educación superior mayormente para adquirir conocimientos, pero hoy se orientan sobre todo hacia una carrera. Una proporción elevada de estudiantes elige estudios profesionales dentro de la amplia gama de opciones ofrecidas. En la actualidad, más de la mitad de los israelíes de 20 a 24 años de edad están inscritos en una institución de educación post-secundaria o superior.
    Las universidades
    El Technion – Instituto Tecnológico de Israel (fundado en 1924, Haifa) es la institución en la que se ha graduado la mayoría de los ingenieros, arquitectos y urbanistas del país. En las últimas décadas, se le han agregado facultades de medicina y de ciencias de la vida. El Technion sirve como centro de investigación básica y aplicada en ciencias e ingeniería para promover el desarrollo industrial del país.
    La Universidad Hebrea de Jerusalén (fundada en 1925) cuenta con facultades que abarcan prácticamente todas las áreas de estudio, desde arqueología hasta zoología y sirve de sede de la Biblioteca Nacional de Israel. Desde su fundación, los científicos de la Universidad Hebrea han participado activamente en todas las fases del desarrollo de Israel. Su facultad de estudios judaicos es una de las más renombradas del mundo.
    El Instituto Científico Weizmann (fundado en 1934, Rehovot) fue conocido originalmente como Instituto Sieff. En 1949 fue ampliado y recibió el nombre del Dr. Haim Weizmann, primer presidente de Israel y químico renombrado. Hoy en día, es un reconocido centro de investigación de post-graduados en los campos de la física, la química, las matemáticas y las ciencias de la vida. Sus investigadores participan en proyectos destinados a acelerar el desarrollo de la industria y establecer nuevas empresas científicas. El Instituto incluye un departamento para la enseñanza de las ciencias, que prepara programas de estudio para las escuelas secundarias.
    ?La Universidad Bar Ilan (fundada en 1955, Ramat Gan) ofrece un enfoque integrativo singular que combina programas de enriquecimiento en materias judaicas con una educación liberal en una amplia gama de disciplinas, particularmente en ciencias sociales. Combinando la tradición con la tecnología moderna, es sede de institutos de investigación en física, química médica, matemáticas, economía, estudios estratégicos, psicología del desarrollo, musicología, Biblia, Talmud, ley judía y varios otros.
    La Universidad de Tel Aviv (fundada en 1956) se creó por fusión de tres instituciones preexistentes para poder ofrecer una universidad en el área de Tel Aviv, la zona más poblada de Israel. La universidad, que es hoy la mayor del país, ofrece un amplio espectro de disciplinas, colocando considerable énfasis en la investigación tanto básica como aplicada. Es también sede de institutos especializados en estudios estratégicos, administración de sistemas de salud, pronóstico tecnológico y estudios de energía.
    La Universidad de Haifa (fundada en 1963), que sirve como centro de educación superior para la zona norte del país, ofrece la posibilidad de estudios interdisciplinarios. Sus centros interdepartamentales, institutos y su planificación arquitectónica general están estructurados para responder a este enfoque. La universidad incluye una unidad para el estudio del kibutz como entidad social y económica, así como un centro dedicado a la promoción de la comprensión y cooperación entre judíos y árabes en Israel.
    La Universidad Ben-Gurión del Néguev (fundada en 1967, Beer Sheva) fue establecida para servir a los habitantes de la zona sur y para estimular el desarrollo social y científico de la región desértica del país. Ha hecho importantes contribuciones a la investigación de zonas áridas, y su escuela de medicina fue la primera en promover la medicina comunitaria en el país. El campus de la universidad en el kibutz Sdé Boker alberga un centro para el estudio de los aspectos históricos y políticos de la vida y época de David Ben-Gurión, el primer Primer Ministro de Israel.
    La Universidad Abierta (fundada en 1974), que se basa en el modelo de Universidad a Distancia, ofrece oportunidades de educación superior para obtener un primer título universitario sin necesidad de asistir a clases en aulas. La enseñanza se basa principalmente en el estudio personal con la ayuda de textos y guías, complementados por tareas estructuradas y tutorías periódicas, y un examen final.
    Seguro medico y seguro social
    La Salud y el seguro medico
    La base del sistema de salud de Israel, que incluía una red nacional de servicios de prevención, de diagnóstico y de tratamiento, fue sentada aun antes de la independencia, por la comunidad judía del país junto con las autoridades británicas que administraron el país de 1918 a 1948.
