• Recorridos sionistas, capítulo 9

     



    Tomado
    riesgos para sobrevivir

    ¿Cómo
    podía Ben Gurión declarar la independencia cuando era consciente que con
    la finalización de la evacuación de los britanicos el 15 de Mayo, el nuevo
    estado sería invadido por los ejércitos regulares de los estados
    árabes limítrofes y cuando había sido advertido por el liderazgo militar
    acerca de que éstos tendrían una avasallante ventaja en cantidad de hombres
    y armamentos?

     

    El
    29 de noviembre de 1947, era una tarde de sábado, en New York. La Asamblea General
    de las naciones Unidas acababa de votar la partición de Palestina en un estado
    árabe y otro judío. Fue un momento maravilloso. Un estado judío

    por
    el que el Movimiento Sionista había trabajado durante los últimos 50 años tomaría
    forma el 15 de mayo de 1948. Lo que el pueblo judío había añorado durante siglos
    de exilio estaba a punto de convertirse en realidad.

    A
    6.000 millas de distancia, en Palestina, era media noche. David Ben Gurión recibió
    la noticia más soberbio de lo que podía esperarse del líder del Yishuv. Sabía
    desde hacía años que cuando ese momento llegara implicaría una guerra con todos
    los estados árabes limítrofes y con los árabes de Palestina. Incluso cabía la
    posibilidad de que los judíos se vieran obligados a luchar contra los británicos.
    Ben Gurión había hecho todo lo que pudo para prepararse para esa confrontación
    pero no había ninguna garantía que los judíos de Palestina resultaran victoriosos.

    Años
    más tarde, “el viejo”, como lo llamaban, contó muchas cosas acerca
    de su larga carrera que había comenzado como la de un joven jalutz, líder del
    Movimiento Laborista, presidente de la Histadrut, presidente del Ejecutivo Palestino
    de la Agencia Judía, primer Primer Ministro y Ministro de Defensa del Estado
    de Israel:

     

    No
    teníamos ilusiones de que con el logro de la independencia nos permitan vivir
    en paz. Debíamos prepararnos lo mejor posible contra la agresión que predecíamos
    como una cosa obvia…   Como
    jefe de la Agencia Judía… durante años me preocupé 
    de la adquisición de equipamiento militar en el 
    extranjero. Habíamos reunido ciertas reservas aquí y allá en el mundo.
    ¿Pero qué beneficio nos estaría esperando en algún país lejano?
    Estoy agradecido de haber tenido la suficiente comprensión de las necesidades
    futuras como para invertir los limitados fondos a mi disposición no sólo en
    armamento sino también en maquinaria y equipos para la producción autónoma de
    armamentos y maquinaria pesada de guerra tales como puentes anfibios 
    SPAN .

    Pero… no podremos traer este precioso material mientras estén los
    británicos aquí y se corra el riesgo de su confiscación.

     

    Las
    armas deben ser usadas por personas y en ése punto Ben Gurión se sentía
    más seguro. Aún no había suficientes judíos en Eretz Israel, sólo unos 650.000
    en 1948 (hoy hay más que el doble en la zona de Tel Aviv). Sin embrago, éstas
    eran las personas más motivadas del mundo. Los judíos que vivían en Eretz Israel
    habían llegado en las últimas décadas durante las así llamadas 5 aliot (olas
    migratorias) y durante los años la Segunda Guerra Mundial. 
    Había entre ellos fundamentalmente tres clases:

     

    1.
    Aquellos que habían llegado por fuertes razones ideológicas, que eran atraídos
    por Eretz Israel.

    2.
    Aquellos que no podían seguir viviendo donde habían nacido y no tenían otro
    lugar para ir, que eran empujados hacia Eretz Israel.

    3.
    Y aquellos que habían nacido en Eretz Israel, los sabras (el
    dulce fruto que está tras las espinas), los nuevos judíos para quienes Eretz
    Israel era simple y naturalmente su hogar.

     

    Ben
    Gurión sabía que cuando el momento llegara esas personas, hombres, mujeres y
    niños lucharían hasta el último aliento 
    para defender todo aquello en lo que creían, todo lo que tenían, sus
    hogares, sus propias vidas. Ben Gurión también sabía que estas 650.000 personas
    era un mundo apartes del Shtetl estereotípico 
    o del judío medieval, que  exponía
    el cuello o gritaba impotente o que se agachaba de miedo mientras murmuraba
    una última plegaria “Shemá Israel”…

    Las
    650.000 personas que él lideraba no eran un ejército agresivo, militarista,
    ni entrenado, pero se asegurarían de que el enemigo no se cuestione en  ningún momento su resolución a defenderse.

     

    Sumado
    a ésto, algunos habían sido entrenados. Para 1948 el Yishuv tenía una
    red y una tradición de defensa. El Yishuv había producido su propio cuerpo de
    defensa, el Hashomer, el Guardián, aún antes de que Jabotinsky organizara los
    Batallones Hebreos en el Ejército Británico durante la Primer Guerra Mundial.
    Sus miembros tenían una misión inmediata: proteger la propiedad judía. Uno de
    los fundadores de la organización lo expresó claramente:


    Decidimos ir a proteger la propiedad judía… y
    pusimos un líder para que nos comandara. Nos unimos juntos bajo una constitución
    que establecía al disciplina estricta…

     

    Así
    como otras cosas en los primeros años del sionismo, estos orígenes prácticos
    del Hashomer tenían reminiscencias bíblicas:

    Sobre
    tus murallas, Oh Jerusalén, he puesto guardias…  
    Isaías 62: 6

     
     

    Ya
    en 1912, los líderes del Hashomer, sostenían que la organización tenía que
    ser establecida en todo el país.

