SELECCIONES DEL LIBRO TORAT ERETZ ISRAEL BASADO
EN LOS ESCRITOS DE RAV TZVI YEHUDA HAKOHEN KOOK*

HaRav Tzvi Yehuda HaCohen Kook fue el único hijo de HaRav
Avraham Yitzhak HaCohen Kook, y la persona más cercana a
Rav Kook y sus enseñanzas. Como Rosh Yeshiva de la Yeshivá
Mercaz HaRav en Jerusalem, educó a una nueva generación de
Israelies a ver la mano de Hashem en la reconstrucción de la
nación Judía en Eretz Israel. Dedicado a la vision de su padre
respecto a la Torá y Am Israel, Rav Tzvi Yehuda trabajó toda su
vida editando y publicando los escritos de su padre

* Publicado en Español por el Instituto Beit Yosef de Beer Sheva

Si un hombre esta fuera de Eretz Israel, su alma no esta en el mas alto nivel
Hay una interesante observación mencionada en el libro Jesed
L’Avraham, de Rav Avraham Azulai [Abuelo del Jida, Rabbi Jaim
Yosef David Azulai], quien murió en Hevrón hace
aproximadamente 350 años, en el año 5404. El escribe que en la primera
noche de llegada de una persona a Eretz Israel, su alma se eleva a los
mundos espirituales mientras duerme, luego regresa en la mañana de su elevación
nocturna. Normalmente, la misma alma retorna igual como partió
la noche anterior, pero después de venir a Eretz Israel un cambio
notable tiene lugar. Luego que una persona absorbe y respira el
aire de Eretz Israel, ella se transforma. Cuando despierta a su
primera mañana en Israel, tiene un alma nueva.
“Si un hombre está fuera de Eretz Israel, tiene un alma de fuerzas
celestiales menores. Si amerita entrar en Eretz Israel, un alma de
una fuente recién creada viene a él y se pega a su vieja alma. La
primera noche que duerme en Eretz Israel, ambas almas le
abandonan y se elevan a mundos superiores, y en la mañana el
alma nueva regresa.” (Jesed L’Avraham, 3, 12).
LO QUE SUCEDIÓ A YAAKOV ES UN SIGNO PARA SUS HIJOS
El Gaón de Vilna le hace eco a esta idea al decir que una persona
no está completa hasta que viene a Eretz Israel. Acerca del
versículo, Y Yaakov vino a Shalem, a la ciudad de Shejem, el
Gaón de Vilna explica “Shalem” en su significado de plenitud y
dice que Yaakov no estaba completo hasta que vino a Eretz
Israel. (Kol HaTor, Cap. 3:7).Lo que sucedió a Yaakov es un signo para sus hijos, así como
para la transformación y consumación nacionales que el pueblo
Judío está experimentando hoy en día; como dice la profecía,
Porque Yo os tomaré de entre las naciones y os reuniré de todos
los países, y os traeré a vuestra Tierra…Yo también os daré un
nuevo corazón y un nuevo espíritu pondré en vosotros…Y
moraréis en la Tierra que dí a vuestros ancestros, y seréis Mi
pueblo y Yo seré vuestro D-os. Rav Tzvi Yehudá destacó el orden
del versículo. Sólo después de retornar nosotros a la Tierra y ser
influenciados por sus especiales poderes transformadores se
renuevan nuestros verdaderos espíritus saludables. (Yalkut
Shimoní, Habakuk 3).
Eretz Israel es Kadosh, es la tierra elegida por Hashem y nuestro lugar

ERETZ ISRAEL ES KADOSH. ES LA TIERRA ELEGIDA POR HASHEM PARA SU NACIÓN, CREADA CON PROPIEDADES SANTAS DE CARÁCTER ÚNICO
Eretz Israel no es como cualquier otra tierra; simplemente otra
área geográfica con montañas y ríos, valles y lagos. Eretz Israel
es algo enteramente distinto. Sí, tiene montañas y ríos, pero estas
montañas y ríos son parte de nosotros, inseparables de nuestro
ser y de nuestra tarea nacional de elevar a la humanidad a un
conocimiento de Hashem. Eretz Israel es Kadosh. Es la Tierra
elegida por Hashem para Su nación, creada con propiedades
santas de carácter único. Nuestra conexión con Eretz Israel no se
basa solamente en el hecho de que sea nuestra patria. Hay una
razón para que sea nuestra patria. El Todopoderoso la creó
especialmente adecuada a nosotros. Sólo aquí podíamos ser una
nación. Sólo aquí, en Eretz Israel, podíamos cumplir con nuestra
Torá auténticamente; no solo en el sentido de observar todas las
Mitzvot únicamente aplicables en Israel (cerca de un tercio de los
613 mandamientos), sino en el sentido más profundo y
fundamental de ser un Am Kadosh, un pueblo santo.
EN EL EXILIO, EL MARCO DE REFERENCIA NACIONAL DEL
PUEBLO JUDÍO ES DESTRUIDO. ESTAMOS REDUCIDOS A
COMUNIDADES DISPERSAS POR TODO EL MUNDO;
MIENTRAS QUE EN ERETZ ISRAEL LA PRESENCIA DE D-OS,
LA SHEJINÁ, MORA EN NUESTRO MEDIO.
Y Yo moraré entre los hijos de Israel. La especial conexión entre
Eretz Israel, Hashem y el pueblo Judío no es sólo un lazo
espiritual, también se manifiesta de una manera física. Sólo en
Israel puede el pueblo Judío tener un gobierno soberano, un
ejército Judío o un calendario nacional basado en el año Judío.
Todas estas son manifestaciones de la Shejiná en forma física.

‘TODO JUDÍO ESTÁ OBLIGADO A CONTESTAR: VENGO DE ERETZ ISRAEL.’
Para ilustrar la eterna conexión del Judío con Israel, Rav Tzvi
Yehudá empleó a menudo una explicación de Rabí Meir Yejiel de
Ostrovtza, uno de los grandes genios talmúdicos de la pasada
generación. Fue él un prodigio, un gigante de la Torá y un Tzadik
famoso a lo largo y ancho del mundo Judío. Rabí Tzvi Yehudá nos
contaba que toda su vida la pasó en ayunos. Sentía una
necesidad de vivir de esta manera, por encima de las maneras de
los hombres ordinarios. Sólo ocasionalmente probaba algo o
dormitaba un momento, luego volvía inmediatamente a sus
estudios.
“Cuando los Judíos se encuentran, habitualmente intercambian
‘Shaloms’ y se preguntan uno al otro, ‘¿De dónde vienes?’ Por lo
general, la respuesta es: Vengo de Bélgica, Brasil o Colorado. El
Admor de Ostrovtza dice, ‘todo Judío está obligado a contestar:
vengo de Eretz Israel.’ Esta es una idea muy profunda, que nos
dice que todo Judío, en su esencia más interior, pertenece a Eretz
Israel.” (Rabí Meir Yejiel de Ostrovtza).
“A CAUSA DE NUESTRO LARGO EXILIO ENTRE LA IMPUREZA
DE LAS NACIONES GENTILES, NOS HEMOS COSTUMBRADO
A PENSAR QUE NUESTRO LUGAR EN EL GALUT ES NORMAL
Y OLVIDAMOS QUE ERETZ ISRAEL ES NUESTRO LUGAR
NATURAL, SALUDABLE Y DIVINAMENTE ASIGNADO.”
Rav Kook enfatizó que la situación era una desgracia y un error
trágico. El asunto está claramente ilustrado en El Kuzarí de Rav
Yehudá Haleví. En el Capítulo 2 de este tratado clásico sobre la
nación de Israel y la Torá, el Rabino exalta las virtudes de Eretz
Israel. Después de terminar su elaborado elogio de la Tierra, el
Rey de los Kuzares le reprende por no actuar a tenor de sus
palabras, ya que el Rabí no vive en Eretz Israel. El Rabí confiesa:
“Me has avergonzado, rey Kuzar: este delito nos impidió el
cumplimiento de lo que nos prometió D-os en el Segundo Beit ha
Mikdash, como dice Zacarías: ‘Canta y alégrate, hija de Zion’
[Zejariá/Zacarías 2:14], porque la Shejiná estaba listo para
hacerse presente en ella como antes si hubiesen concordado
todos los Judiós para tornar a Eretz Israel voluntariamente. Pero
solo tornaron algunos; la mayor parte de ellos, los más
importantes se quedaron en Babilonia, eligiendo el cautiverio en
servidumbre por no apartarse de sus casas y sus negocios. …Si
nos preparáramos al encuentro del D-os de nuestros padres con
razón perfecta y alma voluntaria, alcanzaríamos de El lo que
alcanzaron nuestros padres en Egipto; pero cuando decimos
‘postraos ante su santo monte y postraos ante el estrado de sus
pies’ y ‘cuando el Eterno hiciere volver la cautividad de Zion’
[Tehilim/Salmos 99:5,9/126:1] y otras cosas semejantes, nuestras
palabras no suenan sino como el graznido del papagayo u otra
ave semejante, porque no consideramos lo que decimos en éstas
y otras palabras, como tú dijiste, rey Kuzar.” (El Kuzarí II:24).
En el judaísmo se acepta que entre los Rishoním, sólo es
segundo en importancia después del Rambam (Maimónides) su
casi contemporáneo, el Rambán (Najmánides), uno de los más
destacados sabios y kabalistas, dos cosas que van de la mano. El
Rambán llegó a la conclusión que el mandamiento de vivir en
Eretz Israel es una Mitzvá positiva entre los 613 mandamientos de
la Torá. Basó su decisión en el lenguaje del versículo, “Y
despojaréis a los habitantes de la Tierra y moraréis en ella” , el
cual está formulado en el lenguaje de una orden. Se nos conmina
a dos tareas: primero, poseer la Tierra mediante conquista; y
segundo, morar en la Tierra.”
“EL RAMBÁN ESTABLECE CLARAMENTE QUE ESTA TIERRA,
QUE HASHEM LE PROMETIÓ A NUESTROS ANCESTROS,
TIENE QUE SER MANTENIDA BAJO NUESTRO CONTROL Y
NO BAJO EL CONTROL DE CUALQUIER OTRA NACIÓN.
Esto claramente se refiere a un sentido nacional, porque
cualquiera entiende que gobernar una tierra significa el
establecimiento de un estado en esa tierra. El establecimiento de
soberanía judía sobre Eretz Israel es un precepto fundamental de
la Torá. Para asegurar que la Tierra no permanezca desolada,
tenemos que promover activamente el desarrollo y asentamiento
de la Tierra, en todas las esferas posibles.”

Vivir en Eretz Israel iguala a todos los mandamientos contenidos en la Tora
NUESTROS SABIOS HAN EXPLICADO CLARAMENTE EL
VALOR DE ERETZ ISRAEL PARA LA TORÁ Y LAS MITZVOT,
AFIRMANDO QUE EL PRECEPTO DE VIVIR EN ERETZ ISRAEL
ES IGUAL EN ESCALA A TODOS LOS MANDAMIENTOS
CONTENIDOS EN LA TORÁ.
Este es un pronunciamiento portentoso. Obviamente, este énfasis
no viene a tornar supérfluos todos los demás preceptos. Cada
precepto es una parte integral de los 613 mandamientos de
conjunto. Sin embargo, la Mitzvá de vivir en Eretz Israel no es
simplemente un mandamiento ordinario. Es un precepto
‘omniabarcante’, el prerequisito fundamental para que Am Israel
sea capaz de funcionar como nación. Porque la observancia
genuina de la Torá sólo está en Eretz Israel. En cualquier otro
sitio, los mandamientos son impuestos a manera de recordatorio,
de modo que cuando volvamos a Eretz Israel sepamos como
practicarlos. (Sifre, Ekev, 11:18; y Rashí, Devarim 11:18;
igualmente, Rambán, en el lugar pertinente).
Rav Tzvi Yehudá basó esto en una Sifre, que Rashí cita en su
comentarió a la Torá: Aun si os estoy exilando de Israel hacia el
exterior de la Tierra, distinguíos con los mandamientos, de
manera que cuando retornéis no parezcan nuevos a vuestros
ojos. Rashí comenta: “Esto es como un rey que se enojó con su
esposa y la envió de vuelta a la casa de su padre. El le dijo, ‘ponte
tus joyas, no sea que te parezcan nuevas cuando vuelvas al
palacio.’ Así HaKadosh Baruj Hu dice a Israel: ‘Hijos míos,
distinguíos con preceptos, de modo que cuando retornéis no sean
nuevos para vosotros.’
EL VERDADERO Y ASIGNADO LUGAR PARA LAS MITZVOT
ESTÁ EN ERETZ ISRAEL. SU PROPÓSITO EN EL GALUT ES
MANTENERNOS APEGADOS A LA TORÁ, ASÍ QUE EL
RETORNAR A ERETZ ISRAEL LA PRÁCTICA DE LOS
MANDAMIENTOS NO NOS PAREZCA DESUSADA Y NUEVA.
ESTA ENSEÑANZA DE LOS SABIOS ENFATIZA QUE ERETZ
ISRAEL NO ES MERAMENTE NUESTRA TIERRA PATRIA
GEOGRÁFICA, SINO EL FUNDAMENTO DE LA VERDADERA
OBSERVANCIA DE LA TORÁ.
Rav Kook dijo: Eretz Israel es el lugar designado para nosotros,
tanto en el sentido comunitario de la nación israelí como en el de
la vida individual de cada Judío singular. Aquí estamos en casa.
Aquí somos familia. El aire de Eretz Israel es saludable para
nosotros. Como escribió Rav Yehudá Haleví en sus poemas, El
aire de nuestra Tierra es el respiro de nuestra alma.
Eretz Israel influencia espiritualmente

“El aire de Israel hace sabios a los hombres” (Bava Batra 158 b),
dijo Rav Tzvi Yehudá, citando la bien conocida Guemará. “Es
causa de inteligencia y sabiduría. Y el comienzo de la inteligencia
es entender que la existencia entre las naciones gentiles es
totalmente desagradable.”