    Así, al proclamarse la independencia, la infraestructura médica de Israel ya estaba bien desarrollada, las vacunaciones eran cosa habitual y los sistemas de prevención funcionaban cabalmente. Sin embargo, en los primeros años del Estado, los servicios de salud tuvieron que enfrentarse de nuevo con algunos de los problemas ya superados anteriormente, para hacer frente a las necesidades de cientos de miles de refugiados de Europa y de los países árabes. Estos problemas se resolvieron mediante un intenso esfuerzo nacional, que implicó otorgar servicios especiales e implantar un amplio programa de educación para la salud y de medicina preventiva.
    La población de Israel recibe atención médica a través de una amplia red de hospitales, clínicas, centros de medicina preventiva e institutos de rehabilitación. La atención hospitalaria incluye los más avanzados procedimientos y técnicas, desde fertilización in vitro, exploración computarizada por CT e IRM y cirugía cerebral avanzada hasta trasplantes de médula ósea y de órganos.
    Los centros de atención materno-infantil, para la madre durante el embarazo y para el niño desde el nacimiento hasta la primera infancia, ofrecen revisiones prenatales, detección precoz de impedimentos mentales o físicos, vacunaciones, exámenes pediátricos periódicos y educación para la salud.Administración y estructura
    El organismo responsable de todos los servicios de salud es el Ministerio de Salud, que elabora la legislación al respecto y vela por su aplicación; supervisa el ejercicio de la medicina; fija normas de calidad para alimentos y medicamentos; otorga licencias al personal médico; fomenta la investigación; evalúa los servicios de salud y supervisa la planificación y construcción de hospitales. Además, el ministerio actúa como organismo de salud pública en lo referente a medicina ambiental y preventiva.
    Personal médico
    Los aproximadamente 32.000 médicos, 9.000 dentistas y 6.000 farmacéuticos de Israel ejercen su profesión como miembros de los equipos de hospitales y clínicas vecinales, así como en la práctica privada. Casi el 72% de las 54.000 enfermeras del país son diplomadas, y las demás son enfermeras prácticas.
    La fomación en profesiones médicas es proporcionada por cuatro escuelas de medicina, dos escuelas de odontología, dos de farmacia y 15 escuelas de enfermeras, siete de las cuales otorgan título universitario. En varias instituciones se imparten además cursos de fisioterapia, terapia ocupacional y nutrición, así como cursos para técnicos de laboratorio y técnicos radiólogos.
    Maguen David Adom, el servicio médico de emergencia de Israel, análogo a la Cruz Roja, mantiene una red de estaciones de primeros auxilios, un programa nacional de donaciones de sangre, bancos de sangre y cursos de primeros auxilios, así como un servicio público de ambulancias que incluye unidades de tratamiento intensivo. La organización funciona con la ayuda de 10.000 voluntarios, muchos de ellos alumnos de escuelas secundarias, que se desempeñan en 120 estaciones dispersas por todo el país.Seguro de salud
    La Ley de Seguro Nacional de Salud provee una canasta uniforme de servicios médicos, incluida la hospitalización, para todos los habitantes del país. Los servicios médicos son proporcionados en el país por cuatro cajas de seguro médico integral, que están obligadas a aceptar a todo postulante sin importar edad o estado de salud.
    La principal fuente de financiamiento es el impuesto de seguro médico, abonado en cuotas mensuales de hasta 4,8 % del ingreso, que recauda el Instituto de Seguro Nacional. Lo completa la participación de los empleadores en el seguro de sus empleados. Las cajas de seguro reciben una asignación de acuerdo al número promedio sus de asegurados, ponderado en función de su edad, distancia a la institución médica más próxima y otros criterios fijados por el Ministerio de Salud

    Seguro social- Bituaj Leumi
    La Ley de Seguro Nacional (1954) otorga a la población una amplia gama de prestaciones por intermedio del Instituto de Seguro Nacional, un ente autónomo adscrito al Ministerio de Industria, Comercio y Empleo. Las prestaciones son financiadas por cuotas obligatorias pagadas por empleadores, empleados y trabajadores independientes, y en parte también por el presupuesto estatal.
    El Instituto de Seguro Nacional es también el encargado de ejecutar el programa estatal tendiente a garantizar un ingreso mínimo a los ciudadanos. El programa se aplica por medio de asignaciones a familias e individuos cuyos ingresos se encuentran por debajo de un mínimo determinado.