     

    La
    necesidad de organizarse para poder defenderse se hizo más notoria entre los
    judíos del Yishuv después de la Primera Guerra Mundial. Crearon entonces la
    Haganá, defensa.  Durante los
    primeros años la Haganá era de hecho una milicia: sus miembros se entrenaban
    regularmente y prestaban servicio en momento de emergencia pero no era una
    fuerza regular ni profesional.  Permaneciendo
    como una organización apolítica rápidamente incluyó a miles de voluntarios
    de todas las poblaciones de Eretz Israel, y quedó bajo al autoridad directa de
    los líderes del Yishuv. La “prueba  de
    fuego” de la Haganá fue durante los disturbios árabes de 1936-39. Bajo 
    los ataques de la guerrilla árabe la Haganá se transformó en un cuerpo
    militarmente experimentado desarrollando una amplia variedad de métodos para
    enfrentar los ataques terroristas. Su estrategia política fue la Havlagá,
    contención: no tomó la ofensiva contra la población civil de los árabes
    locales.

     

    1939
    representó un retroceso notorio para la causa sionista en Palestina, Los británicos
    habían dejado de lado las recordaciones de la partición de Palestina dadas por
    la Comisión Peel. Bajo el impacto de la continua revuelta árabe y la crisis
    que se acercaba en Europa y el Lejano Oriente que concluyó con el estallido de
    la Segunda Guerra Mundial en septiembre de 1939, los británicos 
    realizaron una  reevaluación de la situación y promulgaron el famosos Libro
    Blanco el 17 de mayo de 1939. Este era de hecho una negación de la política
    británica implementada en las dos últimas décadas. Los ingleses prohibieron
    inmediatamente la venta de tierra a los judíos y limitaron la inmigración judía
    a 75.000 personas durante los primeros cinco años posteriores al Libro Blanco,
    después debería cesar completamente. Unos meses después cuando la estalló la
    guerra Ben Gurión enmarcó la política del Yishuv en relación a los británicos
    de la siguiente manera:

    Debemos
    ayudar a los británicos en la guerra como si el Libro Blanco no existiera 
    y debemos oponernos al Libro Blanco como si no existiera la guerra.

     

    La
    experiencia militar del Yishuv se acrecentó dramáticamente durante los años
    de la Segunda Guerra Mundial. En primer lugar, muchos miembros del Yishuv
    combatieron con las fuerzas británicas. En el marco de la Haganá se estableció
    un cuerpo de paracaidistas, se amplió la industria de producción de armas, fue
    desarrollada la inteligencia y fue especialmente entrenada una fuerza de choque,
    llamada Palmaj – Plugot Majatz – Comando de Choque. La Haganá también organizó
    la inmigración ilegal desde Europa actividad que continuó después de la
    guerra hasta la independencia.

     

    Se
    organizaron también pequeños grupos militares, que no estaban bajo la autoridad
    de los  líderes electos del Yishuv.
    En desacuerdo con la política de contención y posteriormente con la política
    de colaboración con los británicos contra el enemigo nazi en común durante la
    Segunda Guerra Mundial, el Partido Revisionista de Jabotinsky creó el Etzel 
    (Irgún Tzvaí Leumí – Organización Militar Nacional). El Irgún, como se
    lo llamaba comúnmente, se rebeló contra los británicos bajo el liderazgo de
    Menajem Begin. Después de la guerra combinaron algunas de sus actividades con
    las de la Haganá y el Palmaj, pero generalmente realizaban sus propias misiones,
    provocando incluso la oposición de gran parte del Yishuv.

    Sumado
    al alto grado de entrenamiento militar que recibieron miles de judíos en Palestina,
    en algunas de las unidades surgieron líderes destacados. Solamente el Palmaj
    tenía en sus filas a jóvenes tales como: Yitzjak Rabin, Moshé Dayan, Yigal Alón.
    El Irgún tenía a Begin y una organización que se escindió del Irgún, llamada
    Leji (Lojamé Jerut Israel – Combatientes por la Libertad de Israel) tenía
    a Yitzjak Shamir.

     

    El
    Holocausto convirtió a la empresa sionista en un imperativo absoluto. Ya antes
    de la guerra hubo incidentes en los que judíos intentando salir de Europa habían
    sido devueltos a los puertos de otros países civilizados. Durante la guerra
    no se pudo aliviar el sentido de impotencia, desesperación y horror. Después
    de la guerra había unos cientos de miles que habían logrado sobrevivir y que
    eran ahora literalmente desposeídos, no tenían hogar ni país dispuesto a tomar
    responsabilidad legal por ellos. Eran más que personas desplazadas: pertenecientes
    a ningún lugar, no eran personas.  Sumados a aquellos que habían sido físicamente destruídos,
    estaban aún con vida aquellos que lo estaban legalmente,

     

    La
    idea de que había un lugar que no sólo los dejaría entrar sino que también
    los quería, que veía su razón de ser en su protección y su defensa, era un lugar
    para ir a él y luchar por él. Aún si Ben Gurión no tenía las armas que necesitaba
    pero tenía la verdadera arma clave bajo su control, tenía un pueblo que simplemente
    no podía permitirse perder y una organización que sin duda produciría una victoria.

     

    El
    mapa que la Asamblea General de las Naciones Unidas presentó fue sin duda mucho
    mejor que el recomendado diez años antes por la Comisión Peel. Incluía vastas
    zonas de la Galilea (no toda); toda la región de la costa desde Ako, pasando
    por Haifa hasta el sur de Tel Aviv y Yafo; la mayor parte del Neguev hasta el
    Golfo de Aqaba. No incluía Jerusalén, que estaba considerada como parte de una
    zona internacional. Había una concepción de unión económica entre el estado
    árabe y el estado judío.