UN JUDÍO NACIDO FUERA DE ERETZ ISRAEL, QUIEN PASÓ TODA SU VIDA EN LA DIÁSPORA, NO CONOCE NINGUNA
OTRA REALIDAD. RÁPIDAMENTE SE CONVIERTE UN PRODUCTO DE LA CULTURA EXTRANJERA QUE LE RODEA.
El se enajena de su conexión natural con Eretz Israel. Su sentido
de una necesidad por su propio gobierno Judío, o ejército Judío, o
calendario Judío, o la misma Tierra, se torna oscuro. Los
gobiernos de Norteamérica, Inglaterra o Sur Africa se hacen cargo
de sus necesidades. En la ausencia de una nacionalidad judía, las
culturas y los pasatiempos gentiles juegan un papel significativo
en su existencia diaria. Así, puede que la redención de Israel se
convierta en un asunto secundario en su vida. Su vida ya no se
siente como un exilio y a causa de su alienación de los aspectos
más profundos de la Torá, su existencia en una tierra gentil ni él ni
su alma la sienten desagradable.
POR EL CONTRARIO, VIVIR FUERA DE ERETZ ISRAEL ES
VERDADERAMENTE DESAGRADABLE; NO SÓLO POR SER
HUÉSPED EN UN PAÍS AJENO, SINO HASTA POR EL AIRE
MISMO QUE RESPIRAMOS.
Es un hecho bien conocido que el alimento que comemos
influencia nuestro ser interno. Ponemos cuidado en comer comida
kosher porque un Judío entiende que para vivir una vida de
Kedushá debe practicar las leyes dietéticas que Hashem ha
decretado para su pueblo. La comida que comemos tiene un
efecto en nuestras almas. Cuánto más lo tienen los alrededores
en que vivimos, el aire que respiramos, la tierra sobre la cual
caminamos. En Eretz Israel estamos rodeados por Kedushá, por
aire santo y santo suelo. Y en todo momento de nuestro estar
aquí, realizamos una Mitzvá, como dicen nuestros sabios:
Quienquiera que camine cuatro pasos en Eretz Israel amerita una
porción en el Mundo por Venir. (Ketuvot 111 A). En contraste,
fuera de Israel, el aire es impuro, la tierra es impura y, aun en
sentido halájico, la Diáspora es categorizada como poseedora de
un estado de impureza semejante [TUMA] al de la tumba. (Shabat
14 B).

Los gentiles nos hacen un favor...
“NO DEBEMOS OLVIDAR QUE LAS NACIONES GENTILES
NOS HACEN UN FAVOR AL PERMITIRNOS QUEDARNOS EN
SUS TIERRAS –HASTA QUE NOS EXPULSAN. UNO DEBE
DARSE CUENTA DE QUE ALLÍ ESTAMOS EN SUELO
EXTRANJERO.
No es nuestra sociedad, ni gobierno. Nada es nuestro. Sólo en
Eretz Israel estamos en casa, con la familia, viviendo de acuerdo
con nuestras costumbres y nuestro año Judío, de carácter único;
viviendo, en suma, en el lugar designado para nuestra Kedushá,
nuestra salud sicológica e incluso nuestro bienestar físico.
Debemos retornar a la salud y devolvernos de lugares insalubres
y polutos, de medios-ambientes que a veces están tan
contaminados y son tan desorientadores que uno se olvida de
quién es realmente y piensa que es normal vivir entre los gentiles.
Es este un error trágico.”
“Hace una generación, el Rabino de Yerushalaim era Rabí
Shmuel Salant, un gran Sabio, famoso en todo el mundo. Durante
su niñez él vivió en Lituania, en la ciudad de Salant. En su
juventud contrajo tuberculosis. Los médicos más grandes
temieron por su vida y casi perdieron toda esperanza. Le
recomendaron que viajase a cierta localidad saludable, entre
Egipto y Etiopía. Tal vez allí podría vivir muchos años más. Rabí
Salant les dijo, ‘esta localidad está cercana a Eretz Israel, es
preferible viajar allí.’ Así, él viajó a Yerushalaim, donde vivió hasta
la edad de noventa y tres años, sirviendo como Rabí de la ciudad
durante sesenta años.”
Rav Tzvi Yehudá dijo: “Eretz Israel es la Tierra de nuestra vida en
todo sentido, sea éste nacional, histórico, social o personal. Aun
en el aspecto de nuestro bienestar y salud físicos. La atmósfera
de Eretz Israel es nuestra atmósfera. Estas montañas, estas
colinas, estos valles, Yerushalaim, Hevrón y Shejem están ligados
a nosotros, tanto en sus significados espirituales como físicos.”
“Y SI DEBIDO A LO RUTINARIO DE NUESTRAS VIDAS
OLVIDAMOS ESTA CONEXIÓN, ESTA ES UNA CATÁSTROFE.
ES UNA TRAGEDIA CUANDO NOS
ENAMORAMOS DEL GALUT.”
Está escrito en la Torá, sección Mishpatim, que después de seis
años un esclavo hebreo debe ser liberado. Si se niega, diciendo,
‘yo amé a mi señor, no voy a ir a la libertad, es algo horrible’, de la
misma manera en que cuando nos enamoramos del Galut
decimos, ‘amé a mi señor, la nación extranjera’, en ambos casos
se trata de un trágico error.”
“Necesitamos promover la comprensión y el sentimiento de que
tenemos que vivir en Eretz Israel, que este es nuestro lugar
normal, en términos de religión y en términos de nuestra
nacionalidad. Si no estamos aquí, no somos saludables. Y de vez
en cuando los gentiles nos recuerdan que estamos viviendo en su
dominio, en una tierra extraña.”
“ESTO DEBE QUEDAR CLARO ANTE TODO –NO IMPORTA
DONDE ESTÉ UN JUDÍO, ÉL PERTENECE A ERETZ ISRAEL.
ESTE ES SU HOGAR PERMANENTE. FUERA DE LA TIERRA,
TENEMOS LA CONDICIÓN DE HUÉSPEDES. LA FINALIDAD DE
NUESTRA VIDA ES ESTAR AQUÍ.”
Por consiguiente, dijo Rav Kook, uno debe arraigarse en Eretz
Israel y no abandonarla, convirtiéndola en cosa extraña. Alguien
que quiere estar cerca del rey no viaja a uno de sus territorios del
otro lado del globo, sino que va al palacio. En palabras del kuzarí,
la profecía sólo tiene lugar en ella o por ella, en Eretz Israel o a
causa de ella. La profecía, la expresión más alta y clara de
nuestra cercanía a Hashem, ocurre sea en Eretz Israel o en una
situación de añoranza por Eretz Israel. Como dice la Guemará,
“alguien que espera verla ansiosamente.” (Ketuvot 75 A. Pero de
Zion se dirá, “este hombre y aquel otro nacieron en ella.” Tanto el
que nació allí como el que añora verla). A través de esta añoranza
de pertenecer a Eretz Israel, él se convierte en parte de ella y
participa en sus dones especiales.
ABANDONAR ERETZ ISRAEL NI SIQUIERA DEBIERA
ENTRAR EN EL PENSAMIENTO.
¿Cuando esta permitido dejar Eretz Israel?

No obstante, los Shlijim (emisarios) que van a la Diáspora por un
tiempo limitado realizan una tarea grande e importante. Se
permiten partidas breves en nombre de Eretz Israel, a fin de
educar a los Judíos en la Diáspora y para establecer una
conexión entre el pueblo Judío y su Tierra.
Rav Tzvi Yehudá dijo que las leyes sobre este tema fueron
extensamente clarificadas en la Guemará. En general, abandonar
Eretz Israel está prohibido, pero se permiten casos excepcionales
de partida temporal. Una de tales razones es aprender Torá,
cuando es imposible aprender Torá en Israel, cuando Eretz Israel
está en ruinas y está desnuda de Torá. Entonces una persona no
tiene elección y se debe buscar la Torá fuera de la Tierra. Gracias
a D-os, dijo Rav Tzvi Yehudá, esta no es la situación hoy en día.
Igualmente, es permisible dejar temporalmente Israel en busca de
una esposa, si es imposible encontrar una hija de Israel adecuada
y propia en Eretz Israel.

Escuchar a los padres o ir a Eretz Israel
Al verse enfrentados por vez primera a estas reglas halájicas, los
estudiantes del exilio se sienten a menudo desalentados. La
obligación de vivir en Eretz Israel puede significar desarraigarse
del propio lugar de nacimiento y separarse de la cultura e idioma
que uno conoce; y hasta de familiares y amigos. Un estudiante le
preguntó a Rav Kook qué decía la Halajá en el caso en que los
padres se opusieran a que un hijo se mudara a Israel.“EL DICTAMEN EN YORÉ DEÁ (240:15) AFIRMA QUE SI UN PADRE LE DICE A UN HIJO QUE INFRINJA UN
MANDAMIENTO POSITIVO, INCLUSO UNA ORDENANZA RABÍNICA, EL HIJO NO DEBIERA ESCUCHARLE”.
El precepto de vivir en Eretz Israel es un mandamiento de la Torá
que se aplica en cada generación, a cada Judío, aun en el tiempo
del Galut. Por consiguiente, un Beit Din puede obligar a alguien a
dejar el exilio y subir a Eretz Israel, incluso desde una casa lujosa
en la Diáspora a una casa miserable en Eretz Israel; incluso
desde una ciudad en el Galut donde la mayoría de los residentes
es judía a una ciudad en Israel donde la mayoria sea idólatra. El
Beit Din tiene este poder de obligar a alguien a subir a Eretz
Israel, no a causa de los muchos preceptos que uno sólo puede
realizar en la Tierra, sino más bien a causa de la Kedushá de la
Tierra misma, una Kedushá eterna que no ha cambiado ni
cambiará nunca por toda la eternidad. (Jatám Sofer, Yoré Deá,
234). Más aún, la obligación de mudarse a Eretz Israel es todavía
más apremiante cuando brota de un deseo de aprender Torá en
Eretz Israel, porque no hay Torá como la Torá de Eretz Israel. Y el
estudio de la Torá es más grande que la Mitzvá de honrar a los
propios padres. En lo que respecta a las mujeres, a causa de la
Kedushá intrínseca de Eretz Israel, que es el fundamento de la
obligación de vivir allí, también están ligadas por el deber en el
caso de esta Mitzvá.
Es una obligación de la Tora vivir en Eretz Israel

“Es bien sabido que el Rambán estableció una directriz halájica
fundamental, a saber, que vivir en Eretz Israel y conquistar la
Tierra son mandamientos de la Torá que se aplican en toda
época. Entre los versículos de apoyo que cita está el versículo,
‘Levantáos y poseed’. El Rambán enfatiza que este es el idioma
de una orden. En contraste con esto, el rechazo del precepto ‘Id y
poseed’ es una rebelión contra Hashem. ‘Y cuando el Eterno os
envió desde Kadesh Barnea diciendo, id y poseed la Tierra que
Yo os di, y os rebelastéis contra el Eterno vuestro D-os, y no
creistéis en Mí y no oistéis Mi voz.’ Ellos no escucharon a Hashem
en conquistar y poseer la Tierra. Poseer la Tierra es una Mitzvá y
lo opuesto es una rebelión contra Hashem.”
“Y la prueba de que se trata de un mandamiento es esta: A ellos
se les dijo que fueran , en el asunto de los espías, ‘Id y conquistad
como Hashem os ha dicho. No temáis y no os desalentéis.’ Y
además dice: ‘Y cuando Hashem os envió desde Kadesh Barnea
diciendo, id y poseed la Tierra que Yo os di.’ Y cuando no fueron,
la Torá dice: ‘Y os rebelastéis contra la palabra de D-os y no
escuchastéis su orden.’ ” (Rambán, Ibid.).