    El Estado paga, asimismo a través del Instituto de Seguro Nacional, subsidios familiares cuyo monto crece con el número de niños, especialmente a partir del cuarto. Ademá. el Instituto proporciona a los ancianos dependientes de la ayuda de otras personas, una atención a largo plazo, ya sea en su propia casa, o en instituciones residenciales.
    El Instituto de Seguro Nacional administra también el programa de seguro nacional de salud de Israel.

    El kibutzm, el Moshav, aldeas y asentamientos comunitarios
    Alrededor del 8 porciento de la población vive en áreas rurales, bien en aldeas del tipo usual, bien en aldeas cooperativas de dos tipos singulares, el kibutz y el moshav, que se desarrollaron en el país a comienzos del siglo XX.
    Aldeas de diversos tamaños son habitadas por árabes y drusos (estos últimos constituyen el 1,6 por ciento de la población de Israel). La tierra y las casas son de propiedad privada y los campesinos cultivan y venden sus productos en forma individual. Una minoría dentro del sector árabe, los beduinos (estimados en 170.000) actualmente están pasando un proceso de urbanización que refleja la transición de una sociedad tradicional a un modo de vida moderno y sedentario.
    El kibutz es una unidad social y económica autosuficiente en la que las decisiones son adoptadas por la asamblea general de sus miembros y la propiedad y los medios de producción son de pertenencia comunal. Hoy en día el 1,7 porciento de la población vive en 266 kibutzim. Los miembros trabajan en las diversas ramas de la economía del kibutz. Aunque tradicionalmente fueron la columna vertebral de la agricultura israelí, los kibutzim se dedican ahora cada vez más a la industria, el turismo y los servicios. Muchos kibutz han abandonado en parte su enfoque colectivo tradicional, introduciendo diversos grados de privatización.
    El moshav es un asentamiento rural en el que cada familia mantiene su propia granja y hogar. En el pasado la cooperación se extendía a las compras y el mercadeo; en la actualidad, los agricultores de los moshavim han elegido ser más independientes económicamente. Los aproximadamente 451 moshavim, con un promedio de 60 familias cada uno, comprenden alrededor del 3,4% de la población del país y abastecen una gran parte de la producción agropecuaria de Israel.
    El yishuv kehilatí (asentamiento comunitario) es una nueva forma de asentamiento rural; en cada una de las 107 comunidades existentes viven cientos de familias. Si bien la vida económica de cada familia es completamente independiente y la mayoría de los miembros trabajan fuera de la comunidad, el nivel de participación voluntaria de los miembros en la vida comunitaria es muy alto.
    La institución central es la Asamblea General, formada por los jefes de cada familia, que establece y aprueba el presupuesto de la comunidad en su reunión anual. Además de las comisiones de administración y supervisión, algunos grupos de trabajo se dedican a áreas tales como educación, cultura, juventud, finanzas y otros. Una secretaría a sueldo maneja los asuntos cotidianos de la comunidad de acuerdo con las decisiones de los cuerpos electos. Los nuevos miembros son aceptados únicamente bajo aprobación de la comunidad.
    Infractructuras
    Comunicaciones: Israel está conectado a las principales redes internacionales de transferencia de datos comerciales, financieros y académicos, y está totalmente integrado a los sistemas de comunicaciones internacionales por medio de líneas submarinas de fibra óptica y de satélites. El país ocupa un alto lugar, en base per cápita, en líneas telefónicas, computadoras y usuarios de Internet.
    Israel es uno de los pocos países de mundo que cuenta con un 100 por ciento de digitalización de su red telefónica, lo que permite brindar los más avanzados servicios a los abonados. Además, Israel cuenta con una de las más altas tasas mundiales de penetración del teléfono celular.
    El servicio postal funciona a todo lo largo de Israel y lo conecta con la mayoría de los países del mundo. El Servicio Filatélico ha emitido más de 1.500 sellos; muchos de los más conocidos artistas gráficos de Israel han ayudado a crear estas “tarjetas de visita” del país, algunas de los cuales ya se han hecho acreedoras del status de clásicos y son muy cotizadas por los filatelistas.