     

    Visto
    desde cualquier evaluación razonable las fronteras del estado propuesto a los
    judíos eras tan frágiles que parecía tener pocas posibilidades ante el esperado
    ataque combinado de los árabes palestinos locales y los estados árabes, Para
    poder defender todas esas áreas  se
    necesitaban más recursos materiales y humanos de lo que los judíos tenían. Habían
    muchas rutas que podían fácilmente ser bloqueadas y de este modo las líneas
    de abastecimiento a zonas completadas podían ser cortadas. La presencia británica
    permitía a los judíos defender sólo posiciones, no tomar la ofensiva, ya que
    hacerlo implicaba tener que luchar contra os británicos.

     

    Para
    marzo de 1948  los británicos comenzaron
    lentamente a retirar sus fuerzas de Palestina. Debían completar la retirada
    hasta el 15 de mayo. Jerusalén fue bloqueada; el bloque de asentamientos de
    Etzion al sur de Jerusalén, era atacado así como los poblados en la Galilea.
    El liderazgo militar del Yishuv recomendaba al liderazgo político, encabezado
    por Ben Gurión, que había que tomar la ofensiva; el Yishuv estaba siendo estrangulado.
    Esto implicaba la necesidad de utilizar nuevas tácticas militares,
    atacar sin tener las armas apropiadas y corriendo el riesgo de que se agotaran
    las municiones; éso significaba tratar de hacer entrar al país más armas
    y municiones mientras los británicos habían bloqueado la venta de las mismas
    a los judíos, ésto implicaba que los ingleses tomarían parte en la lucha.
    Ben Gurión lo recuerda así:

     

    Si
    el aislamiento y la falta de armas era las dificultades centrales a las que se
    enfrentaba la población en general, en los cuarteles, donde asumí la
    responsabilidad de las operaciones militares, teníamos una clase diferente de
    problemas.

    En
    primer lugar, debíamos ajustar nuestro pensamiento de “bomberos” de tipo
    defensivo con el que siempre habíamos luchado al marco de una guerra a nivel
    nacional y en varios frentes…

    Ahora
    era imperativo ordenar cada acción de acuerdo a una situación general… 
    Le dije a los oficiales… ‘Debemos concentrar nuestras fuerzas
    y comprometerlas de acuerdo a un plan general para atacar al enemigo… Para
    destruir su maquinaria de guerra, debemos ir más allá del contraataque combatiéndolos
    no sólo en los sectores de Israel que hayan invadido sin en sus propios territorios.
    Debemos trasladar la batalla hacia ellos”.

     

    Era
    una posición agonizante, pero la decisión de Ben Gurión de salir a la ofensiva
    derivaba del elemento de ein breira – no hay otra alternativa – más que
    rendirse. A mediados de mayo la ofensiva tenía éxito. Tan desesperada como fue
    la decisión, había que tomar ahora otra no menos difícil.

     

    Si
    bien la situación militar del estado emergente había mejorado 
    (aún si era muy frágil) la posición política y diplomática del mismo
    estaban en peligro.

    Hasta
    ahora la lucha entre judíos y árabes había sido relativamente limitada debido
    en parte a la presencia de los británicos y en parte al carácter de los bandos
    combatientes. Los árabes era palestinos locales (aún si estaban apoyados por
    voluntarios de los países árabes). Ben Gurión era consciente que con la finalización
    de la evacuación de los británicos el 15 de Mayo, el nuevo estado sería invadido
    por los ejércitos regulares liderazgo militar acerca de que los ejércitos árabes
    tendrían una avasallante ventaja en cantidad de hombres y armamentos.

     

    Más
    aún, a medida que el combate se intensificaba en Palestina, los americanos,
    que habían apoyado la idea de la partición, presionaban al liderazgo sionista
    para que éste postergara la Declaración de la Independencia Judía. Por un instante
    los norteamericanos juguetearon con la idea de ayudar a crear en el caos de
    una amarga lucha. Se insinuó también que los norteamericanos interrumpierían
    el flujo de los fondos filantrópicos que llegaban al nuevo estado.

     

    La
    decisión de Ben Gurión, de declarar la independencia tiene el peso de haber
    cambiado el rumbo de las necesidades históricas a su favor. Las tácticas militares
    de las fuerzas judías ampliamente superiores, así como su básica motivación
    le permitieron a Ben Gurión pasar la más alta prueba de liderazgo.

     

     

    Fuentes

     

    Todas
    las cubiertas están ocupadas por literas de cuatro pisos. Un palomar
    – dice mi vecino de arriba mientras se saca la ropa y la introduce
    bajo su cabeza. La distancia entre las literas es muy poca, uno sólo
    se puede acostar, no estar sentado. Los pasillos son muy angostos.
    Hay muchos jóvenes jalutzim, muchos niños, mujeres, inválidos. Hay
    también enfermos y me parece que también un número considerable de
    mujeres embarazadas. Nosotros estamos en la cubierta más baja. Estamos
    muy cerca del mar y él de nosotros. Hay alrrededor de 2.000 personas
    en nuestra cubierta. Para lavarse las manos y la cara o para ir al
    baño, hacemos largas horas de cola. El recinto es muy pequeño. Los
    tabiques entre los compartimentos son bajos, se puede estirar la mano
    y saludar al compañero o la compañera del compartimento de al lado.
    Los bebés están sedientos, hace calor. El aire está cargado,
    pesado, impregnado de olores de aceite y chapa ardientes. Es difícil
    respirar.

    Pero
    a pesar de todo hay buena voluntad y buen ánimo. De vez en cuando se
    escucha alguna queja pero son asuntos insignificantes frente a la
    desición empecinada de llegar a Eretz Israel.