Galut y Gueula

RAV TZVI YEHUDÁ SE DIRIGIÓ A LOS ESTUDIANTES QUE
HABÍAN VENIDO DEL EXTRANJERO: “TAMBIÉN VOSOTROS
HABÉIS MERECIDO UNA NUEVA ALMA AL INHALAR EL AIRE
DE NUESTRA TIERRA, LA TIERRA DE KLAL ISRAEL.
ESPERAMOS VEROS AQUÍ PRONTO, PARA EDIFICAR ERETZ
ISRAEL Y PARA SER EDIFICADOS POR ELLA.
Hay gente bendecida con una aliyá inmediata a Eretz Israel y otra
que encuentra en el camino dificultades espirituales y físicas. En
ocasiones, venir a Eretz Israel para una visita es una preparación
para una aliyá permanente, algo esencial para vosotros y para
todo Am Israel.”
“LA GEULÁ”, DIJO RAV TZVI YEHUDÁ, “SE YERGUE EN
MARCADO CONTRASTE CON EL GALUT, NUESTRO EXILIO
DE ERETZ ISRAEL. GEULÁ ES LO OPUESTO DE GALUT.
¿QUÉ ES GALUT? UNA ABERRACIÓN. POR EJEMPLO, EN
NUESTRO ESTADO NORMAL NECESITAMOS ESTAR AQUÍ,
TODA LA NACIÓN DE ISRAEL EN ERETZ ISRAEL. Y TODO
ERETZ ISRAEL PRECISA ESTAR EN NUESTRAS MANOS.
Gracias a D-os, la luz de Hashem ahora está resplandeciendo
sobre nosotros, y ella aumenta, poco a poco, en etapas
graduales. Cuán diferentes eran las cosas antes del
establecimiento del Estado de Israel, cuando estábamos fuera de
la Tierra y los gentiles estaban en ella, y la posibilidad de que un
Judío entrara a Eretz Israel descansaba en manos extranjeras.
Era este un tiempo de Galut. Hemos progresado algo desde
entonces y estamos volviendo a una posición normal: ¡Eretz Israel
ahora está en nuestras manos! ¡Yerushalaim ahora está en
nuestras manos! ¡Y ahora somos independientes! Este proceso se
sucede por etapas. Justo como Hashem puede traer la redención
mediante milagros, El puede hacerlo sin milagros, de una manera
más simple, a través de un proceso natural, por vía de la
conquista y asentamiento de Eretz Israel.”
El Talmud de Yerushalaim compara la redención a una aurora que
amanece gradualmente, esparciendo lentamente su luz por el
cielo. Progresamos lenta, muy lentamente. A menudo por etapas
las cuales, a primera vista, parecen opuestas a nuestra santa
Torá. Fenómenos como los pioneros no religiosos y la forma
actual del Estado de Israel deben verse bajo su propia luz –
enseñó Rav Yehudá–, en tanto que pasos importantes y
divinamente ordenados en el camino hacia nuestra verdadera y
última Geulá.”
“EL PECADO QUE HABÍA LLEVADO A LA DESTRUCCIÓN DEL
BEIT HA MIKDASH Y DE NUESTRA VIDA NACIONAL EN
ERETZ ISRAEL HABÍA INTERFERIDO CON NUESTRA TAREA
DE CONDUCIR AL MUNDO A UN CONOCIMIENTO DE
HASHEM. NACIONES GENTILES SE ELEVARON
TEMPORALMENTE EN NUESTRO LUGAR, TRAYENDO AL
MUNDO UN RÉGIMEN MATERIAL.”
En el exilio, Babilonia, Persia, Grecia y Roma impusieron sus
culturas sobre la humanidad, mientras que el gran mensaje
espiritual de Israel quedaba obscurecido. Fuimos un reino
desnudado de nuestra gloria, orgullo y Tierra. La idea de que
Israel fuera el centro de las naciones era un pensamiento
extravagante, como lo expresa el rey en El Kuzarí. De manera
acorde, éramos el más bajo de los pueblos, a merced de los
gentiles dondequiera que viviesen. Sin embargo, nuestra gloria
había de retornar. Si no a causa nuestra, entonces por la gloria de
nuestro Creador. “Así dice Hashem D-os: Yo no hago esto por
causa tuya, oh Casa de Israel, sino por causa de Mi Santo
Nombre, el cual habéis profanado entre las naciones adonde
vinistéis… Porque os tomaré de entre las naciones y os reuniré de
entre todos los países, y os traeré a vuestra propia Tierra.”
ESTA VISIÓN ES LA VISIÓN DE LA TORÁ QUE LO INCLUYE
TODO EN EL MUNDO. LA VERDAD SÓLO PUEDE SER
ENCONTRADA PERCIBIENDO UNA MATERIA EN TODA SU
PLENITUD. SI ES VISTA A UNA LUZ FRAGMENTADA, A
TRAVÉS DE CRISTALES QUEBRADOS POR POGROMS Y
CON UNA VISIÓN QUE HA SIDO MITIGADA POR LAS
PAREDES DEL GUETO, ENTONCES, EN VERDAD, ISRAEL
LUCE INSIGNIFICANTE AL SER COMPARADO CON LAS
GRANDES NACIONES DEL MUNDO. ESTA MISMA VISIÓN
FRAGMENTADA HIZO QUE LOS ESPÍAS SE SINTIERAN
COMO LANGOSTAS AL TENER ENFRENTE A LOS GIGANTES
DE HEVRÓN. ES UNA VISIÓN QUE NO VE LA CONEXIÓN
ESPECIAL DE HASHEM CON SU NACIÓN.
Hoy día, Israel ha retornado a su Tierra, re-establecido la
soberanía judía y logrado un éxito sin precedentes. Por primera
vez en cosa de dos mil años, tenemos un ejército poderoso capaz
de defender a nuestra Tierra de nuestros enemigos. Pero las
fotografías de hace setenta años cuentan una historia diferente —
la tragedia de un pueblo en ruinas, desgracia y derrota. Buscar la
verdad de Am Israel en una era o generación aisladas distorsiona
la unidad del todo. La Torá de Hashem es perfecta, abarcando
todas las generaciones y todos los tiempos. Después de un exilio
de dos mil años, el pueblo Judío ha retornado a donde
verdaderamente le pertenece, a Eretz Israel, al centro del mapa
internacional. Esta saga fenomenal de un pueblo que regresa a
vivir a su antigua tierra no es meramente sionismo, o política, o la
solución del “problema Judío”. El retorno del pueblo Judío a Israel
es la esencia más profunda de la Torá.
Encontramos en nuestros Sabios, que su memoria sea bendita,
una definición muy clara del final del Galut. En la Guemará,
después de toda una página de enumeraciones y cálculos
místicos, aparece una indicación muy obvia. Es un versículo del
libro de Ezequiel: “Mas vosotros, oh montes de Israel, daréis
vuestras ramas, y llevaréis vuestro fruto para Mi pueblo Israel;
porque cerca están para venir.” (Yejezkel/Ezequiel 36:8). Rashí
comenta que no puede haber un signo más seguro que este del
final del exilio. Son dos las partes de este versículo. Primero, a la
Tierra, que por tantos años estuvo desolada, se le ordena dar sus
frutos no a las naciones gentiles, sino a la nación de Israel. Esta
cosecha abundante se conecta con la reunión de los exilados en
la segunda parte del versículo, “porque están cerca para venir”.
LOS DOS FENÓMENOS ESTÁN SUCEDIENDO CLARAMENTE
EN NUESTRO TIEMPO. LA HISTORIA ES TESTIGO DE LA
DESOLACIÓN QUE DURANTE CERCA DE DOS MIL AÑOS
CARACTERIZÓ A ERETZ ISRAEL. EN UNA FAMOSA CARTA A
SU HIJO, AL POCO TIEMPO DE SU ALIYÁ A ISRAEL, EL
RAMBÁN SE EXPRESA TRISTEMENTE ACERCA DE LA
DESTRUCCIÓN DE LA TIERRA Y LA AÚN MAYOR
DEVASTACIÓN DE YERUSHALAIM.
Muchos años después, el escritor norteamericano Mark Twain
[Samuel Clemens] apunta en “Innocents Abroad” [“Inocentes en el
extranjero”], el diario que llevó de su visita a Eretz Israel, que los
caminos eran más rocosos que las colinas y describe la
desacostumbrada pobreza de la tierra. Eretz Israel fue
conquistada una y otra vez, pero sólo cuando sus hijos retornaron
ella dio de nuevo su fruto.

“En contraste con el Galut”, dijo Rav Tzvi Yehudá, “Eretz Israel es
nuestro lugar natural, normal y saludable. La manifestación
principal de la presencia de Hashem está en Eretz Israel. El lugar
principal de la profecía es Eretz Israel. El lugar principal de la Torá
es Eretz Israel. El Jafetz Jaim afirmó con su característica manera
práctica que el valor de un mandamiento que un Judío cumple en
Eretz Israel, como ponerse los tefilín, es veinte veces mayor que
el cumplimiento del mismo precepto fuera de la Tierra. En Eretz
Israel, el cumplimiento de un mandamiento es cónsono con
nuestras vidas. Hasta el canto sólo es posible en Eretz Israel, cual
está dicho, ‘¿Cómo cantaremos cántico de Hashem en tierra de
extraños?’ (Tehilim/Salmos 137:4).”
Rav Tzvi Yehudá apuntó a los escritos del Gaón Rabí Yehoshúa
de Kutna. El fue uno de los principales Sabios de la Torá de su
generación, así como el compilador de numerosas ‘responsas’ a
cuestiones de la ley, el Yeshuot Malko. En relación al retorno a
Zion que estaba ganando ímpetu en su tiempo, escribió: “No hay
duda de que esta es una gran Mitzvá, porque la reunión de los
exilados es el comienzo de la Geulá. Y especialmente dado que
ahora hemos visto una tremenda añoranza, tanto entre los no
creyentes, entre gente común, como entre los justos, estamos
casi seguros de que el espíritu de la redención ha florecido.”
(Responsa, Yeshuot Malko, Sección 66).

No hablar mal de la tierra de Israel

LA TIERRA EXPULSA A LOS QUE NO SON APTOS PARA VIVIR EN ELLA
EN CONTRASTE CON LA AÑORANZA POR ERETZ ISRAEL,
TAMBIÉN EXISTE UN FENÓMENO NEGATIVO DE HABLAR
MAL DE LA TIERRA. HARAV SHMUEL MOHLIVER, QUIEN
TRABAJÓ INTENSAMENTE POR LA CONSTRUCCIÓN DE
ERETZ ISRAEL Y POR LA ALIYÁ, FUE UN TZADIK Y UN GAÓN
DE LA TORÁ. RAV YITZHAK NISSENBAUM ERA SU
SECRETARIO Y CONTABA UNA HISTORIA EN NOMBRE DE
HARAV MOHLIVER. UN CIERTO JUDÍO TEMEROSO DE D-OS
ABANDONÓ ERETZ ISRAEL Y ESTABA ACOSTUMBRADO A
DECIR COSAS MALAS DE ELLA. HARAV MOHLIVER DIJO,
“ESTO NO TIENE SENTIDO. TODA LA TORÁ ESTA LLENA DE
ELOGIOS PARA ERETZ ISRAEL. ¿CÓMO PODRÍA UN JUDÍO
TEMEROSO DE D-OS DECIR LO OPUESTO DE LO QUE ESTÁ
ESCRITO EN LA TORÁ?”
Para explicarlo, relató una parábola: Un shiduj [matrimonio] fue
convenido una vez entre dos jóvenes. Antes del encuentro, la
muchacha se dio cuenta de que ya conocía al muchacho y le
resultaba claro que no era la pareja adecuada para ella. Sin
embargo, no quiso turbar al chico dejando de ir a su encuentro.
De modo que se apareció desgreñada y sucia, esperando que no
le agradaría. Esto es parecido a nuestro caso del Judío que fue
expulsado por la Tierra. Este es un signo de que algo le fallaba.
Sin embargo, Hashem ama a cada Judío y no quiere humillar a
alguien expulsándole directamente de Eretz Israel, de modo que
hace que la Tierra se muestre bajo una luz opuesta a la que la
persona espera (y la persona parece decidir por cuenta propia
dejar la Tierra). (HaRav Yitzhak Nissenbaum, “Rishonim L’Tzion”,
The Hebrew Edition, New York, 5681[1986], pp. 46, 20).
Gentes de este tipo son expulsadas amablemente de la Tierra,
dijo Rav Tzvi Yehudá. Ellas creen que están rechazando la Tierra
y no se dan cuenta que, en verdad, la Tierra las está rechazando.
“De manera similar, hay gente que argumenta en contra de la
aliyá a Eretz Israel porque cree que está colmada de peligros
físicos y espirituales.”
Rabí Shlomo Zalman Shragai, quien fuera responsable de
asuntos de aliyá en Eretz Israel, relataba que cuando vio a
jóvenes de Africa del Norte y Yémen corrompidos cuando venían
a Eretz Israel, le preguntó al Gaón, HaRav Zvi Pesaj Frank ztkl,
Rabí de Yerushalaim, si valía la pena y estaba permitido seguir
trayendo a estos Judíos a Eretz Israel o si, por el contrario, era
preferible impedirles que vinieran, “D-os no lo quiera. HaRav
Frank respondió: es una obligación traerlos. Si se tornan
corruptos, no eres responsable por ello. Primero que nada, los
Judíos tienen que venir a Eretz Israel. Después, hay que
proporcionarles los marcos adecuados. Aquí tenemos una clara
decisión halájica.
Al final del Tratado de Ketuvot (Ketuvot 112 B), se citan varios
temas relativos al amor que nuestros Sabios sintieron por Eretz
Israel. Rabí Aba besó las piedras de Acco. Y Rabí Jia bar Gamda
se adornó con su polvo. No se arrodilló simplemente a besar la
Tierra, se revolcó en el polvo, a fin de actualizar el versículo:
“Porque Tus siervos aman sus piedras, y del polvo de ellas tienen
compasión.” (Tehilim/Salmos 102:15).

Los Jalutzim y Eretz Israel

SI LA OBLIGACIÓN DE VIVIR EN ERETZ ISRAEL ES TAN CLARA, ¿CÓMO SE PUEDE EXPLICAR EL FENÓMENO QUE
LOS MODERNOS PIONEROS DE LA ALIYÁ Y EL ASENTAMIENTO NO FUERAN JUDÍOS RELIGIOSOS?
RAV TZVI YEHUDÁ DIJO QUE ESTA SUPOSICIÓN SIMPLEMENTE NO ERA VERDAD.
“Antes que nada, en nombre de la exactitud histórica, el
movimiento de la Geulá en nuestro tiempo no comenzó con Herzl,
sino con (el grupo religioso) Jivat Tzion, “Amor de Zion”. A la
cabeza de este movimiento estaban los talmidei jajamím de
inmensa y santa estatura, HaRav Tzvi Hirsh Kalisher y HaRav
Eliahu Guttmacher. Ambos hombres estaban agraciados con el
espíritu divino, y todas sus palabras y actos estaban dirigidos
hacia la Geulá de Israel. Más tarde, cuando se difundió el
movimiento, surgieron nuevos voceros y se desarrollaron nuevas
direcciones, con una multiplicidad de organizadores y protectores.
El Todopoderoso produjo estos eventos desde muchas
direcciones y fuentes. El Espíritu puede soplar hasta desde las
cuatro esquinas. El espíritu de Hashem viene de toda dirección: a
través del mundo físico; a través del fenómeno del anti-semitismo;
a través de los despertares nacionales de naciones extranjeras (y
de sus guerras); y también a través del lado secular de Am Israel.”
Una carencia general de conocimiento acerca de los inicios
religiosos del movimiento sionista ha llevado a una comprensión
distorsionada del sionismo y a muchas creencias equivocadas.
Tal vez la más dañina es la creencia de que los principales Sabios
de la Torá de la generación se opusieron al retorno del pueblo
Judío a Zion. Una investigación adecuada del tema merece un
capítulo aparte.