    Carreteras: En un país de distancias cortas, los automóviles, buses y camiones constituyen el principal medio de transporte. En los últimos años la red caminera se ha ampliado y mejorado extensamente para responder al rápido aumento en número de vehículos y para lograr que incluso las comunidades más remotas sean accesibles. La construcción de la Autovía Transisraelí de varios carriles (Carretera 6), que enlaza Beer Sheva en el sur con Rosh Hanikrá y Rosh Piná en el norte a lo largo de cerca de 300 kilómetros, está casi terminada. Esta carretera permite evitar las zonas densamente pobladas, aliviando así la congestión del tráfico y proporcionando un acceso rápido a la mayoría de las zonas del país.
    Ferrocarriles: Los ferrocarriles de Israel proporcionan servicio de pasajeros entre Tel Aviv, Jerusalem, Haifa, Naharía Beer-Sheva, Ashkelon y Dimona. Además, servicios de carga sirven los puertos de Ashdod y Haifa y los yacimientos de minerales al sur de Dimona. En los últimos años ha aumentado la utilización de trenes de carga y de pasajeros. Para ayudar a aliviar los problemas causados por la creciente congestión de las carreteras, han entrado en servicio últimamente varias líneas de cercanías que enlazan Tel Aviv y Haifa con sus respectivas poblaciones suburbanas, por medio de unidades rápidas, operando en coordinación con las líneas de autobuses. Muchos vagones anticuados actualmente en uso están siendo reemplazados por coches modernos con aire acondicionado, y se han introducido equipos modernos para mantenimiento de las vías.
    Sistema portuario: Los antiguos puertos de Yafo y Acre (Acco) han sido reemplazados por tres modernos puertos de aguas profundas en Haifa, Ashdod y Eilat, que sirven a la navegación internacional. El puerto de Haifa es en la actualidad uno de los mayores puertos de contenedores del Mediterráneo y opera en él, también, una atareada terminal de pasajeros; el puerto de Ashdod es empleado principalmente para mercaderías; y el de Eilat, en el Mar Rojo, une a Israel con el hemisferio sur y con el Lejano Oriente. Además, en Ashkelón opera un puerto petrolero, y en Hadera funcionan modernas instalaciones para la descarga directa de barcos que proveen de carbón a la vecina estación de energía eléctrica.
    Consciente de que la ubicación geográfica de Israel le brinda el potencial para transformarse en un país de tránsito para viajeros y mercancías que cruzan la región, la Dirección de Puertos y Ferrocarriles ha elaborado un plan a largo plazo para responder a las futuras necesidades de transportes. Entre otras prioridades, recomienda desarrollar un moderno sistema de ferrocarriles con equipo de avanzada en cada etapa de sus operaciones terrestres y marítimas, y el establecimiento de una red de sistemas computarizados que controle y supervise todos sus servicios.
    Aeropuertos: El aeropuerto internacional Ben-Gurión (aproximadamente 25 minutos de viaje desde Tel Aviv, y 35 desde Jerusalem) es la principal y más grande terminal aérea del país. Debido al aumento previsto en el número de llegadas y partidas de pasajeros, el aeropuerto ha sido ampliado considerablemente. Vuelos charter, principalmente desde Europa, hacen uso de los pequeños aeropuertos de Eilat y de Tel Aviv y vuelos internos utilizan el aeródromo de Rosh Piná en el norte.
    Población y caracteristicas de algunas ciudades
    Alrededor del 92% de los israelíes viven en zonas urbanas. Muchas modernas ciudades, que combinan lo antiguo con lo nuevo, han sido construidas en sitios conocidos desde la antigüedad; entre ellas se cuentan Jerusalem, Safed, Beer Sheva, Tiberíades y Acre (Acco). Otras, como Rejovot, Hadera, Pétaj Tikvá y Rishón Letzión fueron inicialmente pequeños pueblos agrícolas, fundados a fines del siglo XIX o principios del siglo XX, que se convirtieron gradualmente en grandes centros de población. Después de la independencia se crearon varias nuevas “ciudades de desarrollo”, como Carmiel y Kiriat Gat, para albergar las masas de inmigrantes que llegaron al país en aquellos años, ayudar a dispersar la población por todo el país y promover una economía rural y urbana estrechamente relacionadas entre sí, llevando la industria y los servicios a zonas hasta entonces deshabitadas.