    Hay
    orden y organización y cada uno sabe cuál es su lugar y su función.
    Las comidas se sirven en el salón y los enfermos reciben ayuda rápidamente.
    Hay muchos conocidos y amigos. Sobre la litera un padre enseña a sus
    hijos el Génesis… Los niños hablan del joven capitán de Eretz Israel
    que está con nosotros, del destructor británico que navega tras nuestro
    y el mar profundo que se abre a nuestros pies. Las mujeres débiles,
    cansadas, se ubicaron junto a las pocas claraboyas abiertas a los
    costados del barco. Por los parlantes se escuchan de vez en cuando
    instrucciones en varios idiomas: hebreo, yiddish, húngaro, etc. Por
    la noche no se puede circular por los angostos pasillos. Donde había
    un ríncon libre, alli, un niño o un anciano encontró lugar para apoyar
    su cansado cuerpo durante la noche, sobre el piso, sobre una bolsa,
    sobre un banco de madera. Hay quienes duermen sentados con la cabeza
    entre las piernas. Lo importante, es que sea lo más cerca posible
    de la claraboya completamente abierta.

    Yizjak
    ganuz, Kisufim VeSaar (Añoranza y tormenta) Misrad HaBitajón Hotzaa
    LaOr, 1985, Tomado de ¨Volver a vivir¨, Ed. Yad Vashem.

      


    Acta
    de Proclamación del Estado de Israel


     


    La
    Tierra de Israel ha sido la cuna del pueblo judío. Aquí se forjó su
    personalidad espiritual religiosa y nacional. Aquí ha vivido como
    pueblo libre y soberano. Aquí ha creado 
    una cultura con valores nacionales 
    y  universales y ha
    legado al mundo el eterno Libro de los Libros.


     


    Luego
    de haber sido desterrado por la fuerza, el pueblo judío le guardó
    fidelidad en todos los países de su dispersión y jamás dejó de rogar
    por el retorno a su país, ni de confiar en que restauraría en él su
    independencia nacional.


     


    Impulsados
    por este vínculo histórico y tradicional, los judíos han luchado, en
    el curso de las generaciones, para retornar a su antigua patria y
    arraigarse en ella. En generaciones recientes retornaron en masa,
    Pioneros veteranos, defensores y nuevos inmigrantes que franquearon el
    bloqueo, redimieron los yermos, revivieron su lengua hebrea,
    construyeron ciudades y aldeas. Fundaron una pujante sociedad, dotada de
    economía y cultura propias, amante de la paz pero capaz de defenderse
    por sí misma, y portadora de progreso para todos los habitantes del país,
    que aspira a la independencia y a la soberanía.



     

    En
    el año 1897 se reunió el Primer Congreso Sionista, respondiendo al
    llamado de Theodor Hertzl, visionario del Estado  Judío y proclamó el derecho del pueblo judío a la
    restauración nacional en propio país.


     


    Este
    derecho fue reconocido por la Declaración Balfour del 2 de noviembre de
    1917 y ratificado por el Mandato de la Liga de las Naciones, que otorgó
    validez internacional explícita al vínculo histórico entre el pueblo
    judío y la Tierra de Israel y el derecho del pueblo judío a
    reconstruir su Hogar Nacional.


     


    La
    hecatombe que exterminó en nuestros tiempos a millones de judíos en
    Europa, volvió a probar claramente la imperiosa necesidad de resolver
    el problema de los judíos sin patria ni independencia, restaurando el
    Estado Judío en la Tierra de Israel, que abrirá sus puertas a todos
    los judíos y los llevará  a
    una posición de nación  con
    igualdad de derechos en la familia de las naciones.


     


    Pese
    a las dificultades, los obstáculos y peligros, los sobrevivientes de al
    horrenda matanza nazi en Europa, así como los judíos de otros países,
    jamás han dejado de inmigrar a la Tierra de Israel y no han cesado de
    exigir su derecho a una vida de dignidad, trabajo y justicia en la
    patria de su pueblo, Durante la segunda guerra mundial, la población
    judía de la Tierra de Israel contribuyó hasta el máximo a la lucha
    que las naciones amantes de la libertas y de la paz libraron contra la
    barbarie nazi, Su esfuerzo bélico y la sangre derramada por sus
    soldados le valieron el derecho a contarse entre los pueblos fundadores
    de las Naciones Unidas.


     


    El
    29 de noviembre de 1947, la Asamblea General de las Naciones Unidas
    aprobó una resolución disponiendo la creación de un Estado Judío en
    la Tierra de Israel, y exigió a los habitantes que tomen ellos mismos
    todas las medidas necesarias para la ejecución 
    de la misma. Este reconocimiento por parte de las Naciones
    Unidas, del derecho del pueblo judío a crear su propio Estado, es
    irrevocable. Es el derecho natural del pueblo judío, como de cualquier
    otro pueblo: desarrollar una existencia independiente en su Estado
    soberano,.


     


    Por
    consiguiente nosotros, los miembros del Consejo del Pueblo,
    representantes de la población judía en la Tierra de Israel y del
    Movimiento Sionista, nos hemos reunido hoy, en el día de la terminación
    del Mandato Británico sobre Palestina y en virtud de nuestro derecho
    natural e histórico  y de
    la resolución de la Asamblea General de las Naciones Unidas proclamamos
    la creación de un Estado Judío en la Tierra de Israel: el Estado de
    Israel.