Los Guedolim y la Mitzva de Ishuv Haaretz

PARA UNA ULTERIOR DISCUSIÓN SOBRE LOS GUEDOLÍM
QUE ENFATIZARON LA GRAN MITZVÁ DE ESTABLECERSE
EN ERETZ ISRAEL, VÉASE EL LIBRO SHIVAT TZION, PARTE
2. SON PROMINENTES ENTRE ELLOS: EL BAAL SHEM TOV,
RABÍ NAJMÁN DE BRESLOV, EL GAÓN DE VILNA, EL JATÁM
SOFER, RABÍ AKIVA YOSEF SCHLESINGER, RABÍ AKIVA
EIGER, RABÍ TZVI HIRSCH KALISHER, RABÍ ELIYAHU
GUTTMACHER DE GRIEDITZ, EL MALBIM, RABÍ ISRAEL
YEHOSHÚA DE KUTNA, RABÍ ELJANAN SPEKTOR DE KOVNO,
RABÍ YEHOSHÚA LEIB DISKIN, EL NETZIV, RABÍ ELJANÁN
WASSERMAN (AUNQUE ESTE ÚLTIMO FUE UN ARDIENTE
OPOSITOR DEL SIONISMO SECULAR, ÉL DESTACÓ LA
GRANDEZA DE LA ORDEN DE LA TORÁ DE VIVIR EN ISRAEL
Y RECONOCIÓ EL FIN DEL EXILIO EN SU TIEMPO), EL REBE
DE PILOY, RABÍ YOSEF JAIM SONNENFELD, EL JAZÓN ISH,
EL REBE DE OSTROVTZA Y EL OR SAMEAJ.
“Rabí Shlomó HaCohen de Vilna (La cabeza del Beit Din de Vilna
y autor de las Responsa Binyán Shlomó) dijo que se sentía
turbado por cómo Rabí Jaim de Brisk y otros rabinos no tenían
más cuidado en sus duras declaraciones contra las masas de
Judíos. Cuando Herzl vino a Vilna, Rabí Shlomó HaCohen fue a
recibirlo con un rollo de la Torá y le concedió los honores debidos
a un rey. HaRav Abromsky me dijo: ‘Es bien sabido que la casa
de Rabí Shlomó estaba llena de sionismo.’ ”
“EL ADMOR DE GUR, EL SEFAT EMET, TAMBIÉN COMPARTE
CON NOSOTROS UNA SIMILITUD DE PENSAMIENTO Y UNA
SEMEJANZA EN NUESTRA RELACIÓN CON ERETZ ISRAEL.
ATENDIENDO A SU LLAMADO, MUCHOS HAREDÍM HICIERON
ALIYÁ A ISRAEL E INCLUSO FUNDARON ASENTAMIENTOS.
Siempre enfatizó que era una Mitzvá vivir en Eretz Israel. Los
hasidím de Gur estuvieron a la cabeza de todos los Jasidím
cuando se trató del asentamiento de Israel. También en la
dinastía de Ruzhin se dijeron muchas cosas agradables e
importantes acerca de Eretz Israel, pero nunca llegaron a
actualizarse en actos –el de ellos era un amor de tipo platónico–,
en contraste con el Rebe de Gur, quien fue un hacedor y quien
fomentó el asentamiento de la Tierra. Si hubiera habido muchos
como él la situación de Israel hoy en día luciría completamente
distinta.

¿PUEDEN LOS GEDOLIM COMETER ERRORES? CLARO QUE SI
Se hizo a menudo la pregunta, ¿cómo pudieron nada menos que
Gedolei Israel cometer un error en asunto tan serio como el
retorno de la nación judía a Israel? [¿Cómo pudieron algunos
oponerse al retorno a Eretz Israel?] HOY EN DÍA EXISTE UN MITO PREVALECIENTE EN EL
MUNDO DE LA TORÁ, QUE CONSIDERA INFALIBLES A LOS
SABIOS EN TORÁ Y PRETENDE QUE SUS DECISIONES
ESTÁN INSPIRADAS POR EL RUAJ HAKODESH, EL CUAL
POR DEFINICIÓN SIEMPRE ESTÁ EN LO CORRECTO. ESTA
CONCEPCIÓN EQUIVOCADA ESTÁ BASADA MÁS EN LA
FANTASÍA QUE EN EL CONOCIMIENTO DE LA TORÁ Y EN
UNA FAMILIARIDAD CON LA TRADICIÓN JUDÍA.
El capítulo cuarto del Levítico se ocupa de clases especiales de
ofrendas por pecado. Situadas entre las ofrendas están las de un
Kohén Gadol que peca y un Rey que peca, y las leyes de una
ofrenda por pecado para toda la congregación:
“Si toda la congregación de Israel hubiere errado, y el yerro
estuviere oculto a los ojos del pueblo [Los líderes], y hubieren
hecho algo contra alguno de los mandamientos del Eterno en
cosas que no se han de hacer, y fueren culpables; luego que
llegue a ser conocido el pecado que cometieren, la congregación
[haKahal] ofrecerá un becerro por expiación y lo traerán delante
del tabernáculo de reunión [lifnei Ohel moed].” (Vayikrá/Levítico
4:13-14).
El Tratado Horiot explica esto como un caso donde la mayoría del
Gran Sanhedrín comete un error y por causa de su error en el
decidir la ley una mayoría de la congregación igualmente
prevarica. Aquí, la Torá misma reconoce la posibilidad de que la
mayoría de los Guedolím cometa un error.

EL PECADO DE LOS ESPIAS MÁS DE UNA VEZ, RAV TZVI YEHUDÁ NOS RECORDÓ EL
TRÁGICO PECADO DE LOS ESPÍAS, QUIENES SE HABÍAN
REBELADO CONTRA HASHEM EN EL DESIERTO AL
NEGARSE A IR A ERETZ ISRAEL. ERAN LOS MÁS
DESTACADOS TALMIDEI JAJAMÍM DE LA ÉPOCA, LOS JEFES
DEL SANHEDRÍN, LAS CABEZAS DE LAS TRIBUS, CUYO
PECADO FUE TAN SEVERO QUE LA GENERACIÓN ENTERA
FUE CASTIGADA CON MUERTE EN EL DESIERTO. (MESILAT
YESHARIM, CAPÍTULO 11, EN LA DISQUISICIÓN SOBRE
‘HONOR’). NUESTROS SABIOS NOS INFORMAN QUE ESTE
PECADO FUE LA CAUSA DE LA DESTRUCCIÓN TANTO DEL
PRIMER BEIT HA MIKDASH COMO DEL SEGUNDO BEIT HA
MIKDASH. (TANJUMÁ, NÚMEROS, SHELAJ, 11-12). LA
SECUELA DE ESTE PECADO TODAVÍA EXISTE EN LA
NACIÓN Y HASTA TALMIDEI JAJAMÍM PUEDEN VERSE
AFECTADOS POR ELLA.
Al respecto, véase la opinión del Gaón de Vilna, traída en Kol
HaTor, Capítulo 5: “Este pecado de los espías pende sobre la
nación de Israel en cada generación.” Y también: “Cuán fuerte es
el poder de la Sitrá Ajrá que logró esconder de ojos de nuestros
santos padres los peligros de las kelipot [Las fuerzas del mal que
bloquean el flujo de Keddusha]; de los ojos de Avraham Avinu la
kelipá del Galut…y en el tiempo del Mashiaj, la Sitrá Ajrá ataca a
los guardianes de la Torá con ceguera total.” Asimismo, “muchos
de los pecadores en este gran pecado de ‘Y despreciaron la tierra
deseable [Tehilim 106:24]’ y también muchos de los guardianes
de la Torá, no sabrán o entenderán que están atrapados en el
pecado de los espías, que han sido absorbidos por el pecado de
los espías en sus muchas ideas falsas y pretensiones vacías,
cubriendo ellos sus ideas con la ya probada falacia de que la
Mitzvá de vivir en Eretz Israel ya no se aplica en nuestros días,
opinión esta que ya ha sido refutada por los gigantes del mundo,
los Rishoním y Ajroním.” (Ibid., loc. cit.). Véase también la carta
de Rav Eliahu Guttmacher al comienzo del libro “Em HaBanim
Semeja”, p. 13; también citado en las Responsa, Nefesh Jayá, de
Rabí Jaim Eliezar Vax, al final de Responsa I: “Podemos ver cuán
importante es esta materia, al punto que las kelipot atacan incluso
a los mayores Tzadikim a fin de negar este gran hecho (el
asentamiento de Israel. Porque todo el poder de las kelipot
depende del Galut. Con la cesación del Galut las kelipot llegan a
su fin.”
Ejemplos de Guedolím que erraron pueden encontrarse en la
Torá, los Profetas, la Mishná, la Guemará y en los escritos de los
Rishoním y Ajroním. Desde la caída del primer hombre, Adam, el
potencial de error ha sido un tema de la existencia humana. Aun
en el mundo de la Torá, la libertad de errar no es sólo una
posibilidad, sino un fundamento de crecimiento y libre voluntad,
como enseñan nuestros Sabios:“Un hombre no se para sobre las
palabras de la Torá a menos que se caiga en ellas.” (Guittin 43ª).
“Ciertamente, la redención no ha alcanzado todavía la
consumación. Muchas de las personalidades de la Torá se
retiraron de la causa sionista, e incluso lucharon contra ella,
porque querían que la redención fuera instantáneamente
completa. Ellos se apegaron a la idea que la redención tenía que
ser completa desde su inicio, lo opuesto de un proceso gradual
que debía ser llevado a su final cumplimiento. De tal suerte que
no podían aceptar una redención que se esparcía en muchas
direcciones, incluyendo caminos seculares repletos de apikorsím
y librepensadores que habían desechado el yugo de la Torá.
Como tampoco podían reconciliarse con el despliegue natural de
la redención en los acontecimientos terrenos.” (Véase la
entrevista con HaRav Tzvi Yehudá, Maariv, Erev Pesaj, 5743
[1983]. Véase también, de Rav Menajem Mendel Kasher,
HaTekufá HaGuedolá, p. 390).
“CUANDO EL REBE DE BELZ VINO EN ALIYÁ A ERETZ
ISRAEL, DIJO, ‘AHORA NOS DAMOS CUENTA DE QUE
ERRAMOS EN NUESTRO DISTANCIAMIENTO DE ERETZ
ISRAEL’. OTROS GUEDOLÍM TAMBIÉN SE ARREPINTIERON
DE ESTO. SI ESTE ARREPENTIMIENTO HUBIERA OCURRIDO
TREINTA AÑOS ANTES (EN LOS AÑOS QUE PRECEDIERON
AL HOLOCAUSTO), LA SITUACIÓN EN ERETZ ISRAEL
HUBIESE SIDO MUY DIFERENTE.”

Las desgracias que ocurrieron por no venir a Israel

“Mi padre, Harav Avraham Yitzjak Hacohen Kook ZTK”L, señalaba
que el comienzo del despertar sionista estuvo repleto de
incertidumbres, pero que hoy día no hay ningunas dudas y
contemplamos, a ojos vistas, los actos de Hashem revelados en la
reconstrucción de la Tierra. Se hace cada vez más claro que
aquellos que apoyaban el retorno a Zion estaban en lo justo.”
LOS SABIOS NOS ADVIERTEN QUE NUESTRO RECHAZO A SUBIR A ERETZ ISRAEL ES LA PRINCIPAL CAUSA DE LAS
DESGRACIAS QUE NOS OCURREN EN EL EXILIO
Rabí Yaakov Emdin escribe en la Introducción a su erudito Sidur
“Beit Yaakov”: “Cuando nos parece, en nuestra pacífica existencia
presente fuera de Eretz Israel, que hemos encontrado otro Eretz
Israel y otra Yerushalaim, esto, para mí, es la causa mayor, más
profunda, más obvia y directa de todas las destrucciones
espantosas, temibles, monstruosas e inimaginables que hemos
experimentado en la Diáspora.” (Sidur Beit Yaakov, Introducción,
p. 13).
Rabí Yehudá Jai Alkalai escribe en su Kol Kore: “Porque Israel no
se levantó para retornar a nuestra Tierra y a la heredad de
nuestros ancestros, comenzaron los decretos, las expulsiones y
las masacres, porque el asunto depende del arrepentimiento de
retornar a Eretz Israel.” (Rabí Yehudá Jai Alkalai, Kol Kore. Los
Escritos de Rav Alkalai).
EL MESHEJ JOJMÁ, ESCRITO POR EL OHR SAMEAJ, RAV
MEIR SIMJÁ HACOHEN DE DVINSK, AFIRMA QUE “SI UN
JUDÍO PIENSA QUE BERLÍN ES YERUSHALAIM…ENTONCES
UNA FURIOSA TORMENTA LE DESARRAIGARÁ EL
TRONCO…UNA TEMPESTAD SE ELEVARÁ Y ESPARCIRÁ SUS
OLAS RUGIENTES, Y TRAGARÁ Y DESTRUIRÁ, Y LO
INNUNDARÁ TODO SIN PIEDAD.” (MESHEJ JOJMÁ, PP. 191-2).
Estas materias fueron explayadas por nuestros rabinos años
antes del Holocausto. El Netziv, Rav Naftalí Tzvi Yehudá Berlín,
escribe lo siguiente en su Hagadá, sobre el versículo, “Y D-os nos
sacó con una mano fuerte”: “Los Judíos que no quisieron
abandonar Egipto murieron en los tres días de oscuridad. (Cuatroquintos
de los Judíos de Egipto murieron en la plaga de
oscuridad. Rashí, Exodo 13:18). Y debemos recordar todo esto
también en nuestro tiempo, cuando muchos Judíos niegan
nuestra redención futura, pueda ella venir pronto, pero Hashem
reinará sobre nosotros con una mano fuerte.”