    Jerusalén, situada en los montes de Judea, es la capital de Israel, la sede del gobierno y el centro histórico, espiritual y nacional del pueblo judío desde que el rey David la convirtió en capital de su reino hace aproximadamente 3.000 años. Santificada por la religión y la tradición, por sus lugares santos y sus templos, es reverenciada por judíos, cristianos y musulmanes de todo el mundo.
    Hasta 1860, Jerusalem era una ciudad amurallada formada por cuatro barrios: judío, musulmán, armenio y cristiano. En esa época los judíos, que para entonces constituían la mayoría de la población de la ciudad, empezaron a establecer nuevos barrios fuera de las murallas, que formaron el núcleo de la moderna Jerusalem. Durante tres décadas de administración británica (1918-48), la ciudad pasó gradualmente de ser una descuidado villorrio provinciano del imperio otomano (1517-1917) a una floreciente metrópoli con muchos nuevos barrios residenciales, cada uno de los cuales refleja el carácter del grupo particular que lo habita. En 1949, a consecuencia del ataque árabe contra el recién creado Estado de Israel, la ciudad quedó dividida entre Jordania e Israel y durante los siguientes 19 años, muros de hormigón y alambradas de púas separaron las dos partes de la ciudad. Como resultado del ataque jordano a Jerusalén en la Guerra de los Seis Das en 1967, la ciudad fue reunificada.
    Jerusalén, que es hoy la mayor ciudad del país, cuenta con una población de más de 730.000 habitantes. A la vez antigua y moderna, es una ciudad de diversidad, cuyos habitantes representan una mezcla de culturas y nacionalidades, de formas de vida religiosas y laicas. Es una ciudad que preserva su pasado y construye hacia el futuro, con sitios históricos cuidadosamente restaurados, amplias áreas verdes, modernas centros comerciales, parques industriales y suburbios en expansión que reafirman su continuidad y vitalidad.
    Tel Aviv-Yafo, una moderna ciudad sobre la costa del Mediterráneo; es el centro comercial y financiero del país, así como el foco de su vida cultural. En ella se concentran la mayoría de las organizaciones industriales, la Bolsa de Valores, los principales diarios, centros comerciales y casas editoriales.
    Tel Aviv, la primera ciudad absolutamente judía de los tiempos modernos, fue fundada en 1909 como suburbio de Jaffa, uno de los más antiguos asentamientos urbanos del mundo. En 1934 se concedió a Tel Aviv estatuto municipal y en 1950 la ciudad cambió de nombre a Tel Aviv – Yafo, absorbiendo la nueva municipalidad a la antigua Jaffa. La zona alrededor del antiguo puerto de Yafo se ha desarrollado convirtiéndose en una colonia de artistas y un centro turístico que cuenta con galerías, restaurantes y clubes nocturnos. La “Ciudad Blanca” de Tel Aviv, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, comprende un vasto conjunto de edificios diseñados en el llamado “Estilo modernista”, que fueron construidos en los años 1930 a 1950.
    Haifa, situada en la costa del Mediterráneo, se extiende a lo largo de las laderas del Monte Carmelo. Está construida en tres niveles topográficos: la ciudad baja, parcialmente en tierras recuperadas del mar, es el centro comercial con las instalaciones portuarias; el nivel medio es una antigua zona residencial, y el nivel más alto está formado por nuevos barrios modernos, en rápida expansión, con calles sombreadas por árboles, parques y pinares, que dominan las zonas industriales y las playas de su amplia bahía. Importante puerto de aguas profundas, Haifa es un foco de comercio internacional y es asimismo el centro administrativo de la zona norte de Israel.
    Safed, ubicada en la cima de los montes de la Galilea, es un popular lugar de veraneo y sitio turístico, con un barrio de artistas y varias sinagogas centenarias. En el siglo XVI, Safed fue el más importante centro de estudio y creatividad judíos del mundo, lugar de reunión de rabinos, estudiosos, y místicos que fijaron leyes y preceptos religiosos, respetados por los judíos observantes hasta el día de hoy.
    Tiberíades, en la costa del Lago Kinéret, es famosa por sus fuentes de aguas termales terapéuticas. Actualmente la ciudad es un efervescente centro turístico junto al lago, en la que los restos arqueológicos de su pasado se mezclan con modernos hoteles y edificios. Fundada en el siglo I de la EC a nombre del emperador romano Tiberio, se convirtió en un centro de estudios judío y durante mucho tiempo fue la sede de una renombrada academia rabínica.