    Resolvemos
    que a partir del momento que termina el Mandato , esta medianoche entre
    el 5 y el 6 de Yiar, el decimoquinto día de mayo de 1948, y hasta el
    establecimiento de las autoridades electas y permanentes el Estado, de
    acuerdo con la Constitución que será promulgada por la Asamblea
    Constituyente a más tardar el 1 de octubre de 1948, el Consejo Nacional
    actuará en calidad de Consejo Provisional del Estado y su brazo
    ejecutivo, la Administración Nacional, constituirá el Gobierno
    Provisional del Estado Judío, que se llamará Israel.




    El
    Estado de Israel permanecerá acierto a la inmigración judía de todos
    los países. Promoverá el desarrollo del país para el bien de todos
    sus habitantes. Se basará en principios de libertad, justicia y paz, a
    la luz de las enseñanzas de los profetas de Israel. Mantendrá una
    completa igualdad de derechos sociales y políticos para todos sus
    ciudadanos sin diferencia de credo, raza o sexo. Garantizará la
    libertad de culto, conciencia, idioma, enseñanza y cultura.
    Salvaguardará los lugares santos de todas las religiones. Será fiel a
    los principios de la Carta de las Naciones Unidas.




    El
    Estado de Israel estará dispuesto a cooperar con los organismos y
    representantes de las Naciones Unidas para llevar a la práctica la
    resolución de la Asamblea General del 29 de noviembre de 1947, y tomará
    las medidas necesarias para crear la unión económica de toda la Tierra
    de Israel.




    Apelamos
    a las Naciones Unidas para que ayuden al pueblo judío en la construcción
    de su Estado y a admitir al Estado de Israel en la familia de las
    naciones.




    Exhortamos
    a los habitantes árabes del Estado de Israel – aún en medio de la
    agresión sangrienta que se lleva a cabo contra nosotros desde 
    hace meses – a mantener la paz y participar en la construcción
    del Estado, sobre la base de plenos derechos civiles y de una
    representación adecuada en todas sus instituciones provisionales y
    permanentes.




    Ofrecemos
    la paz y la amistad a todos los países vecinos y a sus pueblos, y
    los invitamos a cooperar con el pueblo judío 
    independiente en su país, en base a la ayuda mutua. 
    El Estado de Israel está dispuesto a colaborar en el esfuerzo
    común por el progreso del Medio Oriente en su totalidad.

    Llamamos
    al pueblo judío de toda la diáspora a congregarse en torno a la
    población del Estado y a secundarlo en sus tareas de inmigración y
    construcción, y en su gran empresa por la materialización de sus
    aspiraciones milenarias de redención de Israel.




    Con
    fe en el Todopoderoso firmamos de nuestro puño y letra esta declaración
    en la sesión del Consejo Provisional del Estado, sobre el suelo de la
    patria, en la ciudad de Tel Aviv, este día víspera de Sábado, el 5 de
    Yiar de 5708, catorce de mayo de mil novecientos cuarenta y ocho.





     

    David
    Ben Gurión                   
    Zeraj Warhaftig                    Aharon
    Zisling

    Daniel
    Auster                          Hertzl
    Vardi                         MoshéKolodny

    Mordejai
    Bentov                      
    Rachel Cohen           
              Eliezer
    Kaplan

    Itzjak
    Ben Tzví              
              Rab.
    Kalman
    Cahana          
    Abraham Katzenelson

      
                         
    Elihau Berlin                            Saadia
    Kabashi                   
    Feliz Rosemblueth

    Fritz
    Bernstein             
               
    Rab. Itzjak Levin                  David
    Remez

    Rab.
    Wolf Gold                        
    Meir D. levisntein                 
    Berl repetur   


    Meir
    Grabovsky                       
    Tzvi Luria                              Mordejai
    Chattner

    Itzjak
    Gruenbaum                    
    Golda Meyerson                   
    Bentzion Steinberg  


    Dr.
    Abraham Granovsky         
      Najum Nir                              
    B. Shitrit        


    Elihau
    Dobkin              
               
    Tzvi Segal                             
    Moshé Shapira


    Meir
    Vilner-Rubner                  
    Rab. I. Lev Hacohen
    Fishman     


    Moshé
    Shertok                        
    David T. Pinkas




     

    En
    Bandeja de Plata

                                             
        por 
    Natan
    Alterman


               



    "No
    se le concede un


    Estado
    a un Pueblo


    en
    bandeja de plata"     Jaim Weizmann


     

    La
    tierra calla, los cielos arrebolados se oscurecen lentamente


    sobre
    fronteras humeantes.


    Una
    nación – con el corazón desgarrado más respirando…


    está
    recibiendo un milagro,


    único
    que no tiene par…


     


    Se
    está preparando para la ceremonia – hizo frente al cerco


    y
    le pudo, con anticipación – cubriéndose de fiesta y temor-


    Entonces,
    salieron al frente


    una
    muchacha y un joven.


    Lentamente
    avanzaron hasta ponerse frente a la nación.


     


    Sucios
    y de uniformes, en pesados zapatos


    por
    la senda suben


    caminando
    en silencio.


    No
    alcanzaron a cambiarse de ropas,  ni
    se han lavado


    los
    restos del cansancio de un día y una noche en la línea de fuego.


     


    Cansados
    hasta lo indescriptible, absteniéndose del descanso,


    difunden
    gotas de juventud hebrea…


    Ambos,
    parados e inmóviles,


    están
    sin movimiento


    y
    no dan señales de si son seres vivientes o estatuas.


     


    Entonces,
    la nación bañada en lágrimas y encanto, habló


    y
    preguntó: ¿Quiénes son ustedes?, y ambos, con calma


    respondieron:
    Somos la bandeja de plata


    sobre
    la que se concedió el Estado Judío.


    Diciendo
    ésto cayeron a sus pies, cubiertos por la sombra…

     

    El
    resto se relata en los libros de historia de Israel
    .