“NUESTRO MAESTRO, EL GAÓN DE VILNA, KADOSH ISRAEL,
CON PALABRAS ACUÑADAS EN LLAMAS, ACONSEJÓ A SUS
ESTUDIANTES IR EN ALIYÁ A ERETZ ISRAEL Y FOMENTAR
ULTERIORMENTE LA REUNIÓN DE LOS EXILADOS
También son dignas de atención las palabras del Gaón de Vilna,
registradas en Kol HaTor. El dice que si nos dedicamos a realizar
la Geulá mediante el esfuerzo humano, ejemplificado por el
retorno del pueblo Judío a Zion, entonces no tenemos que temer
las advertencias de nuestros Sabios relativas a un gobernante
cuyos decretos serán más duros que los de Hamán. (Sanhedrín
97 B). Empero, advirtió, si el pueblo Judío no regresa a Eretz
Israel de su propio acuerdo, entonces Hashem obrará nuestro
retorno a través de los severos decretos de los gentiles que nos
gobiernan en las tierras de nuestra dispersión.
“Nuestro maestro, el Gaón de Vilna, Kadosh Israel, con palabras
acuñadas en llamas, aconsejó a sus estudiantes ir en aliyá a
Israel y fomentar ulteriormente la reunión de los exilados. Más
todavía, él alentaba a sus estudiantes a apresurar el fin revelado
y la consumación de la redención mediante el asentamiento de
Eretz Israel. Casi todos los días nos hablaba con tremor y
emoción, diciendo que en Zion y Yerushalaim habría un refugio y
que no debíamos retrasar la oportunidad de irnos. Quién puede
articular, o quién puede describir, la magnitud de la preocupación
de nuestro maestro cuando nos dijo estas palabras, con su Ruaj
HaKodesh y con lágrimas en sus ojos.” (Kol HaTor, final del
Capítulo Cinco).
Y FINALMENTE, VARIOS AÑOS ANTES DEL HOLOCAUSTO,
HARAV AVRAHAM YITZJAK HACOHEN KOOK PREVIÓ EL
HORROR QUE ESTABA POR VENIR.
Durante un discurso pronunciado en la sinagoga Jurvá de
Yerushalaim, en Rosh Hashaná, en el año 5694 [1934], varios
años antes de la Segunda Guerra Mundial, dijo: “Si cesare el
santo fervor y el deseo de redención exaltada que brota de él; y si
desapareciere el natural sentimiento humano por una
nacionalidad y la añoranza por la vida honorable de la nación, los
enemigos de Israel vendrán y sonarán un shofar en nuestros
oídos que llame a nuestra redención. Ellos nos fuerzan a oír la
voz del shofar. Ellos suenan una alarma y disparan un cañón en
nuestros oídos, y no nos conceden descanso en el Galut. Este
shofar de una bestia impura se transformará en el shofar del
Mashiaj. Amalek, Hitler y otros como ellos despiertan la redención.
Y aquel…que no quería oír porque sus oídos se habían tapado,
oirá…por la coerción absoluta, oirá.” (Los Ensayos de Rav
Avraham Yitzhak HaCohen Kook, p. 269).

Llego el momento de dejar el Galut

“HAY SITUACIONES EN LAS QUE ES DIFÍCIL SEPARARSE
DEL GALUT”, EXPLICÓ RAV TZVI YEHUDÁ KOOK. “NO
OBSTANTE, EL TIEMPO HA LLEGADO PARA EL REVIVIR DE
NUESTRA NACIÓN Y PARA LA REDENCIÓN DE NUESTRA
TIERRA”.
“El fin revelado ha llegado, cuando ‘vosotros, oh montes de
Israel, daréis vuestras ramas, y llevaréis vuestro fruto para mi
pueblo Israel; porque cerca están para venir’ (Yejezkel/Ezequiel
36:8; Sanhedrín 98ª). El tiempo para el retorno de Israel a Zion se
acercó, causando el renacimiento de la Tierra. Pero a medida que
llega el tiempo para nuestra partida de la oscuridad del Galut, se
producen situaciones parecidas a la del esclavo hebreo que
rechaza la libertad y dice, ‘yo amo a mi señor, a mi mujer y a mis
hijos, no saldré libre’ (Shemot/Exodo 21:5). Los Judíos se
enamoraron del Galut y se negaron a venir de vuelta a Eretz
Israel.
PERO LA DIÁSPORA NO PUEDE CONTINUAR PARA
SIEMPRE. LA DIÁSPORA ES LA PEOR PROFANACIÓN DE
HASHEM QUE EXISTE, COMO LO HALLAMOS EN EZEQUIEL:
‘Y CUANDO LLEGARON A LAS NACIONES ADONDE FUERON,
PROFANARON MI SANTO NOMBRE, DICIÉNDOSE DE ELLOS:
ESTOS SON PUEBLO DEL ETERNO, Y DE LA TIERRA DE EL
HAN SALIDO.’ (YEJEZKEL/EZEQUIEL 36:20).”
¿Qué comunidad judía de la Diáspora no encara el peligro
potencial descrito por el Rambam en su carta, a saber, que con el
paso del tiempo tanto la Torá, la religión, como la vida judía se
verán amenazadas?
Uno tiene que buscar a lo largo y a lo ancho por una comunidad
judía próspera fuera de Eretz Israel, cuyas raíces se remonten a
más de ciento cincuenta años. ¿Dónde están los otrora magnos
centros religiosos de Rusia, de Europa, de Africa del Norte o de
España? A veces, eran los Judíos los que eran aniquilados. Otras,
en lugares como Rusia, la religión fue destruida. En muchos sitios,
tanto los Judíos como el judaísmo resultaron barridos.
HOY EN DÍA, A TRAVÉS DE AMÉRICA, MUCHAS DE LAS
PROMINENTES COMUNIDADES JUDÍAS DE ANTAÑO SON
ZONAS PELIGROSAS INACCESIBLES. EDIFICACIONES QUE
UNA VEZ ALBERGARON A SINAGOGAS HAN SIDO
CONVERTIDAS EN IGLESIAS. LA ASIMILACIÓN EN
NORTEAMÉRICA ESTÁ EN EL SESENTA POR CIENTO. EN
EUROPA Y SURAMÉRICA EL ÍNDICE ES AÚN MÁS ALTO.
CONTRASTANDO CON ESTO, LA OBSERVANCIA DE LA TORÁ
EN ERETZ ISRAEL VA EN AUMENTO Y LA ASIMILACIÓN
APENAS EXISTE.
El hecho de que exista un movimiento sionista secular, o un
gobierno Judío secular en Israel, no contradice de manera alguna
la afirmación que nuestra redención está aconteciendo ahora,
porque las etapas iniciales de la redención no dependen de la
observancia de la Torá, sino del deseo de Hashem de terminar
con la profanación de Su Nombre causada por la Diáspora.

La mentira desaparecera

LOS REINOS DE LA MENTIRA ESTAN CERCANOS A SU DESAPARICION
“Todos los reinos de la oscuridad destinados a desaparecer en el
futuro ya están temerosos de esta inevitabilidad y ahora se
yerguen convulsos en sus últimos espasmos de vida. La
Guemará, en Sanhedrín, nos cuenta que un cierto cristiano le
preguntó a Rabí Abahu, ¿cuándo llegará el Mashiaj? El rabino le
respondió, cuando la vergüenza de estas gentes quede al
descubierto. (Sanhedrín 99ª). Las gentes a las que se refiere son
los seguidores del Nazareno. Cuando fue izada la bandera del
Estado de Israel colapsaron todas las doctrinas del Vaticano
sobre el Judío excluido y miserable.Volvimos a nuestra Tierra y se
hizo patente que ‘El que es la Gloria de Israel no mentirá, ni se
arrepentirá’ (Shemuel Alef/Samuel I 15:29).”
“Nuestros Sabios nos dicen que no hay diferencia entre nuestros
tiempos y la era mesiánica, excepto en lo relativo a la
subyugación a los reinos gentiles. (Berajot 34 b). Hemos
erradicado la dominación extranjera sobre la Tierra, la Tierra está
en nuestras manos y en este aspecto somos parte de la era
mesiánica. Obviamente, todavía no hemos alcanzado la
perfección de la Geulá completa. El significado pleno de la Geulá
aparecerá cuando la mayoría de nuestros millones de Judíos
more en la Tierra.”
“LA REUNIÓN DE LOS EXILADOS, LA CONSTRUCCIÓN DE ERETZ ISRAEL Y EL ESTABLECIMIENTO DEL ESTADO DE
ISRAEL HAN BORRADO SUSTANCIALMENTE LA MANCHA DEL GALUT.
La Geulá está enfrentando al Galut y está superándola. Ya hemos
alcanzado un grado de redención, aunque no es completo. La
imperfección del Galut no puede ser anulada combatiendo
directamente contra ella. El Galut se parece a una sombra que
sólo puede borrarse con luz, y con más luz de Geulá iluminando
aquí, con una magna Kedushá y la anuencia del ‘soplo’ santo.
Pero en un sentido general, estos períodos en los que vivimos son
los estadios en desarrollo del tiempo de la Geulá.”
“LA GUEMARÁ HABLA DE TZADIKIM QUE NO CREEN.
(¿QUIÉN ESCARNECIÓ EL DÍA DE LAS COSAS PEQUEÑAS?
(¿QUIÉN HIZO QUE LA MESA DE LOS TZADIKIM FUESE
MALOGRADA EN EL TIEMPO POR VENIR? LOS DE MENTE
MEZQUINA ENTRE ELLOS, QUE NO TENÍAN FE EN EL
TODOPODEROSO. [SOTÁ 48B].
‘De mente mezquina, con fe [Emuná] pequeña’, dice Rashí). Hubo
gente en la época del Segundo Beit ha Mikdash que rememoraba
la grandeza del Primer Beit ha Mikdash y lamentó la situación de
su tiempo. También hoy, entre ciertos grupos, hay una ausencia
de Emuná en la Providencia de Hashem sobre los
acontecimientos de nuestro tiempo. Hay aquellos que dicen que lo
que está sucediendo hoy en día es la obra del Satán.
Personalmente, no estoy en contacto con el Satán. Nada tengo
que ver con él en absoluto. Nuestros Sabios dicen que ‘uno debe
dispararle flechas al Satán’ (Kidushín 81A). Nosotros creemos que
todo lo que está sucediendo ahora es obra de Hashem. La
Guemará nos dice que si existe una situación agrícola como la
que encontramos hoy en Eretz Israel [Basado en la Profecía de
Ezequiel 36:8], este es el fin revelado. No somos Karaítas que no
creen en la ley oral, así como tampoco negamos esta guemará.”