    Beer Sheva, situada en el norte del Néguev, se encuentra en la intersección de las carreteras al Mar Muerto y a Eilat. Es una ciudad nueva construida sobre los restos de un antiguo lugar que se remonta a la época de los patriarcas, hace unos 3.500 años. Llamada “Capital del Néguev”, es un centro administrativo y económico, sede regional de los ministerios e instituciones de salud, educación y cultura que sirven a toda la región sur.
    Eilat, la ciudad más al sur de Israel es su salida al Mar Rojo y al Océano Índico. Su moderno puerto, construido sobre el lugar en que se supone que estaba el puerto usado en los tiempos del rey Salomón, atiende el comercio del país con Africa y el Lejano Oriente. Cálidos inviernos, un impactante escenario submarino, playas bien acondicionadas, deportes acuáticos, lujosos hoteles y el acceso desde Europa por medio de vuelos charter directos han convertido a Eilat en un próspero balneario turístico durante todo el año. Desde el acuerdo de paz entre Israel y Jordania (1994), se han iniciado proyectos de desarrollo conjuntos con la vecina ciudad de Akaba, principalmente para promover el turismo en la región.
    Arquitectura a lo largo del tiempo
    El estilo de la construcción urbana varía enormemente, desde antiguas construcciones de los siglos pasados, edificios modernistas, diseñados por renombrados arquitectos de la Europa anterior a la Segunda Guerra Mundial y bloques de departamentos construidos para albergar a los inmigrantes en los primeros años de la independencia, hasta barrios residenciales cuidadosamente planificados, y rascacielos de hormigón y vidrio que alojan oficinas y modernos hoteles de lujo.
    Minorias
    Unos 1,8 millones de habitantes de Israel, casi el 24 porciento de la población, no son judíos. Aunque colectivamente se les suele designar como ciudadanos árabes de Israel, incluyen varios grupos diferentes, en su mayoría de habla árabe, pero cada uno con características distintivas.
    Primer Ministro Netanyahu (25 de marzo de 2012): “Las minorías de Israel, incluyendo más de un millón de ciudadanos que son árabes, tienen plenos derechos civiles. El gobierno de Israel no permite la discriminación contra la mujer. La población cristiana de Israel siempre tendrá la libertad de practicar su fe. Israel esta el único lugar en el Medio Oriente, donde los cristianos son totalmente libres de practicar su fe. No tienen que temer, no tienen que huir. En un momento en que los cristianos están bajo asedio en tantos lugares, en tantas tierras en el Medio Oriente, estoy orgulloso de que en los cristianos de Israel son libres de practicar su fe y que hay una floreciente comunidad cristiana en Israel.”
    Los árabes musulmanes, más de 1,2 millones en total, sunitas en su mayoría, viven principalmente en pueblos y pequeñas ciudades, más de la mitad de ellos en el norte del país.
    Los árabes beduinos, también musulmanes, cuyo número se estima en 250.000, pertenecen a unas treinta tribus, dispersas mayormente en el sur del país. Pastores nómades en el pasado, actualmente se están sedentarizando e incorporando gradualmente a la fuerza laboral de Israel.
    Los árabes cristianos, que son alrededor de 123.000, viven en su mayoría en zonas urbanas, sobre todo Nazaret, Shefaram y Haifa y pertenecen principalmente a las iglesias Católica Griega, Griega Ortodoxa y Católica Romana. Pequeños grupos pertenecen a otras denominaciones.
    Los drusos, unas 122.000 personas de habla árabe, que viven en 22 pueblos del norte de Israel, constituyen una comunidad cultural, social y religiosa separada. Aunque la religión drusa no se divulga entre los ajenos a la comunidad, uno de los aspectos conocidos de su filosofía es el concepto de taqiyya, que llama a una total lealtad de sus fieles al gobierno del país en que residen.
    Los circasianos, que suman unas 4.000 almas, concentradas en dos aldeas de la Galilea, son musulmanes sunitas, aunque no comparten ni el origen árabe ni el trasfondo cultural de la comunidad islámica de Israel. Habiendo mantenido su identidad étnica distintiva a lo largo de los años, hoy en día participan en diversas ramas de la economía y en algunos aspectos de los asuntos nacionales sin asimilarse ni a la sociedad judía ni a la comunidad musulmana.Vida Comunitaria Arabe
    Las inmigración y la emigración de población árabe se han ido alternando en distintas épocas, de acuerdo con las condiciones económicas reinantes. A fines del siglo XIX, cuando la inmigración judía estimuló el crecimiento económico, muchos árabes fueron atraídos al área por sus posibilidades de empleo, altos salarios y mejores condiciones de vida.