     

          
    ISRAEL


         
           
    Jorge Luis
    Borges – Obra poética



     


    Un
    hombre encarcelado y hechizado,


    un
    hombre condenado a ser la serpiente


    que
    guarda un oro infame,


    un
    hombre condenado a ser Shylock,


    un
    hombre que se inclina sobre la tierra


    y
    que sabe que estuvo en el Paraíso,


    un
    hombre viejo y ciego que ha de romper


    las
    columnas del templo,


    un
    rostro condenado a ser una máscara,


    un
    hombre que a pesar de los hombres


    es
    Spinoza y el Baal Shem y los cabalistas,


    un
    hombre que es el Libro, una boca que alaba desde el abismo


    la
    justicia del firmamento,


    un
    procurador o un dentista


    que
    dialogó con D’s en una montaña,

    un
    hombre condenado a ser el escarnio,


    la
    abominación, el judío, un hombre lapidado, incendiado


    y
    ahogado en cámaras letales,


    un
    hombre que se obstina en ser inmortal


    y
    que ahora ha vuelto a su batalla,


    a
    la violenta luz de la victoria,


    hermoso
    como un león al mediodía
    .



     

    A
    ISRAEL

    Jorge
    Luis Borges – Obra poética          



     


    ¿Quién
    me dirá si estás en el perdido


    Laberinto
    de ríos seculares


    De
    mi sangre Israel? ¿Quién los lugares


    Que
    mi sangre y tu sangre han recorrido?


    No
    importa. Sé que estás en el sagrado


    Libro
    que abarca el tiempo y que la historia


    Del
    rojo Adán rescata y la memoria


    y
    la agonía del Crucificado.


    En
    ese libro estás, que es el espejo


    De
    cada rostro que sobre él se inclina


    Y
    del rostro de D’s, que en su complejo

    Y
    ardua cristal terrible se adivina.


    Salve,
    Israel, que guardas la muralla


    De
    D’s, en la pasión de tu batalla.

     

     

     

      

     

    Actividades

     

    Actividad
    Nro. 1: ¿Contra los ingleses o contra el nazismo?


     

    Esta
    actividad ha sido tomada y adaptada de la publicación "Ben Gurión 1886 –
    1986", publicada por el departamento de Noar VeHejalutz.

    Te
    sugerimos consultar dicha publicación, encontrarás en ella muchas actividades
    adecuadas acerca de Ben Gurión y su época.

     

    Edad:
    14 años en adelante

    Duración:
    Una hora y media

    Objetivos:
    Lograr que los participantes se confronten con uno de los dilemas cruciales a
    los  que se confrontó el liderazgo
    sionista

    Desarrollo: 
    Campaña publicitaria

     

    *
    El grupo deberá realizar una campaña publicitaria a través de afiches, en
    contra y a favor del lema de Ben Gurión: “Lucharemos contra Hitler como si el
    libro blanco no existiera y lucharemos contra el Libro Blanco británico como si
    la guerra no existiera”

    *
    Presenta al grupo la situación reinante en Eretz Israel y el dilema al que debía
    enfrentarse el liderazgo sionista haciendo hincapié en los siguientes puntos:


    Con la publicación del Libro Blanco de 1939 (que seguiría en vigencia hasta
    el retiro del Mandato Británico del país), aumentaron aún más las restricciones
    sobre la Aliá y la colonización judía justamente en el momento en que el Judaísmo
    europeo se encuentra bajo el dominio de Hitler.


    En la lucha contra el nazismo el liderazgo sionista apoya a Gran 
    Bretaña y los aliados, pero al mismo tiempo se presenta la pregunta de
    la lucha "privada" contra Inglaterra y el Libro Blanco


    Ben Gurión sostiene una posición según la cual es posible luchar en ambos frentes
    pero hay quienes se oponen a esta posición: Weizmann por su lealtad a la Corona
    británica y  los dirigentes socialistas,
    para quienes este programa provocaría la rebelión de los árabes.


    Los
    miembros del grupo Irgún, nacionalistas extremos que preferirán la lucha de
    guerrillas contra el Mandato Británico, considerando que de cualquier modo los
    ingleses no harán nada por salvar a los judíos de las manos de los nazis.

     

    *
    Una vez planteada la situación y el dilema, divide al grupo en dos equipos,
    cada uno optará por una de las dos posiciones, lucha contra 
    el Mandato a pesar de ser nuestros aliados contra Hitler, o en contra del
    mismo.

    *
    Cada grupo deberá recoger información acerca de su postura a través del
    material presentado en este capítulo y también recogiendo opiniones y
    testimonios de la gente de la comunidad. Seguramente haya entre los miembros de
    tu comunidad quienes sepan de historia judía y quienes hayan vivido
    personalmente el período de la Segunda Guerra Mundial y recuerden este dilema.

    *
    Una vez que cada grupo logre consolidar su opinión deberá elaborar una campaña
    publicitaria a través de afiches convocando al resto de la población de Eretz
    Israel a identificarse con su postura.

    *
    Posteriormente reúne al grupo, un delegado de cada equipo explicará en 5 minutos
    los fundamentos de su posición y luego se pasará a la votación grupal (independiente
    de acuerdo a las posturas de cada uno y no al grupo que representan).

    *
    Para terminar, realiza un pequeño debate de resúmen y explica que finalmente
    el Congreso Sionista realizado en Baltimore en mayo de 1942 votó a favor de 
    la posición de Ben Gurión.

     

      

     


    Actividad
    Nro.2: Trimino Sionista

    Edad:
    5 años en adelante

    Duración:
    lo que dure el juego



    Desarrollo:

    Contenidos
    del juego
    : 20 cartas triangulares (6 temas, cada tema aparece 10 veces).