Tambien en el Shivat Tzion de Ezra hubo criticas

AL IGUAL COMO HAY SABIOS DE LA TORÁ QUE
CUESTIONAN HOY DÍA LA MANERA EN QUE HASHEM ESTÁ
DEVOLVIENDO A SUS HIJOS A ZION, ASÍ TAMBIÉN EN EL
TIEMPO DE EZRA LOS SABIOS CRITICARON LAS OBRAS DE
HASHEM. EL TODOPODEROSO HACE LO QUE LE PLACE,
CUANDO LE PLACE, DE LA MANERA QUE LE PLACE Y NO
NECESITA NUESTRA APROBACIÓN.
Rav Tzvi Yehudá enfatizó esto señalando a Jóresh [Ciro], el rey
gentil responsable de retornar a Zion a los Judíos exilados. La
profecía de Isaías contiene un versículo interesante: “Así dice el
Eterno a su ungido [le’meshijó], a Jóresh [Ciro]…”
(Yeshayahu/Isaías 45:1). Por ende, ¿Jóresh es llamado Mashiaj
(ungido)? Véase la Meguilá 12A.
Sin embargo, la intención, como lo explicó Rav Kook, es
[significar] que Joresh era una chispa de Mashiaj. Todo el valor y
gran éxito de Jóresh provino de la ayuda de Hashem, como está
escrito: “…a Jóresh, al cual tomé Yo por su mano derecha, para
sujetar naciones delante de él y desatar lomos de reyes; para
abrir delante de él puertas, y las puertas no se cerrarán”
(Yeshayahu/Isaías idem). Aquí el Todopoderoso revela que todo
viene de El, “Por amor de mi siervo Yaakov, y de Israel mi
escogido, te llamé por tu nombre; te puse sobrenombre, aunque
no me conociste. Yo soy el Eterno, y ninguno más hay; no hay Dos
fuera de Mí. Yo te ceniré, aunque tú no me conociste, para que
se sepa desde el nacimiento del sol, y hasta donde se pone, que
no hay más que Yo, que formo la luz y creo las tinieblas, que hago
la paz y creo la adversidad. Yo el Eterno soy el que hago todo
esto.” (Yeshayahu/Isaías 45:4-7).
TODO EN EL MUNDO, SUBRAYÓ RAV YEHUDÁ, EN EL CIELO
COMO EN TODA LA TIERRA, VIENE DE HASHEM, COMO
ESTÁ DICHO, “YO EL ETERNO SOY EL QUE HAGO TODO ESTO.”
En la época del Segundo Beit ha Mikdash, el Todopoderoso utilizó
a un rey gentil para retornar a Zion a sus hijos exilados. “Yo lo
desperté en justicia, y enderezaré todos sus caminos; él edificará
Mi ciudad, y soltará mis cautivos, no por precio ni por dones, dice
el Eterno de las Huestes.” (Yeshayahu/Isaías 45:13). Hubo gente
que no concordó con este modo de restaurar las cosas. Pensaban
que la Geulá debía venir de un modo más santo, así como el Beit
ha Mikdash debía ser construído de una manera más adecuada.
Empero, Hashem tiene muchos shlijím [Envíados, Mensajeros] y
El hace lo que quiere. El Rey Herodes, un gentil, usurpó el trono
de Israel por la fuerza, asesinó a todos los rabinos, salvo a Rabí
Babá ben Buta, a quien tan sólo quitó la vista (Babá Batra 3 B-4ª),
y sin embargo Hashem le permitió reconstruir el Segundo Beit ha
Mikdash y reedificar la ciudad de Yerushalaim.
“También hoy Hashem está causando conflictos tremendos en el
mundo y haciendo caer a gobernantes de sus tronos, como en el
tiempo de Jóresh. Hashem expulsó a los turcos, que gobernaban
la Tierra, y los remplazó con otros [Los Ingleses], que
reconocieron nuestro derecho a esta Tierra. ¿Es todo esto
casualidad? ¿La anarquía aciaga de la naturaleza? No. Esta es la
mano oculta de Hashem. El profeta Isaías proclamó: ‘Sordos, oíd,
y vosotros, ciegos, mirad para ver. ¿Quién es ciego, sino Mi
siervo? ¿Quién es sordo, como Mi mensajero que envié? ¿Quién
es ciego como Mi escogido, y ciego como el siervo del Eterno?’
(Yeshayahu/Isaías 42:18-19).

¿No es Hashem quien maneja el curso de la historia y dejó a judíos seculares construir las bases del Ishuv?

MUCHOS TALMIDEI JAJAMÍM QUE SE LLAMAN SIERVOS DE
HASHEM SON LOS QUE ESTÁN CIEGOS. ES UNA AGONÍA.
INCLUSO SABIOS EN TORÁ QUE SE LLAMAN MENSAJEROS
DE HASHEM Y ÁNGELES DEL SEÑOR, SON ELLOS LOS QUE
ESTÁN SORDOS. ‘QUE VE MUCHAS COSAS Y NO ADVIERTE,
QUE ABRE LOS OÍDOS Y NO OYE’ (IBID. 42:20). HAY TANTAS
COSAS QUE VER Y OÍR. SED TRANQUILOS, MEDITATIVOS Y
ESCUCHAD. ENTONCES VERÉIS AL TODOPODEROSO,
QUIEN SE DISIMULA A SÍ MISMO EN LOS
ACONTECIMIENTOS QUE SE DESPLIEGAN EN EL MUNDO.”
“Hashem es el Creador del mundo y el Creador de naciones y
reinos, y nada hay además de El. El ocasiona los grandes
sobresaltos, como está dicho en Daniel: ‘El muda los tiempos y
las edades; quita reyes, y pone reyes; da la sabiduría a los sabios,
y la ciencia a los entendidos. El revela lo profundo y lo escondido;
conoce lo que está en tinieblas, y con El mora la luz. Suyos son el
poder y la sabiduría.’ (Danyel/Daniel 2:21-22,20).
“No hay misticismo en ver la mano guiadora de Hashem en los
acontecimientos de nuestro tiempo. Todo esto es claro, prueba
visual de lo divino. Nuestra Tierra Santa, que se encontraba
paralizada en la modorra, está mostrando sus poderes. Ella
comenzó a despertar durante todas las guerras que hicieron
erupción en estos últimos cincuenta años y que terminaron con el
dominio turco de la Tierra. Gracias a D-os, la Tierra está ahora en
nuestras manos. Hasta el Monte del Beit ha Mikdash está bajo
nuestro control.”

“ESCUCHÉ DE RABÍ ARYÉ LEIB, EL HIJO DEL JAFETZ JAIM,
QUE CUANDO SU PADRE OYÓ SOBRE LOS
ASENTAMIENTOS QUE HABÍAN SIDO FUNDADOS EN ERETZ
ISRAEL, EN REHOVOT, RISHÓN L’ZION Y HADERA, DIJO EN
YIDISH: ‘HE AQUÍ LA COSA (LA GEULÁ) YA HA COMENZADO’.
EL JAFETZ JAIM ERA UN GAÓN Y UN SANTO, E IGUALMENTE
ESTABA ALERTA Y DESPIERTO ANTE TODOS LOS
ASUNTOS. EL CONOCÍA EL NIVEL ESPIRITUAL DE UNA
PORCIÓN DE LOS COLONOS EN LOS NUEVOS POBLADOS.
NO OBSTANTE, RECONOCIÓ QUE EL NUEVO
ASENTAMIENTO DE ERETZ ISRAEL PERTENECÍA AL
PROCESO DE REDENCIÓN.”

“El secularismo no disminuye la Kedushá esencial del Estado.”
(Jatám Sofer, Responsa, Vol. 6:190; Rabí Moshé Sopher,
Hashmatot: “Y Eliyahu el profeta corrió delante de Ahav, que
había infringido la Torá entera, [para honrarle]; y aun así es
conveniente concederle [a Ahav] respeto excepcional, porque esta
es una Mitzvá que trasciende la comprensión racional [honrar
incluso a un dirigente injusto de Israel], y quien la transgrede es
considerado un pecador, como la persona que no se ponen los
tefilín.”).

“NUESTROS SABIOS EXPLICAN EN LA GUEMARÁ QUE TODO
EL MATERIAL UTILIZADO EN LA EDIFICACIÓN DEL BEIT HA
MIKDASH QUEDÓ SANTIFICADO SÓLO LUEGO DE HABER
SIDO PUESTO EN SU LUGAR. CONSTRUIMOS CON LO
SECULAR Y SEGUIDAMENTE SANTIFICAMOS.
¿Por qué es así? Porque la Torá no fue dada a los ángeles
regidores. Rashí explica que cuando estaban edificando el Beit ha
Mikdash, compraban todos los materiales de construcción con
dinero no santo; o tomaban a crédito todos los requisitos de la
construcción para, después de terminada ésta, hacerlo todo
Kadosh. (Meilá 14A y 14B). Esto se puso en práctica porque
nuestros Sabios se dieron cuenta de que durante el proceso los
trabajadores se sentarían a la sombra del edificio para descansar
del sol, beneficiándose así (indebidamente) de algo que había
sido dedicado exclusivamente para el uso del Santuario.”
“El Beit ha Mikdash fue construído de este modo y este es el
camino por el que se desenvuelve la redención de Israel, en
etapas, poco a poco. Al igual como las piedras empleadas en la
edificación del Beit ha Mikdash no fueron santificadas, así también
la construcción de Eretz Israel se realiza por parte de todos los
segmentos de la nación de Israel, por los justos y los menos
justos. Construimos con los no santos, aun cuando esto cause
complicaciones y problemas, y, poco a poco, todos los problemas
desaparecerán y la santificación de Hashem aparecerá a una luz
cada vez más grande.”
“El Gaón de Vilna, el rabino de Israel en las generaciones
anteriores, describe esta situación bajo una luz dramática,
quemante. Dice: ‘Desde que la Casa Santa fuera destruida,
nuestro espíritu y nuestra corona partieron, y sólo nosotros
permanecimos, el cuerpo sin el alma. Y el exilio hacia fuera de la
Tierra es una tumba. Los gusanos nos circundan y no tenemos el
poder de salvarnos. Ellos, los idólatras, son ellos quienes devoran
nuestra carne. En cada lugar hubo grandes sociedades y
Yeshivot, hasta que decayó el cuerpo y los huesos se
esparcieron, una y otra vez. Aun así, siempre quedaban algunos
huesos, los talmidei jajamím de la nación israelita, los pilares del
cuerpo –hasta que estos mismos huesos se pudrieron y
únicamente quedó un desperdicio rancio, que a su vez se
desintegró en polvo, nuestra vida convertida en polvo.” (Likutei
HaGrá, al final de Sifra D’Tzniuta).

El Galut y la impureza
“EN EL GALUT ESTAMOS EN UN CEMENTERIO”, DIJO RAV
TZVI YEHUDÁ. “NUESTRA KEDUSHÁ ESTÁ EN LA IMPUREZA
DE LAS TIERRAS GENTILES. GUSANOS Y LOMBRICES NOS
DEVORAN. DURANTE DOS MIL AÑOS HEMOS ESTADO EN
UN LUGAR DE LOMBRICES Y GUSANOS. ALLÍ NOS
CIRCUNDAN Y ABARCAN. LAS PERSECUCIONES Y
POGROMS DE LOS GENTILES, LAS CULTURAS GENTILES Y
SUS MUNDOS ESPIRITUALES SON LAS LOMBRICES Y
GUSANOS QUE SE HARTAN DE NUESTRA CARNE Y
CARCOMEN NUESTRO ESPÍRITU Y KEDUSHÁ. ESTA ES LA
REALIDAD DEL GALUT.
No hay absolutamente compatibilidad alguna entre impureza y
Kedushá. No hay punto de contacto entre ellas. Sólo una
oposición incisiva, una oposición drástica, la una separada de la
otra por un orden cosmológico. Así, durante miles de años, las
lombrices y gusanos nos corroyeron. De acuerdo a las santas,
sensibles y duraderas palabras del Gaón de Vilna, la carne es lo
que más fácilmente se consume. Pero cuando los gusanos
alcanzan los huesos, [esto es,] los talmidei jajamím, nuestra
fuente de poder espiritual, el bloque más estanco y sólido que nos
conecta con la eternidad de Israel cuando el roído continúa, y el
absurdo (del Galut) y su maleficio alcanza, D-os no lo quiera,
nuestros huesos, entonces hay una amenaza extrema a nuestra
supervivencia, una situación espantosa y horripilante.”
El Gaón de Vilna concluye: “Y ahora nos estamos levantando
hacia una resurrección de los muertos. Despertando. Levantando
del polvo. Y un espíritu exaltado se asentará sobre nosotros. El
final del Galut está revelado. El Guardián de Israel ni se amodorra
ni duerme. La Geulá está obligada a aparecer. (Los muertos que
vio Ezequiel eran una metáfora. Sanhedrín 92B. Una metáfora:
‘Les señalaba’, dice Rashí, ‘que el Galut era como un muerto que
retorna a la vida. De igual manera, Israel volverá del Galut.’). Los
muertos retornan a la vida. Y hasta los malhechores, que son
llamados muertos mientras viven (de acuerdo a Berajot 18B),
vuelven para regresar arrepentidos.” (Véase Responsa del
Maharashdam, Oraj Jaim, 17).
La conquista del Kotel en 1967

EL DIA EN QUE CONQUISTAMOS EL KOTEL
“Es imposible olvidar ese día (el 28 de Iyar, 5727 [1967])”,
rememoró Rav Tzvi Yehudá. “Ya en los últimos días la situación
en la ciudad se había vuelto tensa. Muchos de los estudiantes de
la Yeshivá se habían alistado en la guerra. El segundo día de la
semana, el 26 de Iyar, un estudiante se me acercó cuando
caminaba al rezo matutino en la Yeshivá. Me dijo que la guerra
había comenzado y que la Liga Arabe se jactaba que conquistaría
toda Yerushalaim. Me llegaban rumores sobre batallas en los
suburbios de la ciudad. Un amigo me telefoneó y contó, en
nombre de HaRav Shlomo Goren, Rabino Principal de las Fuerzas
Armadas de Israel, que unidades del Tzahal estaban avanzando y
acercándose a la Ciudad Antigua de Yerushalaim. Eran estas
noticias que hacían temblar los nervios. A cada hora la
expectativa aumentaba. ¡Uno de los estudiantes alistados corrió
hasta la Yeshivá durante un receso de una hora y anunció que
mañana, con ayuda del Todopoderoso, nuestros comandos
llegarían al Kotel! Todos nosotros quedamos llenos de esperanza
y temblor. Al cuarto día de la semana, un oficial tocó la puerta de
mi casa. Había venido con un mensaje de HaRav Goren. ‘El Rav
está invitado por el Rabino Principal del ejército a venir al Kotel’,
anunció. ‘Un carro blindado espera abajo’.”