    La mayoría de la población árabe de Israel vive en pequeñas ciudades y pueblos autosuficientes de Galilea incluida la ciudad de Nazaret, en la región central entre Hadera y Pétaj Tikvá, en el Néguev y en zonas urbanas mixtas como Jerusalén, Acco, Haifa, Lod, Ramle y Yafo.
    La comunidad árabe de Israel constituye predominantemente un sector obrero en una sociedad de clase media, un grupo político periférico en un estado altamente centralizado y una minoría de habla árabe dentro de una mayoría de habla hebrea. Esencialmente no asimilada, la existencia separada de la comunidad se ve facilitada por el uso del árabe, segundo idioma oficial de Israel, un sistema escolar separado árabe/druso, medios de comunicación, literatura y teatro en lengua árabe, y la mantención de tribunales independientes musulmanes, drusos y cristianos que dirimen asuntos de derecho personal.
    Aunque la cultura y las costumbres del pasado son aún parte de la vida cotidiana, el gradual debilitamiento de la autoridad tribal y patriarcal, los efectos de la educación obligatoria y la participación en los asuntos económicos, municipales y políticos del país afectan rápidamente las formas de vida y las concepciones tradicionales. A la vez, la condición de la mujer árabe israelí se ha ido liberalizando significativamente gracias a leyes que otorgan igualdad de derechos a la mujer, y prohiben la poligamia y el matrimonio de niñas.
    La participación política del sector árabe se manifiesta en las elecciones nacionales y municipales. Ciudadanos árabes manejan los asuntos políticos y administrativos de sus propias municipalidades y representan los intereses árabes a través de sus representantes electos en la Knéset (parlamento israelí). Éstos intervienen en la escena política para promover a los grupos minoritarios y acrecentar su participación en el bienestar general.
    Desde el establecimiento de Israel (1948), los árabes han estado exentos del servicio militar obligatorio en las Fuerzas de Defensa de Israel en vista de su afinidad familiar, religiosa y cultural con el mundo árabe (que ha atacado repetidamente a Israel), y por la preocupación ante una posible doble lealtad. Sin embargo, se estimula el servicio militar voluntario, por el cual optan algunos cada año. Desde 1957, a petición de sus líderes comunitarios, el servicio militar ha sido obligatorio para los varones drusos y circasianos, y el número de beduinos que se integran a la carrera militar aumenta constantemente.Dinámica árabe-judía
    Los ciudadanos árabes, que constituyen más de la sexta parte de la población de Israel, viven en el linde entre los conflictivos mundos de judíos y palestinos. Sin embargo, aunque se mantienen como segmento del pueblo árabe en cultura e identidad, e impugnan la identificación de Israel como estado judío, ven su futuro unido a Israel. En el proceso, han adoptado el hebreo como segundo idioma y la cultura israelí como un estrato más en sus vidas. Simultáneamente, luchan por obtener un mayor grado de participación en la vida nacional, una mayor integración a la economía y mayores beneficios para sus ciudades y pueblos.
    El desarrollo de las relaciones intergrupales entre los árabes y los judíos de Israel se ha visto obstaculizado por diferencias profundamente arraigadas en la religión, valores y concepciones políticas. No obstante, a pesar de coexistir como dos comunidades autosegregadas, con el correr de los años se han ido aceptando mutuamente, reconociendo la singularidad y las aspiraciones de cada comunidad.

    Pluralismo y segregación
    Como sociedad multiétnica, multicultural, multireligiosa y multilíngüe, Israel presenta numerosas divisorias de segregación. Si bien los grupos no están separados por una política oficial, diferentes sectores dentro de la sociedad están segregados en buena medida, mantienendo una fuerte identidad cultural, religiosa, ideológica y/o étnica.
    Sin embargo, a pesar de un grado bastante alto de segmentación social y de disparidades económicas, y una vida política frecuentemente acalorada, la sociedad israelí es relativamente equilibrada y estable. El nivel moderado de conflictos sociales entre los diferentes grupos, a pesar de su inherente potencial de intranquilidad social, puede ser atribuido a los sistemas judicial y político del país, que se basan una estricta igualdad jurídica y cívica.