    2
    – 4 jugadores

     

    *
    Se mezclan las cartas y se reparten 7 a cada participante.

    *
    El resto de las cartas queda como “caja”.

    *
    Se decide cuál será el orden de los jugadores.

    *
    El que inicia el juego coloca una carta sobre la mesa y el segundo jugador adecúa
    una carta a uno de los lados de la carta que está sobre la mesa y así
    sucesivamente.

    *
    Si el jugador de turno no tiene una carta adecuada, toma una de la “caja”,
    hasta que encuentre la carta adecuada.

    *
    Si no quedan cartas en la “caja” y el jugador no tiene una carta adecuada,
    el turno pasa al jugador siguiente.

     

     

     

     

     

     

     

     

    Actividad
    Nro.3: Certámen Sionista

     

    Edad:
    12 años en adelante

    Duración:
    lo que dure el juego

    Participantes:
    2 – 4 jugadores

    Objetivo
    del juego
    : juntar la mayor cantidad posible de tarjetas.

    Contendios
    del juego
    : tablero, dado, peones o fichas, tarjetas con preguntas.

    Desarrollo:

    *
    Se decide cuál será el orden de los jugadores y dónde está el punto de comienzo,
    la “salida” y en qué direcciones avanzarán los jugadores.

    *Se
    depositan las tarjetas en los recuadros numerados que aparecen en el tablero,
    dejando hacia arriba las preguntas para que puedan verse, y la respuesta estará
    en el lado contrario para que quede oculta.

    *
    Cada jugador tira el dado a su turno y avanza de acuerdo al número que sacó,

    *
    Si cae el judgador sobre un recuadro en el que figura un número , se dirige
    al recuadro correspondiente en el tablero y lee la pregunta en voz alta.

    *
    El jugador contesta y levanta la tarjeta para verificar la respuesta. Contesa
    correctamente, se guarda la tarjeta. Contesta erróneamente, devuelve
    la tarjeta a su lugar.

    *
    Cae el jugador en un lugar marcado por una bandera, elige una tarjeta de las
    que aún están sobre el tablero.

    *
    El juego termina cuando todas las tarjetas que estaban sobre el tablero se
    encuentran en manos de los jugadores. Gana quien haya juntado mayor cantidad de
    tarjetas.

     

     

    Tarjetas
    de Preguntas y Respuestas:



    Recorta
    el recuadro, dóblalo por el centro y pega los lados vacíos de manera que te
    quede una tarjeta en la cual una cara es la pregunta y la otra es la respuesta.

     

     

    1

    En
    1896 publicó su libro El Estado Judío (Der Judenstaat).

    1

    ¿Cómo
    se llamaba el libro que hizo famoso a Hertzl y cuándo fue publicado?

     

     

     

     

    2
    – Anotación de Hertzl, en su diario personal, después del primer
    Congreso Sionista

    2
    – ¿Quién y cuándo dijo: "En Basilea, he fundado el Estado Judío… 

     


     

     

     

    3
      

    El
    Sionismo   

      
    espiritual   

     

     

     

     
     

    3

    ¿De
    qué corriente dentro del Sionismo se lo considera fundador a Ajad
    Haam?

     

     

    4
    – 14 de mayo de 1948 5 de Iyar de 5708  

    4

    ¿Cuándo
    fue declarada la Independencia del Estado de Israel?

     

      


     

     

    5

    Tel
    Aviv, 1909

    5

    ¿Cuál
    fue la primera ciudad hebrea y en qué año fue fundada?

     

     

     

     

     

    6

    Anwar
    Sadat (Presidente de Egipto) y Menajem Begin (Primer Ministro de Israel)

    6-
    ¿Quiénes firmaron el acuerdo de paz entre Israel y Egipto?

     

      


     

     

    7
     

    La
    primera propuesta de partición del país en un Estado Judío y uno Arabe

    7-

    ¿Qué
    propuso la Comisión Peel?

     

     

     

     

     

     

    8 – 


    1925, Har Hatzofim (Monte
    Scopus)         


    8
    – ¿Cuándo fue fundada la Universidad Hebrea de Jerusalén y en qué
    lugar?

     

     

     

     

    9
       Degania 


    9

    ¿Como
    se llamó el primer Kibbutz

     

     

     

     

     

     

    10
      

    Líder
    fundador del Movimiento Sionista Revisionista

     

     

     

    10

    ¿Quién
    fue Vladimir Zeev Jabotinsky?

     

     

     

     

     

     

    11
    – David Ben Gurión, en Tel Aviv    


    11

    ¿Quién
    y dónde leyó el Acta de Proclamación del Estado de Israel?

     

      


     

     

    12
    – Jerusalén

    12
    – ¿Cuál es la capital de Israel?

     

     

     

     

     

     

     

    13
      


    Auto-
    emancipación   

    13
    – ¿Cómo
    se
    llamaba el famoso
    artículo
    que escribió Pinsker?

     

     

     

     

     

    14


     A
    los judíos de Etiopía

    14


    ¿A quiénes trajeron a Israel en la Operación Shelomó?

      


     

     

     

    15


    La propuesta de establecer el Estado Judío en Uganda

     

     

               



    15
    – ¿Cuál fue el tema central del sexto Congreso Sionista?

     

     

     

     

    16

    King
    David    

    16

    ¿Cuál
    fue el Hotel explotado por el Etzel en Jerusalén?

     

     

     

     

     

    17
     

    2
    de noviembre de 1917

     

     

     

     

               



    17
    – ¿Cuándo fue dada la Declaración Balfour?