“HARAV DAVID COHEN, EL NAZIR, ZTK’L, SE NOS UNIÓ EN
EL TRAYECTO. TAMBIÉN ÉL HABÍA SIDO INVITADO POR SU
YERNO, HARAV GOREN. EL CARRO DEL EJÉRCITO
AVANZABA LENTAMENTE ENTRE LAS ALEGRES
MULTITUDES QUE COLMABAN LAS CALLES DE LA CIUDAD,
MILES DE GENTES CANTANDO Y BAILANDO. MUCHOS DE
ELLOS TENÍAN LÁGRIMAS EN SUS OJOS POR LA
LIBERACIÓN DE YERUSHALAIM.”
“En el camino, el oficial me dijo que al momento de alcanzar los
comandos el perímetro del Kotel un soldado, estudiante de
nuestra Yeshivá, saltó a las piedras en el tope del Muro e izó la
bandera israelí sobre las alturas del Kotel. Su comandante le
prometió una recompensa por su acción y le pidió que declarase
lo que quería. ‘El mayor honor para mí’, respondió, es que vayan
a trer a nuestro maestro, Ha Rav Tzvi Yehudá HaCohen Kook, el
Rosh Yeshivá de Mercaz HaRav.’”
“EL OFICIAL TAMBIÉN NOS DIJO QUE HARAV GOREN HABÍA
SIDO DE LOS PRIMEROS EN ALCANZAR EL KOTEL, DE CARA
AL FUEGO DE FRANCOTIRADORES ÁRABES QUE HABÍAN
CONTINUADO DISPARANDO DESDE SUS ESCONDRIJOS.
AGARRÓ UN SEFER TORÁ EN UNA MANO Y UN SHOFAR EN
LA OTRA. LUCHADORES QUE HABÍAN SOBREVIVIDO A
BATALLAS FURIOSAS LLORARON COMO NIÑOS CUANDO
OYERON EL SONIDO DEL SHOFAR DEL RABINO PRINCIPAL.
ADMIRARON SU VALENTÍA DE CORAZÓN Y SU
AUTOSACRIFICIO, AL HABER PERMANECIDO TODO EL
TIEMPO A LA CABEZA DE LA BATALLA CON LOS COMANDOS
QUE HABÍAN IRRUMPIDO DESDE EL MONTE DE LOS OLIVOS
HASTA EL KOTEL.”
“Muchos de nuestros hombres fueron heridos en la carga. A mi
pregunta de a través de qué puerta de la Ciudad Antigua habían
llegado al Kotel, la voz familiar de un soldado de nuestra Yeshivá
respondió: ‘Baruj Hashem, todas las puertas están abiertas.’ Otro
estudiante, rabino en el ejército, corrió hacia mí en el Kotel y me
dijo que había recibido permiso del comando del ejército para
celebrar la plegaria de Minjá ante el Muro. ¡Fue el primer rezo
nacional en el Kotel después de una separación de mil
novecientos años! Una plegaria que era total entrega a Hashem.
Todos los ojos estaban llenos de lágrimas. Los soldados se
postraron en el suelo frente al Kotel. Otros introdujeron sus dedos
entre las piedras del Muro. Todo el mundo cantó el Salmo 126,
‘Cuando el Eterno hiciere volver la cautividad de Zion, seremos
como los que sueñan’ (Tehilim/Salmos 126:1).”

“ANTES DE ABANDONAR LA CIUDAD LIBERADA, FUI
ENTREVISTADO POR REPORTEROS ISRAELÍES Y
EXTRANJEROS DE RADIO Y TELEVISIÓN ELLOS QUERÍAN
SABER MI OPINIÓN SOBRE LO QUE HABÍA ACONTECIDO.”
“HE AQUÍ”, LES DIJE, QUE ANUNCIAMOS A TODO ISRAEL Y A
TODO EL MUNDO QUE POR ORDEN DIVINA HEMOS
REGRESADO A NUESTRA CASA, A NUESTRA CIUDAD
SANTA. ¡DE ESTE DÍA EN ADELANTE, NUNCA NOS
MOVEREMOS DE AQUÍ! ¡HEMOS VUELTO A CASA!”

Los Guedolei Israel y la Guerra por Eretz Israel
RAV TZVI YEHUDÁ QUERÍA QUE LA LECCIÓN DE LOS
ESPÍAS FUESE CLARA. LA TORÁ ES ETERNA. LA TORÁ NO
CAMBIA. LO QUE ERA VERDAD EN EL TIEMPO DE MOSHÉ
RABENU ES VERDAD PARA NOSOTROS HOY DÍA. LOS
ESPÍAS SE REBELARON CONTRA HASHEM AL NEGARSE A
OBEDECER SU ORDEN DE IR Y CONQUISTAR ERETZ
ISRAEL. LA FALTA DE EMUNÁ QUE SU MOTÍN EXPRESABA
FUE UN PECADO MUCHO MAYOR QUE EL PECADO DEL
BECERRO DE ORO, POR EL CUAL SÓLO TRES MIL
PERSONAS FUERON CASTIGADAS. A CAUSA DEL PECADO
DE LOS ESPÍAS, TODA LA GENERACIÓN DE HOMBRES
PERECIÓ EN EL DESIERTO.
Este gran error no se limitó a las masas, sino que incluyó a los
Guedolím de Israel, como lo explica Rav Moshe Jaim Luzzato en
Mesilat Yesharim: “Ellos temieron una disminución de su honor,
no fuera que, al entrar a la Tierra, dejaran de ser príncipes de
Israel y otros fuesen nombrados en su lugar.”
TRÁGICAMENTE, MUCHA DE NUESTRA GENTE COMETE EL
MISMO ERROR HOY DÍA. NO SE DA CUENTA DE QUE VIVIR
EN ERETZ ISRAEL NO ES UN ASUNTO DE ELECCIÓN
PERSONAL. ES LA BASE SUBYACENTE DE LA TORÁ.
DE LA MISMA MANERA QUE LAS MITZVOT DE KASHRUT,
SUKOT Y TEFILÍN CONSTAN DE MUCHOS DETALLES, ASÍ
TAMBIÉN LA MITZVÁ DE VIVIR EN ERETZ ISRAEL TIENE
MUCHAS FACETAS DIFERENTES. EN SU FUNDAMENTO
ESTÁ UNO DE LOS PRECEPTOS MÁS DIFÍCILES DE LA TORÁ,
UNA ORDEN MILITAR.
CIERTAMENTE, EL TEMA DE LA GUERRA NO ES UN TÓPICO
PLACENTERO. LA PERSPECTIVA DE TENER QUE LIBRAR
UNA GUERRA, AUN EN DEFENSA DE LA TIERRA Y LA VIDA,
ES UN ASUNTO DIFÍCIL DE ENCARAR. NO OBSTANTE, LA
GUERRA ES UNA FACETA DE LA VIDA, DE LA TORÁ Y DE
NUESTRA REDENCIÓN QUE DEBE ENFRENTARSE Y
COMPRENDERSE.
El exilio de cerca de dos mil años, sin una tierra propia o un
ejército Judío, alteró nuestra orientación en materia de guerra. Sin
los medios de defendernos, adoptamos una autoimagen de
víctimas. La guerra era vista como algo que pertenecía a los
gentiles. Nosotros habíamos de ocuparnos de la Torá. Guerra y
religión eran vistas como opuestos. La idea de que un rabí, un
talmid jajám, un hombre dedicado a la Kedushá y al servicio de
Hashem, podía estar conectado de cualquier manera con armas,
matanza y los horrores de la guerra, ni siquiera se planteaba.
SIN EMBARGO, UNA MIRADA A LA TORÁ, A NUESTRA
HISTORIA Y NUESTROS SABIOS, MUESTRA CLARAMENTE
LA DISTORSIÓN DE ESTA MANERA DE PENSAR Y CUÁN
LEJOS NOS DESVIAMOS DE NUESTROS ANCESTROS.
ADEMÁS DE SER EL TZADIK Y TALMID JAJÁM MÁS SANTO
DE NUESTRA NACIÓN, MOSHÉ RABENU ERA EL
COMANDANTE EN JEFE DEL EJÉRCITO ISRAELÍ.
Por causa de su exaltada Kedushá, él tuvo que dejar a su esposa
y trasladar su tienda fuera del campamento del pueblo, sin por ello
dejar de conducir a la nación en la guerra. Rashí nos dice que en
la guerra con Amalek, el ejército de Moshé fue presa del
cansancio y necesitó apoyo en castigo por no haber dirigido la
batalla él mismo. Esta conexión entre los guedolei Israel y el
ejército aparece una y otra vez en nuestra historia. Yehoshúa,
Shimshón y el Rey David fueron todos ellos dirigentes de nuestra
nación, guardianes de la Torá y comandantes de los ejércitos de
Israel. Rabí Akiva apoyó las batallas de Bar Kojva y llegó a cargar
sus armas. Y el Rambam nos dice que el Mashiaj restaurará todo
Israel a la Torá y librará las guerras de Israel. Aunque las guerras
se libran sólo por necesidad, si la ocasión lo exige la Torá nos
ordena ir a la guerra.
¡EL TZAHAL, LAS FUERZAS ARMADAS DE ISRAEL, ES UN
PRECEPTO DE LA TORÁ! RAV TZVI YEHUDÁ NOS ENSEÑÓ A
VER ESTA RELACIÓN ENTRE TORÁ Y GUERRA BAJO SU
VERDADERA LUZ. ES HASHEM EN SU ASPECTO DE SEÑOR
DE LAS GUERRAS, QUIEN TRAE LA GEULÁ, COMO LO
AFIRMA LA GUEMARÁ: LA GUERRA ES TAMBIÉN EL
COMIENZO DE LA REDENCIÓN.
“Venid y poseed. ¿Cómo se practica este precepto?”, preguntó
Rav Tzvi Yehudá. “Si es necesario, mediante una guerra librada
para conquistar la Tierra –sea que esto nos agrade, sea que
vaya contra nuestra naturaleza y espíritu. Baruj Hashem, nosotros
no escogemos tal o cual de entre las Mitzvot, como lo hacen
ciertos Judíos ‘ortodoxos’. Si fuera posible conquistar la Tierra sin
derramar sangre, ciertamente que esto sería mejor. Esto es obvio.
Empero, hasta el fin de los días, cuando nación no levantará la
espada contra nación, muchas veces no tenemos otra elección
que la de actuar con nuestros soldados y ejército. Realizamos
este mandamiento: Mantener Eretz Israel en nuestras manos.”
“Entrar a la Tierra no es asunto simple. Otros pueblos y naciones
viven aquí, y hay variados conflictos con ellos. Los hijos de Israel
sabían que dejaban Egipto para ir a Yerushalaim, de modo que
los hijos de Israel fueron bien guarnecidos. ¿Cuál es el significado
de ‘guarnecidos’? Rashí explica: pertrechados con armas. Hemos
de prepararnos para el conflicto militar. Este conflicto tiene niveles
y el más severo de ellos es una Miljemet Mitzvá, una situación en
la cual la Torá nos ordena librar la guerra. ¿Cuál es el criterio de
una guerra obligatoria? Su significado principal es liberar la Tierra,
de modo que, en su sentido fundamental, el concepto de una
guerra ordenada por la Torá está ligado a entrar en la Tierra; así
lo explicó el Rambán, afirmando que esta Tierra tiene que estar
en nuestras manos, bajo nuestra soberanía y gobierno activos y
no bajo la égida de ninguna otra nación.”
“ES OBVIO QUE ESTABLECERNOS A LO LARGO DE ERETZ
ISRAEL ESTÁ ENTRELAZADO CON EL
CONFLICTO MILITAR Y LA GUERRA”.
“Yo tuve noticia de varios informes sobre la reacción del Jafetz
Jaim ante los Judíos que servían en las fuerzas armadas de los
gentiles. Indicó que sería un buen entrenamiento y preparación
para luego servir en nuestro ejército. Había jóvenes que evitaban
servir en ejércitos extranjeros. El punto de vista del Jafetz Jaim,
es en verdad una lección saludable. El les dijo: ‘Dentro de un
breve tiempo vendrá el Mashiaj y tendremos un Estado, y un
Estado precisa un ejército. ¿Esperaréis hasta entonces para
aprender a ser soldados? Ahora tenéis la oportunidad de
aprender a luchar. Esto es muy importante para nosotros.
Hashem del Mundo está disponiendo esta práctica para
prepararos al servicio en nuestro ejército.”
“No todos entendieron esto. En las últimas generaciones, Hashem
se ha manifestado como Hashem de la Guerra. El hizo que
sirviéramos en los ejércitos gentiles y a partir de allí varios Judíos
se convirtieron en expertos en estrategia y arte militar en nuestro
propio ejército. Todo esto es obra del Señor del Mundo, Quien
proclama a las generaciones desde el comienzo.”
“¿QUIÉN FUE EL ORIGINADOR DE LA POSTURA MILITAR DE
ISRAEL? MOSHÉ RABENU. LA ESTRUCTURA DEL EJÉRCITO
DE ISRAEL VIENE DE LA TORÁ. COMO PARTE DE SU
DOCTRINA Y ENSEÑANZA, MOSHÉ HUBO DE CONDUCIR LAS
GUERRAS DE LA TORÁ.”
“Al prepararse para la guerra, Moshé ordena pasar la lista de
todos los que están al servicio de Israel, una cuenta estadística
dotada de la integridad de su cuerpo físico. Abarca el exaltado
espíritu de Israel y a la Shejiná, junto con los requisitos prácticos
de un ejército en su sentido más básico, así es que la nación de
Israel encara la realidad de entrar a la Tierra.”
“Al retornar…a la Tierra de nuestros ancestros, este Eretz
HaKodesh de nuestras vidas, no tomamos de los árabes que
moraban aquí en la desolación de la Tierra ninguna patrón de
gobierno, porque ellos no tenían ninguno aquí. Más bien,
retornamos a la Tierra con el colapso del gobierno extranjero que
gobernó temporalmente sobre ella.”
“Igualmente, y se trata de algo que no todo el mundo conoce, no
los expulsamos de sus residencias aquí en nuestra Tierra,
herencia de nuestros ancestros… Antes bien, ellos mismos —
fuera por cobardía o miedo exagerado, o por la invención de
esquemas políticos y la multiplicación de mentiras, y la creación
de ‘campamentos de refugiados’ a ojos del mundo, cercano y
lejano– huyeron de varias áreas donde vivían.” (HaRav Tzvi
Yehudá Kook, en la proclamación pública, “¡Vosotros
Conoceréis!”).
“Los dirigentes de las naciones gentiles también saben que Eretz
Israel pertenece a la nación de Israel. Incluso en el Qur’an y otros
libros del Islam, se menciona que esta Tierra pertenece a los
Judíos y que al final de los días los vástagos de Avraham, Yitzjak
y Yaakov retornarán a su heredad.
EL RAMBAM, EN SU CLÁSICA OBRA DE HALAJÁ, EL MISHNÉ
TORÁ, DEJA MUY EN CLARO LA OBLIGACIÓN DE
VIVIR EN ERETZ ISRAEL.
EN LAS LEYES DE REYES Y SUS GUERRAS, CAPÍTULO 5, ÉL
DETALLA LA PROHIBICIÓN EN CONTRA DE ABANDONAR
ERETZ ISRAEL PARA MORAR FUERA DE LA TIERRA,
DESCRIBE EL GRAN AMOR DE LOS SABIOS POR LA TIERRA
Y CITA A LA GUEMARÁ EN KETUVOT [110b], LA CUAL
AFIRMA: EN TODOS LOS TIEMPOS, UN JUDÍO DEBIERA VIVIR
EN ERETZ ISRAEL, AUN EN UNA CIUDAD DONDE LA
MAYORÍA SEA IDÓLATRA Y NO VIVIR FUERA DE LA TIERRA,
AUN EN UNA CIUDAD DONDE LA MAYORÍA DE LOS
RESIDENTES SEA JUDÍA.
¿Por qué el Rambam, no incluye en las 613 Mitzvot asentarse en Eretz Israel?