    Así, Israel no es una sociedad de fusión, sino más bien un mosaico formado por diferentes grupos de población que coexisten en el marco de un estado democrático.

    Las leyes
    A poco de obtener su independencia (1948), Israel promulgó el decreto “Leyes y Administración”, que estipulaba que las leyes vigentes en el país antes de la independencia permanecerían en vigor mientras no contradijeran los principios enunciados en la Declaración de Independencia del Estado de Israel y no fueran incompatibles con las que promulgara en el futuro la Knéset. Así, el sistema legal incluye vestigios de la ley otomana (vigente hasta 1917), leyes del Mandato Británico (1918-1948), que incorporan gran parte del derecho consuetudinario inglés, elementos de la ley religiosa judía y algunos elementos de otros sistemas.
    Sin embargo, la característica principal del ordenamiento jurídico israelí es el gran cuerpo de legislación y de jurisprudencia original que se ha ido desarrollando desde 1948. Una vez establecido el Estado, se confió a la Knéset la tarea de promulgar una serie de leyes básicas, referentes a todos los aspectos de la vida, que una vez reunidas formarán una constitución. Ya se han promulgado numerosas Leyes Básicas, que definen los rasgos fundamentales de las instituciones, tales como la Presidencia, la Knéset, el Gobierno, el Poder Judicial, las Fuerzas de Defensa de Israel, el Contralor del Estado, y otras varias sobre derechos ciudadanos, como Libertad de Ocupación (referente al derecho a seguir la vocación que uno ha elegido) y Dignidad y Libertad Humana, que otorga protección contra atentados a la vida, al cuerpo o a la dignidad de una persona.
    Leyes básicas
    La Knéset (1958)
    Tierras del Estado (1960)
    El Presidente (1964)
    El Gobierno (1968/2001)
    La Economía del Estado (1975)
    Fuerzas de Defensa de Israel (1976)
    Jerusalem (1980)
    El Sistema Judicial (1984)
    El Contralor del Estado (1988)
    Dignidad Humana y Libertad (1992)
    Libertad de Ocupación (1992)
    La superioridad normativa de las Leyes Básicas sobre la legislación ordinaria fue confirmada en 1995, cuando el Tribunal Supremo asumió el poder jurídico de derogar la legislación de la Knéset que violara una Ley Básica.
    Con el correr de los años se ha desarrollado un cuerpo de jurisprudencia basado en las sentencias del Tribunal Supremo que protegen las libertades civiles, incluyendo las de expresión, de reunión y de culto, y les otorgan, junto con la norma de igualdad, el carácter de valores básicos del sistema legal de Israel.
    En su capacidad de Corte Suprema de Equidad y actuando como primera y última instancia en la materia, el Tribunal Supremo también atiende recursos de amparo contra cualquier ente o agente estatal.
    El Asesor Jurídico del Gobierno
    El servicio jurídico del Estado está dirigido por el Asesor Jurídico del Gobierno, quien tiene poder exclusivo para la representar al Estado en todas las materias civiles, criminales y administrativas de mayor cuantía. El gobierno debe abstenerse de cualquier acción que en opinión del asesor jurídico sea ilegal, mientras un tribunal no disponga lo contrario. Si bien es nombrado por el gobierno, el asesor jurídico actúa independientemente del sistema político.
    La Contraloría del Estado, fue creada por Ley (1949) para supervisar las cuentas de todas las dependencias del Estado. El Contralor del Estado lleva a cabo auditorías externas y emite informes sobre legalidad, regularidad, economía, eficiencia, efectividad e integridad moral de la administración pública. Desde 1971, el Contralor del Estado ejerce también las funciones de Defensor del Pueblo (Ombudsman), recibiendo quejas del público contra entes estatales o públicos sujetos a la auditoría del contralor.
    El Contralor del Estado es elegido por la Knéset en votación secreta por un sólo período de siete años, y es responsable solamente ante la Knéset.
    La contraloría abarca las actividades de todos los ministerios, instituciones estatales, servicios de seguridad, autoridades municipales, empresas estatales, etc. Además, está autorizada por ley a inspeccionar los asuntos financieros de los partidos políticos representados en la Knéset, así como de sus cuentas de la campaña electoral, imponiendo sanciones monetarias en caso de descubrir irregularidades.

    Comments are closed.