     

     

     

     

     

    18
     

    Petaj
    Tikva

    18

    ¿Cuál
    fue la primera Moshavá?

     

     

     

     

     

     

     

    19
     

    Jaim
    Weizmann

    19

    ¿quién
    fue el primer Presidente de Israel?

     

     

     

     

     

     

     

    20

    Yemen    

    20

    ¿De
    qué país llegaron los olim de la Operación Alfombra Mágica?

     

     

      


     

     

     



    Actividad
    Nro. 4: Maapilim

    Edad:
    14 años en adelante

    Duración:
    1h y 30 minutos

    Objetivos:
    Lograr que los participantes muy brevemente conozcan cuál era la situación en
    Eretz Israel en 1945, una vez terminada la guerra, así como el hecho que los
    sobrevivientes del Holocausto que se encontraban en Europa no tenían posibilidad
    de llegar a Eretz Israel dada las limitaciones del Libro Blanco. (Más detalles
    encontrarás en la primera parte de este Capítulo).

    Desarrollo

    *
    Divide al grupo en subgrupos de 5-6 personas y entrégales el testimonio aquí
    presentado. 

    *
    Pide a cada grupo que lo lea y lo analice.

    *
    Reúne nuevamente a los grupos e inicia el debate grupal: la situación que
    describe esta sobreviviente es muy compresible, sin embargo la mayoría de los
    sobrevivientes optaron por emigrar a Israel, incluso arriesgando sus vidas en la
    inmigración ilegal. 

    ¿Cómo
    se explica este fenómeno? ¿Podemos enterderlo? ¿Qué nos enseña acerca de estas
    personas y acerca del Sionismo?

    Testimonio
    para repartir a los grupos: 

    Escuchamos
    acerca de las dificultades que el Mandato Británico le hacía a quienes
    emigraban a Palestina y éso nos desalentó. Los británicos hacían
    retornar los barcos que llegaban a Palestina y hacían descender a
    sus pasajeros en Chipre. A muchos judíos no les importaba y preferían
    incluso emigrar ilegalmente si era necesario. Los sobrevivientes de
    los campos de Concentración alemanes no temían a los soldados ingleses
    pero mi hermana y yo no queríamos llegar a un campamento en Chipre
    y estar nuevamente tras los alambrados. No teníamos ningún deseo de
    regresar a Polonia; ningún miembro de nuestra familia había sobrevivido
    y todo lo que Polonia simbolizaba para nosotros era antisemitismo,
    antisemitismo que por su crueldad sólo era comparable al antisemitismo
    nazi… Quedarse en Alemania, era una posibilidad que ni siquiera
    la considerábamos. Habíamos sido testigos de demasiadas tragedias
    en ese país como para construir allí nuestras nuevas vidas. Era imposible
    encontrar tranquilidad en un país cuya tierra estaba cubierta por
    ceniza judía e impregnado de lágrimas  y sangre judía. Queríamos
    viajar a los Estados Unidos de Norteamérica, acerca del cual tanto
    hábiamos escuchado. Amábamos a los Estados Unidos a la distancia y
    esperábamos construir allí nuestro nuevo hogar. Esa era nuestra decisión,
    viajariamos a los Estados Unidos.

    Malina
    Graf,
    Krakow Ghetto and the
    Plaszow camp Remembered, Tallahasee, The Florida State University
    Press, 1989. Tomado de "Volver a Vivir" – Ed. Yad
    VaShem        

     

     

    Actividad
    Nro. 5: Por las Rutas del Mar

    Edad:
    8 a 10 años

    Duración:
    1 Hora

    Objetivo:
    Lograr que los participantes conozcan la acción heroica de los Maapilim a Eretz
    Israel.

    Desarrollo

    *
    Recomendamos realizar esta actividad al aire libre, en una plaza por ejemplo o
    en un campamento.

    *
    Elige uno de los lugares para que sea puerto de Haifa, coloca el cartel
    correspondiente para identificarlo.

    *
    Divide al grupo en dos equipos: Ingleses y Maapilim

    *
    Ambos grupos a su vez estarán subdivididos entre aquellos ingleses o maapilim
    que se encuentran a bordo de las embarcaciones correspondientes y aquellos que
    se encuentran en Tierra.

    *
    Ubica a cada uno de los equipos que representan las embarcaciones en zonas
    diferentes y a los que están en tierra dentro del área del puerto de Haifa.

    *
    El objetivo del juego es para los maapilim tratar de llegar al puerto de Haifa
    sanos y salvos, sin que los ingleses lo capturen ni en la embarcación ni en
    tierra, mientras que los ingleses intentarán capturar ya sea el barco o a los
    Maapilim uno por uno una vez que desembarquen y estén en tierra. 

    *
    A fin de evitar la violencia innecesaria en la captura entrégale a cada maapil
    un distintivo con forma de barco o de timón para que se los pueda identificar.
    El maapil será capturado cuando los ingleses logren sacarle el
    distintivo. 

    *
    Para comenzar el juego los maapilim deberán planear su ruta e intentar avanzar
    hacia el puerto de Haifa, mientras que los ingleses intentarán impedirlo. Ten
    en cuenta que mientras son "embarcaciones" todas las personas del
    grupo deben moverse juntas. Puedes si quieres rodear al grupo con una soga o
    bien pedirles que se tomen de la mano. Pero ambos grupos se mueven en conjunto.

    *
    Mientras tanto los grupos que están en tierra podrán ayudar dando instrucciones
    a los que están en los barcos. Para éso es necesario que creen un sistema
    de comunicación que no sea interceptado por el otro bando. Sólo los ingleses
    pueden salir del puerto y adelantarse unos 2 metros en las "aguas territoriales". 

     

     

     

     

    Comments are closed.