La pregunta de por qué el Rambam no pone vivir en Israel en la
lista de los 613 preceptos es más una discusión filosófica que
halájica ya que, como lo puntualizó Rav Tzvi Yehudá, la aparición
o no aparición de un precepto en la lista no tiene, en sí misma,
significación halájica, puesto que los mandamientos y la
obligación de cumplirlos provienen de la Torá y no de las diversas
listas. Las listas no determinan los preceptos que cumplimos, lo
hace la Torá. Hay instancias en que los mandamientos no
aparecen en la lista, porque son mandamientos que abarcan a
toda la Torá, como el mismo Rambam explica en su introducción
al Séfer HaMitzvot; o porque se derivan de un decreto rabínico; o
porque no eran prácticas en el momento en que se elaboró la
lista. Al responder a la pregunta, Rav Tzvi Yehudá procedía a
clarificar la metodología del Rambam relativa a la enumeración de
preceptos en su lista, tal como fue establecida por el Rambam en
su introducción.
“LA RAZÓN POR LA CUAL EL RAMBAM NO PONE VIVIR EN
ISRAEL EN LA LISTA DE TARYAG [613] MITZVOT NO RESIDE
EN QUE PIENSE QUE SEA MENOS QUE UNA MITZVÁ, ¡ÉL
PIENSA LO OPUESTO! ES MÁS QUE UNA MITZVÁ.”
“El Rambam estableció catorce fundamentos por las cuales
ciertos mandamientos no están incluidos en la lista, como los
preceptos de ordenanza rabínica, los cuales obedecen a una
categoría distinta a los mandamientos de la Torá. Igualmente, un
mandamiento que está por encima del valor normal de los
preceptos, no se incluye en la lista.”
“Y he aquí asimismo que el Rambam, que no lo incluyó en la lista
de 613 Mitzvot, no lo hizo porque tuviera menos valor que las
otras Mitzvot; más bien, por estar por encima del valor habitual. Y
también porque, de acuerdo a los fundamentos subyacentes del
Séfer HaMitzvot, los preceptos que abarcan la totalidad de la Torá
no se incluyen en la lista.” (HaRav Tzvi Yehudá HaCohen Kook,
L’Netivot Israel, Yerushalaim, 5727[1967], Parte I, p. 117).
En la Introducción al Séfer HaMitzvot del Rambam, la Regla
Cuatro afirma: “Los mandamientos que afectan a todas las Mitzvot
de la Torá no están incluídos (en la lista).” A título de ejemplo, él
menciona la orden de la Torá, ‘Seréis santos’, que explica cual
significando ‘observar toda la Torá’ y por consiguiente no la
cuenta como una orden separada.
Lo mismo sucede también con la Mitzvá de vivir en Eretz Israel.
Es una Mitzvá ‘omniabarcante’, no simplemente porque más de
un tercio de los preceptos sólo puede cumplirse en Eretz Israel y
por ende, obviamente, uno debe vivir en Eretz Israel para
observar verdaderamente la totalidad de la Torá. Sino porque
vivir en Eretz Israel es algo más que esto. Es una Mitzvá de la
cual depende la totalidad de la Torá, por encima y más allá de los
preceptos específicos a la Tierra. No sólo pensó el Rambam que
vivir en Eretz Israel es un mandamiento de la Torá, él hasta pensó
que era un fundamento primordial de nuestra fe y un pilar de la
Torá entera.
EN SU SÉFER HAMITZVOT, EL RAMBAM ENFATIZA LA
CENTRALIDAD DE ERETZ ISRAEL PARA LA TORÁ, EN
RELACIÓN AL PRECEPTO POSITIVO DE LA SANTIFICACIÓN
DEL MES NUEVO. A LO LARGO DE UNA ELABORADA
EXPLICACIÓN, DEJA EN CLARO QUE SON LOS JUDÍOS DE
ERETZ ISRAEL LOS QUE CONSTITUYEN LA NACIÓN JUDÍA.
INCLUSO SI LA MAYORÍA DE LOS JUDÍOS ESTÁN EXILADOS
DE LA TIERRA, NO SON LOS CENTROS DE TORÁ FUERA DE
LA TIERRA EL CORAZÓN DE LA NACIÓN, SINO LOS SIMPLES
JUDÍOS QUE VIVEN EN ERETZ ISRAEL.
ESTO SE ILUSTRA CON EL CÁLCULO DEL CALENDARIO
JUDÍO, EL CUAL SÓLO PUEDE SER ESTABLECIDO POR LOS
JUDÍOS DE ERETZ ISRAEL, SIN IMPORTAR SU CONDICIÓN
EN LA TORÁ.
Rav Tzvi Yehudá nos guió a través de un entendimiento paso a
paso de este muy profundo concepto, el cual “no todo rabino
conocía”. Explicó que el cálculo de la luna nueva, y de ahí el de
los meses y los años, y el de las fechas en que acontecen las
festividades sólo puede hacerse en Eretz Israel. Esto era
ejecutado por testigos, los cuales, después de una observación de
la luna nueva, viajaban a Yerushalaim a testimoniar ante el Beit
Din. Cuando los Sabios vieron que la persecución y el dominio
extranjero sobre Israel amenazaban con alterar la línea de la
ordenación rabínica (Smijá) transmitida por Moshé a los sucesivos
dirigentes de cada generación, ellos santificaron para todos los
tiempos el calendario que hoy utilizamos.
El Rambam deja en claro en el Séfer HaMitzvot, en relación al
Mandamiento positivo 153, que trata del establecimiento de los
meses, que este cálculo sólo puede hacerse en Eretz Israel:
“¡Sabed! Que esta contabilidad de los meses que calculamos hoy
día, conociendo por ella el comienzo de los meses y las
festividades, no está permitido hacerla excepto en Eretz Israel,
exclusivamente…y aquí yace un fundamento muy primordial [que
surge] de los axiomas de nuestra creencia, el cual no fue
conocido o entendido sino entre los estudiosos más profundos de
la Torá. Hoy en día, sólo hacemos esta contabilidad para saber el
día que establecieron los Judíos que vivían en Eretz Israel, ya que
a partir de su contabilidad calculamos y establecemos hoy día los
meses, mas no a partir de nuestra observación de la luna nueva.
Basamos nuestro cálculo sobre su especificación y no sobre la
nuestra. Y nuestra contabilidad no es más que una sustanciación
de sus palabras.”
EL RAMBAM AÑADE: “SI PUDIÉRAMOS SUPONER, POR
EJEMPLO, QUE LOS HIJOS DE ISRAEL DESAPARECIERAN
DE ERETZ ISRAEL –NO QUIERA D-OS TODOPODEROSO
HACER ESTO NUNCA, YA QUE EL YA HA PROMETIDO NO
BORRAR O EXTIRPAR TODOS LOS SIGNOS DE LA NACIÓN–,
ENTONCES TODO NUESTRO CÁLCULO DE LOS MESES NO
NOS AYUDARÍA PARA NADA, DE NINGUNA MANERA EN
ABSOLUTO, PORQUE NO ESTAMOS CAPACITADOS PARA
HACER LOS CÁLCULOS FUERA DE ERETZ ISRAEL…COMO
LO EXPLICAMOS, ‘PORQUE DE ZIÓN SALDRÁ LA TORÁ’
(YESHAYAHU/ISAÍAS 2:3).”
EL JATÁM SOFER EXPLICA EL PROFUNDO IMPORTE DE LO
QUE DICE EL RAMBAM. “SI, D-OS NO LO QUIERA, NO
HUBIERA NI SIQUIERA UN SOLO JUDÍO VIVIENDO EN ERETZ
ISRAEL, AUN HABIENDO JUDÍOS QUE VIVIESEN FUERA DE
LA TIERRA, ESTO SERÍA LA DESTRUCCIÓN DE LA NACIÓN
ENTERA, D-OS NO LO QUIERA.
El Rambam sostuvo que los tiempos de los años y de los meses y
de las festividades calculados por los Rishoním eran válidos sólo
si había en Eretz Israel al menos un cierto número de vinicultores
y granjeros que pudieran determinar la llegada del ‘tiempo’…Y de
no ser esto así, entonces el cálculo y santificación efectuados por
los antiguos Sabios no tendrían efecto y toda la Torá sería nula,
D-os no lo quiera, y no habría ninguna nación de Israel, D-os no lo
quiera, y nuestra existencia como nación quedaría totalmente
destruida, D-os no lo quiera. Pero nuestro Creador prometió que
esto no habría de ser.”
¡No sólo pensaba el Rambam que vivir en Eretz Israel era una
Mitzvá; sintió además que era una Mitzvá en la que estaba
basada la totalidad de la Torá! Rav Tzvi Yehudá explicó este
punto ulteriormente citando una guemará: “Esto se hace claro al
final del Tratado de Berajot, en relación a Rabí Janiná, el hijo del
hermano de Rabí Yehoshúa, un talmid jajám que descendió de
Eretz Israel al Galut. En ese tiempo, la nación estaba en un
estado lastimoso y muchos Guedolei Israel se quedaron fuera de
Eretz Israel. Rabí Janiná era un dirigente de la generación y un
gigante de la Torá. El comenzó a intercalar años y a determinar
los inicios de los meses nuevos fuera de Eretz Israel. Esto es algo
completamente prohibido. Por consiguiente, dos talmidei jajamím
fueron enviados desde Eretz Israel para luchar contra esto. A su
llegada a Babilonia tomaron parte en ceremonias oficiales y no
revelaron el propósito de su visita. Fueron recibidos con grandes
honores. Gradualmente, empezaron a mostrar su oposición.
FINALMENTE, ENTRARON A UNA ASAMBLEA
MULTITUDINARIA Y DECLARARON A LOS JUDÍOS DE
BABILONIA: ‘HE AQUÍ SOIS UNA MAGNA CONGREGACIÓN.
PODÉIS SER INDEPENDIENTES. NO NECESITÁIS DE ERETZ
ISRAEL. NO NECESITÁIS EL MONTE MORIÁ.’ SU SARCASMO
FUE DELIBERADAMENTE HIRIENTE A FIN DE IMPACTAR A
LOS JUDÍOS BABILÓNICOS. ‘Y TAMBIÉN TENÉIS AQUÍ A
RABÍ AJIA. QUE AJIA CONSTRUYA UN ALTAR Y QUE JANINÁ
TOQUE EL ARPA. ¡PERO SABED QUE SI OS SEPARÁIS DE LA
CENTRALIDAD DE ERETZ ISRAEL NO TENÉIS PORCIÓN EN
EL D-OS DE ISRAEL!’ (BERAJOT, 63 A Y 63 B).”
Rav Tzvi Yehudá subrayó que “separarse uno de la centralidad de
Eretz Israel en la vida judía y en la Torá es herejía.” “La Guemará
concluye: Inmediatamente la gente rompió en lágrimas y dijo, ¡Dos
no lo quiera, sí tenemos una porción en el D-os de
Israel!…Porque de Zion saldrá la Torá y de Yerushalaim la palabra
del Señor.”
ASÍ, EL RAMBAM ENFATIZA QUE VIVIR EN ERETZ ISRAEL ES
UNO DE LOS PRINCIPIOS FUNDAMENTALES DE NUESTRA
CREENCIA. CUALQUIER COMPRENSIÓN DE LA TORÁ QUE
NO SITÚE A ERETZ ISRAEL EN EL CENTRO DE LA VIDA
JUDÍA ES UNA DOCTRINA FALSA Y HERÉTICA. UN ESTUDIO
EN PROFUNDIDAD DEL RAMBAM REVELA QUE ÉL NO
CONSIDERA VIVIR EN ERETZ ISRAEL COMO ALGO
PERIFÉRICO A LA NACIÓN. AL CONTRARIO, ÉL VE EL
ASENTAMIENTO DE LOS JUDÍOS EN ISRAEL COMO UN
FUNDAMENTO NECESARIO DE LA TORÁ, COMO UN
FUNDAMENTO DE AM ISRAEL.